“El mejor activismo es el que se enarbola desde la educación”

Sofía Montes de Oca fue la única estudiante latinoamericana en participar de la COP26, donde alertó sobre la quema del monte nativo en Córdoba.
Sofia en la COP26
Sofía en la COP26.

Suple R3 - Cabezal Nota

 

Sofía Montes de Oca es una adolescente de 15 años que logró ser el año pasado la única representante de Argentina y Latinoamérica en viajar a la COP 2026, la convención por el cambio climático que organizó la ONU en Glasgow, Escocia. Incentivada por sus padres y su colegio, The Global School de la localidad bonaerense de Pablo Nogués, la joven se vio sensibilizada por la problemática que afecta todos los años a Córdoba y arrasa hectáreas de monte nativo: los incendios intencionales en las sierras.

La temática no le es ajena a Sofía ya que su madre es cordobesa y sus abuelos viven en esta provincia. “Esto no solo me lo comentaban mis familiares sino que yo los he vivido a los incendios. Nos pasó un verano que las llamas llegaron muy cerca de casa con un frente de dos o tres kilómetros. Lo veíamos, lo olíamos y lo sentíamos. Fue una experiencia horrible”, contó Sofía a La Nueva Mañana. 

Su invitación a Glasgow se dio gracias a que su colegio participa en el proyecto Descarbonize, que agrupa a  unos 35 mil estudiantes de 54 países de todos los continentes y donde se busca crear conciencia y mitigar el cambio climático.

Como parte de esa movida ambiental, los adolescentes que viajaron a Glasgow realizaban una exposición ante otros jóvenes del mundo en la que comunicaban qué es lo que ocurre en su país. “En ese ámbito, yo mencionaba el tema de los incendios y mostraba fotos de Córdoba. Para esto conté con mucho apoyo del colegio The Global School y de una de las profesoras que me acompañó en el viaje, Rocío García Solca”, contó Sofía.

incendio en san antonio que conmovió a sofía
El incendio en San Antonio que conmovió a Sofía.

Por su parte, Victoria Peninger, la mamá de Sofía, comentó a La Nueva Mañana que para ella fue un honor y le generó mucha admiración que su hija formara parte de la COP26. “Fue toda una cuestión dejar que Sofi viajara con el apoyo de la escuela a Escocia. Lo viví con un poco de miedo porque estábamos justo saliendo de la pandemia. De todas formas, analizamos que estas oportunidades pasan solo una vez en la vida y ella ha soñado desde siempre con hacer cosas por el planeta”, admitió.

“Yo soy de Córdoba y amo esta provincia. Solemos ir a esa zona de Playas de Oro, en el límite entre Carlos Paz y San Antonio. Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de construir una casa allí para mi familia y todos los veranos viajamos a Córdoba. Sofi nació en Suiza pero ella se siente cordobesa”, comentó. Es por eso que hablar de los incendios intencionales que afectan año tras año a esta provincia, conmueve tanto a madre e hija y las movilizan para dar a conocer la problemática. 

El rol de la escuela

“En el marco de la COP26 se hizo un fin de semana una presentación de sus acciones y punto de vista sobre el cambio climáticos. Allí hablamos de economía y política. Con el tema del protocolo de Covid, viajó solo una persona por continente, y yo fui en representación de América del Sur. Fue en ese ámbito que hablé de los incendios”, recordó Sofía.

“En Escocia suele llover bastante, y a los chicos se les hacía muy difícil entender que los campos se incendiaran y que la gente pudiera quemarlos a propósito. Para ellos es algo irracional que un ser humano pueda generar un incendio a propósito”, enfatizó.

Para su mamá, la experiencia que tuvo su hija en la COP26 le cambió la visión y la comprometió más aún en seguir trabajando para concientizar a la población en el cuidado del medio ambiente.

sofia junto a sus compañeros del colegio The Global School
Junto a sus compañeros del colegio The Global School 

“La actividad más hermosa que el colegio está haciendo es que sigue trabajando junto a la organización Descarbonize. El año pasado lograron llevar a siete estudiantes a la COP, este año a 28. Es todo un honor que esta organización que dirigen Terry y Sarah de Canadá hayan elegido a Sofía que trabajó todo un año en este proyecto extracurricular que le permitió poder viajar a Escocia”, contó Victoria.

Por último, y como balance de esa experiencia, la mamá de Sofía expresó su agradecimiento: “Esto no lo habría podido hacer sin el compromiso que también tiene la escuela y sus docentes, en especial Rocío, que los incentivan a trabajar en proyectos que sean en esa dirección. Yo siempre comento que el mejor activismo es el que se enarbola desde la educación. Y lo que hace la ONU, el proyecto Descarbonize donde ahora también ingresó otro de mis hijos, sumado a la visión del colegio y su profesora, permite sembrar en los jóvenes una causa, la causa más importante para que podamos seguir viviendo en este planeta”.

 

Especiales > Economía Circular - La Nueva Mañana

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar