Las hermanas Palmieri, abriendo caminos futboleros desde Hernando

"Yaya" y Melisa, pioneras con la camiseta de Libertad y destacadas en Villa María. Hoy juegan para que sus hijos tengan las oportunidades que ellas no tuvieron.
WhatsApp Image 2020-07-24 at 16.15.43
Las hermanas Palmieri, pioneras del fútbol de Hernando. - Foto: Gentileza.

Y ahí van, rumbo a la cancha. Como cuando eran unas niñitas o como cuando eran adolescentes. Ahí van, han pasado los años, ahora tienen hijas e hijos, y siguen yendo a jugar al fútbol.

Y ahí van las hermanas Palmieri acumulando sueños futboleros; antes las tenían a ellas como protagonistas, ahora tienen a las futuras generaciones de jugadoras. Ahí van, con su historia y su presente, anhelando un futuro futbolero para su Hernando.

“Somos de familia muy deportistas”, comienza a contarle a La Nueva Mañana Melisa Palmieri, de 33 años, y rápidamente quiere nombrar a su hermana Marianela: “Tengo una hermana menor que le gusta mucho el fútbol, con ella iniciamos un grupo de fútbol femenino en el Deportivo Libertad”.Palmieri Hernando
Esa hermana a la que hace referencia es la popular “Yaya”, una legendaria jugadora de la zona. No sólo de Hernando y alrededores, sino que también es muy reconocida en el fútbol de Villa María, donde el año pasado fue la goleadora de la Liga con 30 conquistas. Además, en algún momento se habló que desde Boca Juniors la tenían en carpeta.

“Ella me incentivó a jugar”, expresa Melisa sobre “Yaya”, que el año pasado fue noticia en la liga villamariense al convertir en un partido para Argentino ocho goles. Y a Meli se le infla el pecho de orgullo: “Mi hermana Marianela fue muy reconocida por sus logros y premiada aquí en Hernando... Mi hermana es pionera del fútbol femenino, rompió barreras y desde Hernando empezó a jugar en otras localidades, dándose a conocer como goleadora en los campeonatos”.

RECORTE YAYA PALMIERI
Y ahí van las dos, con sus ganas de jugar al fútbol. Ahí van Meli, con la camiseta “5” u “11”, y Yaya siempre con la “10”. Ahí van por las calles de Hernando donde se tuvieron que bancar que “el fútbol es solo para hombres”, pero hicieron oídos sordos y formaron junto a otras chicas un grupo para jugar a la pelota. Si se trata de eso, de jugar, de divertirse, de llenarse con el deporte.

Las Palmieri fueron compañeras de una adolescente Catalina Primo, hoy jugadora de la UAI Urquiza, seleccionada nacional y campeona de la Liga cordobesa con Racing de Nueva Italia. “Claro, jugamos con la Catita”, dicen.

WhatsApp Image 2020-07-24 at 16.13.25
Ellas son de Hernando, juegan en Libertad, club que pionero del fútbol femenino en la zona. Hay más de 30 chicas jugando en esa institución, de todas las edades.

Pero en la Liga de Río Tercero no hay torneo oficial. A comienzo de año se presentó un proyecto en la Liga riotercerense y estaba con expectativas de que pronto hubiera un anuncio. Por ahora nada y encima la pandemia frenó todo. 

“Cata Primo pasó por nuestro club en los comienzos. Afortunadamente ella se pudo dedicar al fútbol”, dice orgullosa Melisa, pero agrega con cierta melancolía: “Mi hermana y yo tuvimos que interrumpir ese sueño, porque después formamos una familia, llegaron los hijos, pero pasaron unos años y retomamos al fútbol”.WhatsApp Image 2020-07-24 at 16.13.01
Y ese retorno fue con todo. Porque aparte de vestir la casaca naranja de Libertad de Hernando, también participan de la Liga villamariense con la casaca del Club Deportivo Argentino; y este año ambas habían sido tentadas para sumarse a Alumni de Villa María.

Siguen jugando, la pandemia les pausó todo, pero no se detienen. Esperan que la pelota vuelva a correr en el terreno de juego para salir tras ella. Y jugar, jugar, jugar... Y aunque todo esté pausado, ellas no detienen sus sueños futboleros. “El fútbol para nosotras significa unión, compañerismo, respeto, valores, pasión, dedicación...”, enumera Melisa, mientras aclara que “esto pensamos las dos hermanas”; y agrega: “El deporte  significa transcender y crecer como persona”. Por eso le contagian esa pasión a sus hijos. 

Marianela trabaja en un empresa de maní, mientras que Melisa lo hace en un empresa de servicios agropecuarios. La “Diez” tiene dos hijas, sus “princesas”; y Meli tiene tres hijos. Dos de ellos siguen sus pasos futboleros: Benjamín, de 7 años, y Agustina de 13. Agustina también juega en Libertad y algunos clubes han tomado nota de la zurdita. “Quiero que mi hija llegue a lo más alto junto a mi hijo. No dejamos de soñar, creo que los sueños se cumplen. Agustina y Benjamín son dos hermanitos que aman el fútbol como lo amamos mi hermana y yo... Ellos sueñan con ser futbolistas, y espero que lo que nosotras no pudimos, ellos tengan la posibilidad”.

 Y ahí van, las dos, anhelando un próximo partido de fútbol.

gisel arrietaCon complicidad de mamá y hasta que convenció a papá, forja sueños futboleros
sportivo fLa pandemia frenó el inicio del fútbol femenino en San Francisco
Mariana Gonzalez PEÑAROL FEMENINOLa invitación a jugar que le cambió la vida a Mariana González
Eb Abrazos de Casas y Primo a BlockLa historia detrás de un penal atajado en una final inolvidable

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"