Incendios: se debe apuntar a la prevención y la creación de áreas protegidas

Suplementos 23/10/2020 Por Mónica Hernández
Desde la comunidad de San Antonio de Arredondo se trabaja en acciones para ver cómo se puede recuperar el bosque nativo afectado por el fuego de los últimos meses. Con el aporte de especialistas se elaboran estrategias con ese objetivo.
incendios by @gobdecordoba
(Gentileza: Gobierno de Córdoba)

Suple 24 - Vida Sustentable XIV - Bnr
 
 
Vecinos de San Antonio de Arredondo, mediante una reunión virtual, trataron el tema de la reposición de las plantas nativas en las zonas afectadas por los incendios en la provincia de Córdoba. La charla estuvo organizada por la ONG Adarsa y el Centro Vecinal Solares de Playas de Oro II y IV, y tuvo como disertantes al biólogo Fernando Barri y al guardaparques Joaquín Piedrabuena.

En primer lugar, Piedrabuena refirió: “Salgamos a reforestar con precaución, pero pongamos énfasis en combatir la reproducción de plantas exóticas en las sierras, porque ellas no dejan crecer el bosque nativo”. 

Después de un año de este tipo de eventos que agreden la flora nativa, como son los incendios, recién se puede comenzar la recuperación, pues se produce mucha mortalidad en las áreas quemadas, reduciéndose sensiblemente la biodiversidad.

“Se debe frenar un poco la impulsividad con esto de que hay que salir a hacer algo urgente, si no ir reclamando políticas locales, ir protegiendo las áreas declaradas reservas y la prevención se constituye en algo súper importante. Incluso en este tiempo de pandemia, porque desde nuestra casa podemos ir haciendo este tipo de cosas y pensar estrategias, formando grupos, por ejemplo, de recolección de semillas, lo cual se puede hacer en el pueblo mismo, no hace falta trasladarse hasta el monte. Al respecto, se presentó una nota en la Municipalidad de San Antonio a raíz de un tipo de encuesta que hicimos sobre qué haría usted ante este tipo de catástrofes, cuáles serán los mecanismos de prevención, de leyes, etcétera”, acotaron desde el Centro Vecinal.

“Para la gente que tiene muchas ganas de hacer cosas está buenísimo que vaya concretando estas acciones en su patio, más en este período de aislamiento. Una buena manera sería que cada vecino vaya reconociendo las especies nativas, no solo los árboles, sino los arbustos, las herbáceas y las enredaderas, ya que tenemos una diversidad increíble de flora y de fauna. Enriquezcamos nuestros ambientes periurbanos que limitan con estas áreas naturales, cuanto más disímiles sean vamos a recuperar más nuestro ecosistema, para que esta fauna tenga refugios”, sostuvieron. 

Barri © La Jornada Web
Fernando Barri, biólogo: “La flora y la fauna se van a ir recuperando y aunque no se va a poder salvar a todos los individuos afectados, el mayor beneficio que se puede realizar es crear ambientes amigables”.

El área incendiada en este momento se encuentra con un nivel de deterioro que va a requerir una eventual necesidad de reforestación y lo que se debe evaluar “es que el bosque no se recupera porque se prendió fuego, o porque, por ejemplo, los caballos se liberaron en esa zona y comieron todo. Ahí sí ese plantín que comenzaron a criar los vecinos o esa semilla que recolectaron van a llegar a reconstruir ese lugar. Lo que estamos mencionando con Joaquín es que debe ser una estrategia integral, donde tenemos que apuntar a muchas cuestiones y empezar a conocer lo nuestro y a analizar y trabajar mucho la cuestión ambiental sobre todo para quienes vivimos al lado del bosque nativo y que en realidad muchas veces somos los que más daños le hacemos por desconocimiento”, añadió Barri.

Muchas veces el incendio surge en el patio de una casa donde se apagaron mal las brasas o por las especies exóticas que pueden colocarse como cercos, para lo cual se debe tomar conciencia del daño que se provocó en esas áreas naturales.

“La mayoría de los habitantes en San Antonio de Arredondo tenemos exóticas, no hace falta arrancarlas a todas porque es un trabajo muy engorroso. Cuando me vine a vivir puse el ligustro como cerco. Mantenerlo podado, y así los pájaros no se coman esas semillas y las dispersen, es algo relativamente fácil de llevar a cabo, aunque uno a veces por desconocimiento no lo hace y con ello evitás que los siempreverdes y los ligustros se reproduzcan”, acotó la referente del Centro Vecinal. 

Recuperación de áreas incendiadas

Para las personas que viven más cerca de las áreas naturales que tengan un jardín recesivo, es decir que haya vegetación nativa de crecimiento lento y, en algunos casos, sobre todo en el tiempo posterior al incendio, se puede llegar a recomendar la protección de algún vivero, teniendo mucho cuidado de que no haya contaminación en el agua para no tener más prejuicios.

Otro tipo de preservación es no meter animales, cuadriciclos, u otro vehículo en los campos quemados para que no se pise el suelo e impedir que crezcan las plantas.

Piedrabuena
Joaquín Piedrabuena, guardaparques: “Se debe reforestar, pero con precaución, primero es necesario poner énfasis en combatir la reproducción de plantas exóticas en las sierras, porque ellas no dejan crecer el bosque nativo”. 

Al encontrar animales durante los incendios se debe tratar de no dejarlos, de recuperarlos y llamar a Policía Ambiental para que los trasladen a la veterinaria. La flora y la fauna se van a ir recuperando y aunque no se va a poder salvar a todos los individuos afectados, el mayor beneficio que se puede realizar es crear ambientes amigables. Es tiempo de convivir con especies nativas: iguanas y comadrejas, que habitan las zonas periurbanas.

Por último, existen muchas tareas de prevención más efectivas que la restauración misma y es muy probable que no haga falta que muchos sitios sean reforestados.

Campañas de prevención de incendios

En San Antonio de Arredondo no hay planes de prevención, por eso es que Piedrabuena llama a la organización de vecinos para activar sistemas de vigías y de alertas tempranas a nivel provincial. 

“A nivel local -continúa el guardaparque- tenemos dos alternativas: una es la implementación de las áreas protegidas a nivel municipal y que se contraten guardaparques y se los dote de equipamiento, lo que provoca que se reduzcan notablemente los incendios. La otra, es que desde los vecinos se ejerzan sistemas de control y monitoreo de esos territorios, colocando puestos de observación desde mangrullos, entre otros, porque si nos quedamos con la foto de los incendios y la angustia, nos paralizamos y comencemos desde ahora a pensar qué podemos hacer de forma individual”.

Asimismo, se debe exigir que se investiguen a fondo las causas de los incendios para comenzar a visualizar responsabilidades concretas en ese sentido, apuntando a la prevención, la creación y a la implementación de áreas protegidas, además de reclamar el reordenamiento territorial en cada municipio.

Exóticas versus nativas

Incendio arboles
En realidad, se pueden cortar las plantas exóticas y reemplazarlas por una nativa, pero en caso de que no esté en las posibilidades de los vecinos, lo que se deberá hacer es podar esos ejemplares todos los años, en el momento previo a la fructificación, aunque también se recomienda ser cuidadosos con esas acciones porque en muchos lugares se queman los restos que se producen al intervenir sobre las plantas. “No solo que la queman los vecinos, sino que muchas veces es la metodología de algunos municipios. Es decir, guarda con eso pues también vamos a estar colaborando con otro problema, cuidando que no se dispersen las semillas de las exóticas hacia los lugares quemados o generando posibilidades de incendios, aunque podemos usar nuestra poda de manera segura, cortada chiquita para la salamandra”, comentó el guardaparque. 

Otra cuestión que se mencionó en la charla es el tema cultural, “porque que nosotros veamos lindo el pino con el césped inglés, la canchita de golf y la lagunita, esto es una deformación cultural, aunque lo veamos lindo porque nos hemos criado con la imagen de que eso es bello”, aclaró el biólogo.

Muchos piensan que si un árbol exótico le ofrece protección a un ejemplar nativo no debe ser sacado, si bien es cierto que hay árboles nativos que requieren algo de sombra para crecer, lo que no ocurre con todas las especies. 

En líneas generales recomiendan cortar las exóticas para que siga creciendo el árbol nativo, aunque algunos, como el molle, se desarrollan sin problemas debajo de un siempre verde o de un eucaliptus, pero a la larga no prosperará. 

En tanto, cada municipio tiene una lista de exóticas y nativas para que los vecinos puedan incorporar ciertas especies en los terrenos privados, además de la colocación de carteles indicativos para que quienes recorren los circuitos serranos puedan reconocer las especies nativas.

   

   

Suplemento Especial - Vida Sustentable

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar