Golpe en Bolivia: "Hubo desapariciones forzadas, torturas y violaciones”

Política 03/12/2019
Lo reveló un informe de la Delegación Argentina de Solidaridad con el Pueblo de Bolivia. Las conclusiones determinaron hechos de violación a los DDHH.
Delegación Argentina por el Pueblo de Bolivia @sipreba
"Esta delegación logró constatar situaciones de tortura en espacios públicos y dependencias estatales". - Foto: Twitter (@sipreba).

La Delegación Argentina de Solidaridad con el Pueblo de Bolivia presentó en horas del mediodía de este martes las conclusiones preliminares del informe sobre la situación de los Derechos Humanos tras la renuncia forzada del presidente Evo Morales. La comisión conformada por diferentes referentes de organizaciones sociales y sindicales constató que “hubo casos de torturas, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, violaciones y otros delitos contra la integridad física, psíquica y sexual de las víctimas”.

Según el escrito presentado por la delegación los casos más graves de violación a los DDHH se perpetraron en la masacre de Sacaba, en Cochabamba, donde murieron seis personas. allí hubo también “centenares de heridos y detenciones arbitrarias tras el accionar de las Fuerzas Armadas”. También en la masacre de Senkata, en la ciudad de El Alto, en donde hubo nueve muertos, “personas desaparecidas, centenares de heridos y detenciones arbitrarias”.

Con respecto a la denuncia por desapariciones forzadas, el informe sostiene que existen numerosos casos de personas que se suponen detenidas en dependencias estatales “pero cuyos familiares no han podido contactarlas”.

Esta delegación logró constatar situaciones de tortura en espacios públicos y dependencias estatales. Asimismo, constatamos diversos casos de violaciones y abusos sexuales graves propiciados por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad”, afirmaron representantes de la comisión en conferencia de prensa. 

Vale destacar que las conclusiones fueron documentadas a través de testimonios ya sea con víctimas o testigos.

Los actores promotores del golpe coordinaron acciones a fin de provocar una situación de terror en la sociedad y desestabilización del gobierno constitucional con mandato hasta el 22 de enero. Las agresiones físicas y psicológicas tuvieron por objetivo quebrar el frente político-social gobernante para consumar primero y consolidar después el golpe de Estado”, remarcaron.

Te puede interesar