Vacunas y confusión; lo que hay que saber: “Te van a proteger de la muerte”

Tras los cuestionamientos a la efectividad de las vacunas y el espaciamiento de dosis, la científica Belkys Maletto, especialista en el tema, echa luz sobre algunos puntos claves.
vacuna © NA
"Estar vacunado no te cambia la vida, pero tenés la seguridad que si te vas a enfermar no vas a hacer un Covid grave y no te vas a morir", dice Maletto. (Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01   

COVID-19 

El sábado pasado el virólogo Gao Fu, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en China, quien ayudó a detectar el brote de Covid-19 en Wuhan en 2019, atrajo mucha atención tras declarar en conferencia de prensa que las fórmulas contra el Covid-19 de los laboratorios chinos “no tienen tasas de protección muy alta”. 

La onda expansiva fue tal que al día siguiente el investigador salió a aclarar: “Fue un completo malentendido”, dijo y explicó que lo que propuso para optimizar los procedimientos de vacunación se interpretó como que la eficacia de las vacunas chinas es baja pero que, “mejorar la eficacia es una cuestión que debe ser considerada por científicos en todo el mundo”. Pese a las aclaraciones, la situación acá fue leña al fuego y hubo quienes interpretaron que las vacunas de la empresa Sinopharm compradas por el Gobierno “inmunizan a medias”. 

“Comentarios malinterpretados”

“Esos comentarios que hizo el científico se malinterpretaron y empezaron a aparecer noticias que decían que las vacunas chinas tienen poca eficacia. Ahí aparecen varios problemas, uno es que no se debería hablar en términos de ‘vacunas chinas’ porque ese país tiene en desarrollo varias vacunas para Covid-19, como otros países, y hay tres que están más desarrolladas. Dos que pertenecen a una empresa que se llama Sinopharm y la otra pertenece a otra empresa que se llama Sinovac, entonces son tres vacunas que usan una tecnología parecida pero son tres productos distintos”, aclara sobre el tema la investigadora Belkys Maletto, doctora en Ciencias Químicas y directora del grupo de Vacunas en el Departamento de Bioquímica Clínica -CIBICI (Conicet) de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC.  

“Lo que nosotros sabemos de la Sinopharm, los datos que hay de la fase tres es que tiene una eficacia del 80%. Esa vacuna es la que se está usando en Argentina”, dice a La Nueva Mañana Belkys Maletto y aporta que sobre la vacuna de Sinovac, la de otra empresa, se hizo un estudio de fase tres bastante grande en Brasil y “los datos indican que tiene una eficacia del 50%” y esa es la que, por ejemplo, se está usando en Chile también.

“Con esos datos ocurre que se empieza a comparar: una tiene 80%, la otra 50% y otra 90%, y no es correcto hacer tampoco esa comparación porque no se hizo un ensayo cabeza a cabeza. Es decir, donde a un mismo grupo poblacional, en el mismo lugar, en la misma situación epidemiológica se les inyectó Sinopharm a unos, Sinovac a otros y Sputnik V a otro grupo, por ejemplo. Uno usa ese número de la eficacia como para tener una idea, pero no está muy bien hacer una comparación tan exacta", dice.

“La Sinovac se usó en Chile y a pesar de la situación complicada que tiene con los contagios, nosotros ya conocemos algunos datos que indican que las personas mayores que fueron las primeras que se vacunaron con Sinovac, que tuvieron dos dosis y que pasaron 14 días después de la segunda dosis, han dado una eficacia del 56%, parecido a lo que ha dado en Brasil. O sea que la vacuna funcionó”, describe la investigadora de Conicet.

Maletto 2
Tras recibir la vacuna, hay que seguir cuidándose, "hay que usar el barbijo, hay que evitar las reuniones, mantener la distancia; es decir, todas las cosas que ya sabemos", indica la científica. Foto: Gentileza

¿Qué se puede decir de la eficacia de estas vacunas?

Protegen del Covid grave y protegen de la muerte pero no protegen, o al menos no se sabe con exactitud, si protegen de la infección. Como hay poca población vacunada en general y hay mucha circulación del virus, por eso es importante seguir cuidándose, los vacunados y los no vacunados.

En el caso Mauro Viale, ¿la vacuna podría haber complicado el cuadro, como se dijo?

Es muy difícil que eso ocurra. Serían los médicos que lo atendieron los que deberían hacer un informe al respecto, pero eso es muy difícil. La Sinopharm es el virus del coronavirus, es el Sarsco- 2, pero está muerto, está inactivado; o sea, es imposible que esa vacuna le haya desatado el problema. Estoy casi segura que en estudios de fase tres hubo situaciones así, que se vacunó a personas que estaban en infección y no lo sabían. Y no ha pasado nada. Es muy difícil sacar conclusión con un caso puntual. 

Respecto a la Sputnik V, ¿qué se puede resaltar tras el contagio del Presidente?

Alberto Fernández, que tenía ya dos dosis de la Sputnik V y ya habían pasado más de 14 días de la segunda dosis, es decir que estaba en la situación ideal, igual se contagió. Y eso a nosotros tampoco nos sorprendió porque, por ejemplo, la Sputnik V tiene una eficacia del 90% y eso quiere decir que las personas vacunadas tienen un 90% de probabilidades de no enfermarse. Fernández quedó afuera de ese 90%, pero lo importante es que fue algo leve, tuvo síntomas, pero no fueron de gravedad.

“Los estudios de fase tres de algunas vacunas han propuesto que la segunda dosis, que se tenía que dar en el día 21 o 28, es mejor llevarla a dos o tres meses”.

¿Cuánto tiempo demora la primera dosis en manifestar efectos?

Más o menos entre 15 o 20 días, y después de este tiempo no es que las personas vacunadas pueden salir a la calle y hacer la vida que hacían antes de la pandemia. Se tienen que seguir cuidando, hay que usar el barbijo, hay que evitar las reuniones, mantener la distancia; es decir, todas las cosas que ya sabemos. Estar vacunado no te cambia la vida, pero tenés la seguridad que si te vas a enfermar no vas a hacer un Covid grave y no te vas a morir. Es decir, con las vacunas, la seguridad que tenemos es que te van a proteger de la muerte. 

Por último, ante el faltante de vacunas, ¿qué pasa con la suspensión de segunda dosis? 

Hay que aclarar que no es suspender la segunda dosis sino espaciar, porque se va a poner. Los estudios de fase tres de algunas vacunas han propuesto que la segunda dosis, que se tenía que dar en el día 21 o 28, es mejor llevarla a dos o tres meses. Y esto es una medida de salud pública que la tomó Argentina, previamente al Reino Unido le fue muy bien y también Canadá. Se basa en hacer un análisis de varias cosas, por ejemplo, de la situación epidemiológica, de la cantidad de vacunas que hay, de la experiencia anterior con esta vacuna en otros países, y de experiencias previas que se tienen de vacunas. El objetivo es inmunizar a mayor personas, quizás cada persona va a tener una protección menor pero se puede llegar a mayor cantidad de personas y eso salva vidas. 

Noticia relacionada:

Vizzotti captura de videoSegunda ola: "La situación es delicada, el sistema de salud está en tensión"


 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar