Ómicron y el cambio de estrategia: “No es igual estar vacunado que no estarlo”

Ed Impresa 14/01/2022 Por Miriam Campos
“Si todos nos vacunamos, el sistema de salud no va a colapsar y podemos empezar a convivir con el virus”, aseguró la investigadora Viviana Re, del Instituto de Virología Vanella.
vacuna farmacias by telam
"En estas circunstancias mejoradas y ante las evidencias y conocimientos ganados a lo largo de la pandemia ya hay que comenzar a convivir con el virus”,  dice sobre el cambio de estrategia sanitaria la doctora en Ciencias Médicas, Viviana Re. (Foto: Télam)

chapa_ed_impresa_01  

 

“Hoy la Pandemia o SARS-CoV-2 no se puede tratar como el primer año. Tenemos herramientas que permiten bajar la mortalidad y disminuir los casos graves que eran los que provocaban el cuello de botella en las unidades hospitalarias. En estas circunstancias mejoradas y ante las evidencias y conocimientos ganados a lo largo de la pandemia ya hay que comenzar a convivir con el virus”,  dice sobre el cambio de estrategia para el aislamiento en el ámbito laboral a contactos estrechos asintomáticos y vacunados con dos dosis y refuerzo, Viviana Re, investigadora del Instituto de Virología Vanella de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y parte del equipo científico que elabora el informe de Vigilancia de Variantes de Coronavirus.

La medida generó esta semana contrapuntos en distintos sectores de la sociedad, con especial reclamo de las entidades gremiales sobre la “exposición” de los trabajadores en el contexto de pandemia. Sin embargo, Nación, con respaldo del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que también estableció cambios en la situación de testeos (ahora solo deberán hacerlo quienes tienen síntomas compatibles con Covid-19 y no acrediten contacto estrecho), explicó que todas las medidas tienen una mirada sanitaria y “lo primero que se evalúa es el efecto de la vacuna y la disminución en el riesgo”, justamente donde casi 34 millones de ciudadanos del país ya tienen el esquema de vacunación completo.

“Si uno sigue restringiendo a las personas en este contexto resulta incoherente estimular a la vacunación”, retoma Re sobre los cambios en la gestión de la pandemia en el país y agrega que el acortamiento del periodo de aislamiento y las nuevas medidas con esta variante en nuestra región tiene que ver con varios aspectos: el avance de la vacunación y las características que ha mostrado la variante Ómicron -que en la última quincena de diciembre de 2021 aumentó del 33,1% al 83,9%- que si bien es más contagiosa, “provoca casos clínicos más leves” en las personas inoculadas.

El último reporte del Ministerio de Salud de Córdoba sobre la situación epidemiológica, mostró que en la primera semana del año, la evolución de casos registró una disminución respecto a la última semana de 2021, mientras que las internaciones y fallecimientos se mantuvieron en ascenso. 

En ese marco, el informe reveló que el 66,8% de las muertes por Covid-19 en 2021 y 2022 corresponde a personas que no estaban vacunadas.

VAcunaCBa by Télam

La ola de Ómicron

En Córdoba el primer caso de variante Ómicron se detectó el 7 de diciembre de 2021 en un viajero procedente de Dubai, con escala en España, que ingresó al país el 2 de diciembre con su familia. A partir de este caso, se detectaron siete contagios más, generando un brote intrafamiliar y algunos casos relacionados. 

Por otro lado, el 13 de diciembre pasado se identificó otro positivo Ómicron en una persona procedente de Estados Unidos, hermana de una estudiante que egresó y participó de la primera fiesta en la que se registraron los primeros casos asociados a esta variante. A partir de ese momento, se generó una cadena de contagios de más de 100 casos confirmados de Ómicron en asistentes a eventos masivos. En las semanas subsiguientes se detectó un abrupto aumento de casos y circulación comunitaria predominante de esta variante alcanzando una frecuencia de detección de 91,7% en la última semana de diciembre que hizo colapsar la atención en los centros de testeos con esperas de hasta ocho horas.

Con este contexto, en el inicio del año se notificaron 6.408 casos menos que la semana anterior y se sigue observando, tal como sucede desde el año pasado, que la mayor cantidad de contagios se reportan en la capital provincial. 

En ese marco, el promedio de casos semanales en estas últimas seis semanas fue de 28.339 contagios en el total provincial: 15.808 en Capital y 12.531 en el interior. En tanto, el promedio de casos diarios en los últimos 10 días registró un baja: fue de 9.050 en la provincia, de 4.791 en la capital cordobesa y 4.259 en interior. 

En cuanto a los fallecimientos por la enfermedad, el reporte publicado esta semana, mostró que en los últimos meses, octubre de 2021 registró un 0,25 por ciento del total de muertes, noviembre un 0,11 por ciento, diciembre 0,27 por ciento y, en lo que va de enero de este año, un 0,38 por ciento.

En esa línea, el porcentaje de ocupación de camas críticas para adultos Covid-19 si bien registra un aumento progresivo, “muestra un indicador de bajo riesgo” y, al terminar la semana 1 del año, se reportaron 683 personas internadas, lo que representa un 19,2% del total de camas de los sectores público y privado de la provincia Córdoba.

Actualmente, en el 65% de los casos se pueden identificar el nexo de transmisión de la enfermedad y “la mayoría de las infecciones se adquieren dentro del ámbito de los vínculos más cercanos”. En este contexto, es importante destacar que del total de contactos estrechos no convivientes de casos positivos registrados en la ciudad de Córdoba, el 72,5% reportó en la primera semana del año haberse contagiado en un entorno domiciliario.

vacunaCba by Télam

La vacuna es efectiva

“La vacuna sirve, es profiláctica, lo que quiere decir que no previene la infección sino que disminuye los riesgos de la enfermedad grave”, explica la especialista y detalla: “Hay que decir que no es lo mismo estar vacunado que no estarlo. Hay beneficios, hay menos riesgos de gravedad y si todos nos vacunamos el sistema de salud no va a colapsar y podemos empezar a convivir con el virus y pensar en otra cosa. Darle también espacio a otras enfermedades que están olvidadas y efectos colaterales de la pandemia que no se cuentan uno a uno”.

“En nuestro país la cobertura vacunal es alta y los números demuestran que independientemente de la variante, la vacuna es efectiva para disminuir la morbimortalidad”, relata Re y añade que en personas inoculadas también con la dosis de refuerzo ese efecto es aún mayor. “Sería de esperar que en personas vacunadas con tres dosis, es decir con mejor inmunidad, los casos clínicos se tradujeran solo en resfríos o gripes leves”, dice. 

En ese marco, para la especialista no hay que desviarse del hecho de que en la actualidad lo que se ve clínicamente con Ómicron es que el virus en la mayoría de los casos provoca congestión, dolor de cabeza, tos, dolor corporal, diarrea, se relatan pocos casos de perdida de gusto y olfato, lo cual es diferente a los casos clínicos reportados previamente.

“Hoy una persona con esos síntomas debería quedarse en casa, recuperarse y en caso de sentir algún tipo de dificultad respiratoria concurrir rápidamente al médico”, dice la investigadora y respecto al brote en Córdoba que por un mes consecutivo, la curva no se mostró como tal, sino más bien como un incremento lineal hacia arriba, precisa que si nos guiamos por lo ocurrido en otros países y alguno modelados matemáticos analizados ,“a fin de mes” deberían comenzar a bajar los casos en Córdoba.

“Pero solo son estimaciones", advierte y destaca que lo importante es que a pesar del aumento de casos en Córdoba no impactó fuertemente en saturación de los centros de salud ni en los fallecimientos. "Es un dato objetivo que define la importancia de la vacunación, cumpliendo con el objetivo de disminuir la morbimortalidad”, puntualiza. 

¿Cómo seguimos enfrentando las distintas variantes de Covid-19?

- A esta altura de la pandemia y con las evidencias actuales hay que incentivar la vacunación y sin ningún parámetro que indique mayor severidad de la enfermedad, hay que empezar a convivir con el virus como tantos otros. Las personas saben cómo cuidarse, el Estado ofrece medidas profilácticas y de testeo masivo, ya comenzaron a comercializarse autotest para mayor acceso y evitar aglomeramientos de personas en los centros de testeos, los profesionales de salud aprendieron mucho acerca de la enfermedad y como tratarla en caso de complicaciones, estamos preparados para enfrentarnos a las circunstancias. El virus va a seguir circulando y en la medida que se mantenga provocando enfermedad leve podemos convivir con él. Esto no significa que si algo cambia, no debamos volver a rever las medidas. Esto es dinámico, tenemos que ir acompañando lo que vamos evidenciando. 

Notas relacionadas: 

Cola Hispopado © Javier SassiTras el contagio, uno de cada seis pacientes sufre “covid persistente”
Carla Vizzotti by naCómo funciona el nuevo esquema de aislamientos por contactos estrechos

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar