Palomino Rocha: “Nadie llega a los 60 años sin haber trabajado nunca”

La abogada laboralista Mónica Palomino Rocha opina que el Estado debe garantizar un salario mínimo universal y agudizar la fiscalización sobre las patronales.
Monic palomino
Mónica Palomino Rocha, abogada laboralista. Foto: gentileza:

Suple Trabajo - cabezal



ENTREVISTA A LA DRA. PALOMINO ROCHA 

“Para quienes somos defensores de los trabajadores y trabajadoras, el 1 de Mayo siempre sirve como una fecha para reflexionar si estamos mejor o estamos peor”. La frase pertenece a Mónica Palomino Rocha, la abogada laboralista y referente del Equipo Federal del Trabajo que entiende que “si bien la defensa del trabajo y los trabajadores hace que siempre se exijan mejores protecciones y derechos, yo que estudié Derecho en la época de la dictadura, no tengo dudas de que estamos mejor”. “La pandemia aceleró una nueva realidad que tiene que ver con las nuevas tecnologías y si bien a lo largo de los últimos 40 años pudimos recuperar muchos de los derechos que se perdieron con la dictadura, aún faltan muchas cosas”, dice en diálogo con La Nueva Mañana.

¿Qué es eso que falta?

- Necesitamos continuar la lucha en defensa de las personas que trabajan, que no sólo son aquellos trabajadores en relación de dependencia, aunque muchos no lo entiendan. El fundador del Equipo Federal del Trabajo, Rodolfo Capón Filas, ya había tomado nota de esto hace 30 años, con el paso del tiempo esa necesidad se hace mucho más evidente. El desarrollo de la economía capitalista y el trabajo virtual han modificado las relaciones laborales en su formato tradicional, pero todo el trabajo continúa siendo una situación que necesita ser defendida, representada y protegida.

¿Cómo se debería avanzar en la representación y la defensa de los trabajadores informales que no están sindicalizados?

- Trabajador es todo aquel que trabaja y esa persona necesita de un salario mínimo que le permita subsistir. Yo estoy de acuerdo con el salario mínimo universal, que es algo que se propugna desde muchas legislaciones europeas. Eso lo debe garantizar el Estado, como también debe garantizar que cualquier persona que tenga más de 60 o 65 años esté en condiciones de recibir su jubilación, más allá de su situación de aportes.

¿Cree que estamos en condiciones de avanzar en esa dirección?

- Acá siempre hay trabas, pero la OIT aconseja a los Estados, por ejemplo, la protección de los trabajadores de 60 años porque entiende que ellos no son responsables de las situaciones económicas de los países. Nadie llega a los 60 años sin haber trabajado nunca. Si los empleadores no hicieron los aportes, eso es porque el Estado ha fallado en sus controles y sus funciones de fiscalización.

¿Qué cambios trajo aparejados la pandemia?

- Argentina suscribió un convenio con la ONU apuntado al 2030 con una serie de objetivos entre los cuales se comprometió a mejorar las situaciones de trabajo en cuanto lo que supone la aplicación de nuevas tecnologías. Es decir que el país está obligado a modificar toda una serie de cuestiones relacionadas con el desarrollo para que lleguemos con una mejor calidad en el mundo del trabajo. El problema es que la pandemia aceleró todo y, ante esa circunstancia, la Argentina avanzó con una ley de teletrabajo que sirvió para dar pasos adelante.

¿La Ley de Teletrabajo es una buena ley?

- Es un avance muy importante, pero todas las leyes deben ser mejoradas, siempre. Por ejemplo, la Ley de Asociaciones Sindicales 23.551 de Alfonsín volvió a los derechos que la dictadura había quitado pero hoy tampoco cumple las normas establecidas por la OIT a las que Argentina está obligada. Allá hubo un gran avance, pero hablamos de una norma que necesita ser mejorada. Eso pasa con muchas leyes que se han ido emparchando porque la situación política así lo permitía, pero aún falta. De todos modos, hay aspectos importantes, el año pasado la Argentina suscribió el convenio 190 de la OIT a partir del cual se convirtió en el segundo país (el otro es Uruguay) en comprometerse en evitar el acoso  y la violencia hacia las mujeres. Por supuesto que a eso hay que reglamentarlo y aplicarlo a los convenios colectivos, pero es un gran avance.

-Hay un sector de la oposición que advierte sobre la necesidad de “revisar” los convenios colectivos, algunos de los cuales, argumentan, datan de la década del ‘70. ¿Qué piensa al respecto?

-Aunque sean viejos, no hay en toda Latinoamérica convenios colectivos como los que existen en la Argentina. En ese sentido, mejor ni tocarlos porque sabemos que cuando hablan de “avanzar” quieren que los trabajadores pierdan derechos y no para que consigan otros. Además, está demostrado que la flexibilización no llega a nada, incluso en Europa se está avanzando en la reducción de la jornada laboral porque eso mejora la calidad en el trabajo. De todos modos, yo pienso que la sociedad moderna va a ir mejorando en la lucha por los derechos de los trabajadores. Tal como ha sido siempre, desde 1905 ningún derecho laboral se logró hablando sino que siempre hubo lucha y huelga; del mismo modo que en el ámbito jurídico siempre han sido los Tribunales y no las mediaciones ni las negociaciones. Nada viene porque sí y el mundo actual, tal como está la situación económica y social, no admite retrocesos.


Hitos en la historia argentina sobre los derechos para las trabajadoras y trabajadores 

1905

La primera normativa laboral que se registra en Argentina es la Ley 4661 sancionada en 1905, su autor es Joaquín V. González, y a partir de ella se estableció el descanso dominical.

1929

Se sanciona la Ley 11.544, la cual reguló la duración de la jornada laboral y se encuentra vigente hasta hoy en día. 

1945

A través del Decreto 1740, el secretario de Trabajo y Previsión, Juan Domingo Perón, estableció la universalidad del derecho a gozar de vacaciones pagas a los trabajadores de todos los sectores.

2009

Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales (Ley N° 26.485).

   

   

Suple Trabajo - Tapita

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"