Arroyito profundiza la tarea de recuperación de residuos urbanos

Suplementos 20/11/2020 Por Juan Pablo Casas
La creación de una cooperativa de recicladores, la separación de residuos, el acondicionamiento del vertedero son acciones que el municipio de Arroyito impulsa para mejorar las condiciones ambientales.
arroyito01 © Municipalidad de Arroyito

Suple 25 - Vida Sustentable XV
 

La ciudad de Arroyito es un polo de desarrollo económico muy importante para la provincia. Su poderío industrial y el intenso crecimiento poblacional hacen que su impacto sobre el ambiente sea una cuestión cada vez más significativa.
La Municipalidad de la localidad del departamento San Justo realiza desde hace varios años un trabajo en función de eso y de lograr un cambio en la mentalidad de los vecinos. Lelia Imhof, del Área de Ambiente y Energía, explicó este trabajo que se lleva adelante con distintas acciones como la formación de una cooperativa de reciclado.
“Nosotros estamos reciclando residuos desde hace tiempo y se intensificó este año, desde mayo, tratando de formar una cooperativa. Estamos en ese proceso y tenemos la doble función de generar puestos de trabajo. Por un lado, mejorar la calidad de vida de las personas que estaban trabajando ahí y por el otro, reciclar los residuos da la ciudad”, explicó la funcionaria.

“Tenemos la doble función de generar puestos de trabajo. Por un lado, mejorar la calidad de vida de las personas que estaban trabajando ahí y por el otro, reciclar los residuos de la ciudad”.

-¿Por qué se decidió ir por este camino?

-A partir de diciembre, con la nueva gestión del intendente Gustavo Benedetti se planteó como uno de los objetivos del área de Ambiente, que se creó a partir de este año, el manejo integral de los residuos sólidos urbanos. Lo primero que se hizo fue un diagnóstico y un plan de gestión, se analizaron todas las posibilidades y se empezó a llevar a cabo en la práctica desde principios de año.

-¿Están formando además una cooperativa para este fin?

-A fines de abril, principio de mayo, con el comienzo de la cuarentena, se llegó a un acuerdo con ocho integrantes para una futura cooperativa de recicladores urbanos. La idea es que como ellos venían trabajando de manera informal en el predio, comenzaran a formalizar su situación y regularizar la parte de selección de reciclado porque en la ciudad tenemos seis puntos verdes, que a principios de marzo, como no sabíamos cuánto iba a durar la cuarentena, lo primero que se hizo fue cerrarlos, ya que el personal municipal se redujo. Luego decidimos reabrirlos y comenzamos a trabajar con los recicladores y a formalizar el mecanismo. Pusimos mucho esfuerzo, hicimos cosas para el compostaje, juntamos aproximadamente unas 20 toneladas en las fosas que se están compostando, y de materiales debe haber 130 toneladas entre cartón, hierro, plástico duro, papel archivo, latas y casi todos los componentes. Así hemos pasado de casi 0.5, 0.7 por ciento de reciclado a una cantidad cercana al 10 por ciento y ahora superamos esa marca, pasar de la nada al volumen del 10 por ciento pensando que Arroyito tiene 40 mil habitantes, la cantidad de residuos domiciliarios es muchísima”.

Imhoff01 © Municipalidad de Arroyito
Lelia Imhof, funcionaria del Área de Ambiente y Energía. ( Fotos: Gentileza Municipalidad de Arroyito)

-¿Con qué cuentan para llevar adelante esa tarea y qué buscan con esto?

-Tenemos dos prensas hidráulicas, queremos darles mejores condiciones a los recicladores, la idea es que cada tres semanas carguemos un camión de 60 fardos, entre 12 y 15 mil kilos, podamos ir desprendiéndonos de la fosa de enterramiento, todavía no llegamos a ser un vertedero controlado, pero es una fosa con mucho equipamiento y con mucho control. Fue en una de las cosas en las cuales se trabajó, porque no es una fosa tradicional, se trata de enterrar todos los días, con un enterramiento controlado, lo cual también  permite un mejor manejo ecológico-ambiental. 

“La idea fue agrupar a todos los trabajadores informales del reciclaje bajo una misma entidad para mejorar sus condiciones de empleo, de seguridad, y que puedan vender los materiales a un mejor precio”.

-¿Cuáles son los siguientes pasos en esta tarea?

-El próximo paso va a ser el vertedero, para lo cual se ha hecho una inversión mucho mayor, tenemos el compromiso de la empresa Arcor para pasar a otro terreno. Otra de las cosas que el intendente Benedetti propuso, en tratativas con la Secretaría de Ambiente de la Provincia, para incluir a Arroyito al consorcio de algunas municipalidades que existe y pasar a nuestro predio de 15 hectáreas el vertedero para esos municipios y, de esa manera, le damos una vida útil de más largo plazo, porque el que tiene ahora de dos hectáreas y medio es muy poco lugar. 

-¿Existe un Plan de Forestación también?

-También estamos en un plan de forestación, porque la fosa, cuando entramos al gobierno estaba muy descontrolada. Entonces, una vez que esté acomodado el terreno, que fijemos los circuitos y las mejoras de trabajo para el reciclado, tenemos que comenzar con las cortinas forestales, que parte también del mismo plan de cierre del predio.

-¿Sienten que era de gran necesidad sumarse definitivamente a este camino?

-Fue la visión del intendente cuando me convoca a participar para formar el área. Pensamos lo mismo, es algo que todos los gobiernos necesitan en todo nivel y en toda escala. Hay gobiernos que están mucho más avanzados, por ejemplo, Buenos Aires que está reciclando el 90 por ciento de su basura. Es una ciudad que tiene cerca de cuarenta cooperativas y un gran número de personas que viven de eso en dichas cooperativas, es muy grande porque el volumen es muy grande, pero además porque hace muchísimo tiempo que empezaron. Otra de las apuestas que queremos hacer además de los puntos verdes es tener la recolección diferenciada en origen, comenzamos con un barrio de prueba y el año que viene trataremos de expandirlo a toda la ciudad. Eso implica un servicio diferente en el circuito de recolección.

Gustavo Benedetti junto a un cargamento de material recuperado. © Municipalidad de Arroyito
Gustavo Benedetti junto a un cargamento de material recuperado.

-¿Cómo cambió la mentalidad de los vecinos con esto?

-Algo que noté este año, pese a que es muy difícil cambiar las costumbres, es que muchas organizaciones, ONG´s y vecinos están muy comprometidos con este tema, de hecho, por presión de los vecinos, es que se abrieron los puntos verdes. Uno, con el coronavirus, trata de ser lo más cauteloso posible como todo el mundo, pero cuando vimos que no había casos (comenzaron hace poco en Arroyito) decidimos abrirlos con el trabajo también de los empleados municipales.

El desarrollo de mejoras urbanas a partir del reciclado de residuos

La Municipalidad de Arroyito fue seleccionada para participar junto a otros 9 municipios de la provincia de Córdoba en un proyecto que financia CONICET y que se ejecuta a través de la Asociación de Vivienda Económica (AVE) y el Centro Experimental de Vivienda Económica (CEVE). El mismo promueve el desarrollo de un modelo de gestión que favorecerá la producción de componentes constructivos a partir del reciclado de residuos, destinado a mejoras habitacionales o urbanas. 

Una propuesta superadora

A fines de abril el intendente Gustavo Benedetti supervisó la primera venta de material reciclado obtenido en los Puntos Verdes de la ciudad. A través del Área de Ambiente y Energía, se concretó esa operación con más de 15.000 kilos de cartón. A partir de ese hecho se conversó con los trabajadores vinculados a la actividad del Predio de Residuos Sólidos Urbanos con el objetivo de conformar una cooperativa de trabajo. La idea fue agrupar a todos los trabajadores informales del reciclaje bajo una misma entidad para mejorar sus condiciones de empleo, de seguridad, y que puedan vender los materiales a un mejor precio.

La separación de residuos urbanos es una tarea indispensable para una ciudad en crecimiento y comprometida con el ambiente. La integración de la cooperativa permite la generación de puestos de empleo para personas que trabajan separando cartón, papel, vidrio, metal, plástico, y materia orgánica para su reciclaje. A través de la separación de residuos y la recolección diferenciada los materiales llegan al predio del basural para su separación definitiva, prensado, y venta.

Desde el comienzo del año se procesaron y vendieron en total 160.000 kilos de residuos recuperados. Más de 12.000 kilos de metal, 24.000 kilos de vidrio, 30.000 kilos de materia orgánica, alrededor de 4.000 kilos de plástico y cerca de 90 toneladas de cartón fueron aprovechados para su reutilización.

La cooperativa, que se encuentra en proceso de conformación legal definitiva, actualmente se desempeña en doble turno y entrega en promedio un camión cargado de cartón cada 21 días.

 

   

Suplemento Especial - Vida Sustentable

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar