“La educación y capacitación cooperativa hacen crecer la empresa”

Economía social 05/04/2021 Por Mónica Hernández
Así lo afirma Flavio Luna, el presidente de Cooperativa Suesar que, llegando a los 60 años de existencia, se enorgullece de haber desarrollado su actividad con recursos propios.
Coope Suesar
La cooperativa está ubicada en avenida Riobamba 369 de barrio Quebrada de las Rosas. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01  

Cbzal 200 Ed

COOPERATIVA SUESAR LIMITADA

A lo largo de 57 años de existencia, la cooperativa ubicada en avenida Riobamba 369 de barrio Quebrada de las Rosas ha crecido cualitativa y cuantitativamente en todos sus aspectos, además posee su sede propia con el equipamiento necesario para atender todos los requerimientos de los asociados.

El 23 de marzo de 1964 la entidad se conformó formalmente, aunque se comenzó a gestar en la década del ’40. Nació por una necesidad de un grupo de compañeros de trabajo, de los cuales uno tenía un hijo con una enfermedad delicada, grave, entonces hicieron un fondo para ayudarlo y cada uno puso una determinada cantidad de dinero para colaborar. Al tiempo, el pequeño falleció, entonces el padre decidió devolver el dinero que le habían juntado sus amigos. Con el dinero de esa colecta propusieron crear una reserva para ayudar a los demás, pues también en esos años se vivía una época de crisis.

A partir de ese hecho entre amigos nace esta cooperativa, donde decidieron realizar un pequeño aporte todos los meses y ayudaban a quien necesitaba y esa persona devolvía el dinero con un interés muy bajo. Con el tiempo fueron creciendo hasta que en el año 1964 deciden conformar la cooperativa de créditos. Sigue creciendo y en la década del ‘70 se le agregan los servicios sociales. 

Con un padrón de asociados de aproximadamente, a diciembre de 2020, 2.343 socios, su cuerpo social está conformado por suboficiales y pensionados militares en actividad y retirados, pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad (Gendarmería, Ejército, Fuerza Aérea y Marina) radicados en todo el territorio nacional.

Su rigurosa administración “le permitió superar sin sobresaltos los diferentes procesos sociales, políticos y económicos que se sucedieron en el país a lo largo de su más de medio siglo de existencia institucional, tales como cambios de gobiernos, procesos inflacionarios o de hiperinflación, estabilidad, convertibilidad y cese de esta, etcétera”, comentó Flavio Luna, presidente de la Cooperativa Suesar.

Por otra parte, no ha sufrido ningún tipo de alteración en su conducción y siempre ha sido administrada y fiscalizada por sus propios asociados, elegidos democráticamente en asamblea.

Créditos y servicios sociales

Actualmente se otorgan pequeños préstamos y siempre con un costo bajo de la cuota, pues es un autocapital con el que se trabaja y el poco interés que se cobra es para pagar todos los gastos que la misma cooperativa genera y el excedente al finalizar el ejercicio se vuelve a repartir entre todos los asociados, lo que constituye una economía solidaria sin fines de lucro. 

Con una cuota mensual mínima hay un aporte al capital, se reparten los retornos cuando finaliza la asamblea y lo aprueba el Consejo Directivo de la cooperativa. 

La sección de servicios sociales se mantiene con una cuota mensual que en este momento es de 440 pesos para el capital social, para otorgar créditos a los socios, y con otro aporte de 132 pesos que van al fondo para servicios de emergencias y urgencias, y en el caso de nacimiento se otorgan apoyos económicos, casamiento, fallecimiento del titular o de la esposa; si el beneficiario es soltero le corresponde por fallecimiento de los padres. “Hoy por hoy se pagan 450 pesos por día de internación hasta 20 días al año, como una ayuda por el tiempo que dure el tratamiento tanto para el socio/a y su cónyuge”, añadió el cooperativista. 

Además, si el asociado está atravesando un problema crítico de salud, la cooperativa le da un apoyo extraordinario para el cual tiene que acreditar que está atravesando una situación grave de salud o que con lo que el asociado percibe de salario se le hace difícil afrontar el inconveniente. 

En tanto, se hace un reintegro por compra de medicamentos del 25%, además del acceso al Salón de Usos Múltiples (SUM), como los cursos que dictan sobre cooperativismo, visitas a los enfermos en los hospitales y ahora por la pandemia se habla por teléfono a los familiares del enfermo para darle apoyo moral, teniendo como premisa la solidaridad, lo cual no es lo mismo que caridad”, finalizó.

Sistema cooperativo

Es un sistema muy bueno el del cooperativismo, “pues permite mantener las fuentes de trabajo y a partir de la situación actual tienen mucho auge las cooperativas salvando las los puestos laborales y ejerciendo la economía solidaria, cuyas autoridades son elegidas democráticamente y con beneficios iguales para todos los socios”, explicó Luna.

Por otra parte, es muy importante “otorgarle interés a la educación y capacitación comunitaria cooperativa para que la empresa crezca, porque cuando los socios estén más educados en cooperativismo hay un mayor crecimiento para obtener buenos frutos. Para ello, les damos cursillos a nuestros socios y ahora comenzaremos uno a distancia básico sobre los principios cooperativos para preparar a los futuros directivos”, expresó el directivo.

En una segunda etapa, con modalidad presencial, si se puede por la pandemia, se verá cómo funciona la parte administrativa, las responsabilidades del consejo directivo, cuál es la función del presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocales; papeles que se deben presentar y cuáles son las documentaciones y las actividades con la autoridad de aplicación, el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social).  
A través de la cooperativa los socios reciben asesoramiento de abogados, escribanos, atención en podología, esteticista, entre otras prestaciones.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar