Doblados y rotos: el juego online y un cierre de año para el olvido en JxC

La presentación del proyecto por parte de legisladores opositores precipitó una batalla interna que empañó las expectativas generadas a partir del 14N. Schiaretti se saca de encima un problema pero deberá atender los que vienen detrás.
Orlando Arduh - Luis Juez
El legislador radical Orlando Arduh fue suspendido temporalmente por el partido tras presentar el proyecto que aprobó el oficialismo. Dentro de la alianza que integra, Luis Juez salió a criticarlo en duros términos.

chapa_ed_impresa_01  

 

Especial para La Nueva Mañana

El pasado miércoles, la Legislatura de Córdoba tuvo su última sesión ordinaria del 2021. En ella, el oficialismo aprobó la regularización del juego on line en la provincia a partir de una propuesta que fue presentada por cinco legisladores opositores que integran el bloque de Juntos por el Cambio. 

La sesión, caliente y cargada de críticas y chicanas, fue el corolario de una escalada interna que parece haber echado por la borda todo lo que la oposición cordobesa había logrado sembrar luego de la elección del 14 de noviembre. Expuesta principalmente desde las diferencias entre referentes del radicalismo, la interna dejó al descubierto la poca coordinación interna y las diferencias entre los legisladores opositores. Ni siquiera la intervención de los referentes nacionales y las posturas asumidas por las conducciones partidarias pudieron revertir un resultado que, a todas luces, marca el camino hacia una ruptura (otra) casi inevitable. 

En el centro de las críticas de propios y ajenos

En la previa, organizaciones sociales, políticas, religiosas y hasta las propias conducciones partidarias de las fuerzas integrantes de Juntos por el Cambio se habían pronunciado en contra de la iniciativa. Orlando Arduh, Darío Capitani, Alberto Ambrosio, Silvia Paleo y Raúl Recalde se mantuvieron en su postura inicial y se convirtieron en blanco de las críticas de los demás sectores de la oposición, principalmente del radicalismo y el juecismo. 

La escalada de acusaciones fue subiendo el tono hasta puntos inimaginables tiempo atrás. Mario Negri, Rodrigo De Loredo y Luis Juez cuestionaron fuertemente la actitud de sus socios políticos y los acusaron de “jugar para Hacemos por Córdoba”, aunque con palabras más duras. La vuelta no fue menos estruendosa. En medio de la sesión, Capitani acusó a Juez de “mentiroso, mamarracho político, sinvergüenza, difamador profesional, vulgar y mediocre chanta”, entre otras cosas. 

En medio de la sesión, Capitani acusó a Juez de “mentiroso, mamarracho político, sinvergüenza, difamador profesional, vulgar y mediocre chanta”.

Como en todo el proceso previo, hubo gritos, voces quebradas al borde de las lágrimas y enojos. Sin suerte, Marcelo Cossar presentó un despacho por la minoría en el que pidió rechazar la iniciativa “in límite” y archivarla definitivamente. Acusó la presencia de una “realidad oscura que está promoviendo este gobierno amparado en cinco legisladores opositores”. “A ustedes, el poder los está dejando ciegos y a otros, a estos cinco legisladores, los está encandilando”, acusó el presidente del bloque de Juntos UCR.

A tal punto llegó el enfrentamiento interno que “el tribunal de conducta de la UCR suspendió temporalmente la afiliación partidaria de Orlando Arduh por haberse negado a retirar el proyecto que presentó para legalizar el juego clandestino online”. 

“Desde las elecciones vienen siendo noticias nuestras peleas internas. Desde la división del bloque de Diputados, a la diputada que faltó a la sesión hasta el voto de la reelección indefinida, anoche, en Buenos Aires. Un espacio político funciona de otra manera”, se lamentó Ambrosio. Enumerar todo lo que se dijo en la sesión contemplaría un listado interminable. De hecho, el propio Ambrosio puso “a disposición” su banca. “No voy a poner en juego mi honor por dos años de mandato”, afirmó. 

El proyecto

La iniciativa aprobada el miércoles habilita el funcionamiento de juegos de azar y de apuestas a través de “medios electrónicos, informáticos, de telecomunicación o de otros procedimientos interactivos”. 

“En el mundo y en el país el juego en línea se viene regulando”, dijo Silvia Paleo al presentar el proyecto en el recinto. “No se trata de discutir el diagnóstico, no de mantener posicionamientos dogmáticos. Están asimilando un debate de hace 20 años en torno al juego presencial con esta discusión que es mucho más compleja”, afirmó la legisladora al hace referencia a la iniciativa que tiene su espejo en otros 14 distritos de toda la argentina: Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, San Luis, Misiones, Chaco, Neuquén, Tucumán, Entre Ríos, Río Negro, La Pampa, Santa Cruz, Mendoza, Corrientes y Santa Fe.

“El mundo digital no entiende de fronteras, el juego on line ya existe en Córdoba, no va a entrar con este proyecto. Ahora mismo hay miles de cordobeses que están jugando sin ninguna regulación que los proteja”, dijo la representante del PRO. En esa dirección, la norma prohíbe el acceso a estas plataformas para los menores de edad y los deudores alimentarios, como así también a los beneficiarios de planes sociales, los propietarios de las licencias que prestan el servicio o tiene algún tipo de participación directa sobre los eventos sobre los que se apuesta, puntualmente los deportistas e instituciones deportivas que participen de los eventos en cuestión.
Desde un marco preventivo, el proyecto también establece un control sobre los tiempos de conexión y obliga a la existencia de una función que “avise” a los jugadores a las tres horas de haber comenzado a apostar, y permite también aplicar un límite a los depósitos factibles de apostar. 

Serán 10 las empresas que podrán explotar el servicio en un plazo de 15 años. Podrán ser de origen nacional e internacional. En este último caso, dichas organizaciones deberán formar una como Unión Transitoria con una firma de capital nacional, que no podrá tener una participación menor al 15%. 

Con la Lotería de Córdoba a cargo de homologar el funcionamiento de dichas prestaciones, las empresas deberá pagar un canon a determinar, pero que no podrá ser menor al 10% de los ingresos brutos.

A río revuelto, ganancia de Schiaretti

El oficialismo cierra un año duro con una carambola (¿fue una carambola?) que le terminó abriendo la posibilidad de engrosar las arcas del Estado y de poner a Córdoba en línea con más de la mitad de los distritos del país, evitando pagar los costos políticos en medio de una discusión demasiado compleja. 

Schiaretti termina un año complicado viendo cómo la oposición se desgrana apenas dos meses después de haber obtenido la victoria electoral más importante de los últimos años en la provincia. Eso lo alivia, aunque deberá resolver otras cuestiones relacionadas con los “daños colaterales” de la discusión del miércoles. El urgente, la relación con la Iglesia y los movimientos religiosos que se ofuscaron ante la falta de respuestas del oficialismo a sus pedidos y se movilizaron durante todo el proceso a la par de los referentes opositores. 

También puede haber quedado algún asunto pendiente entre los socios políticos dentro del oficialismo. Como pocas veces se observa, en la votación hubo seis ausentes, una abstención y tres votos en contra.

Particularmente, se enumeran en esos comportamientos representantes que no forman parte del denominado “schiarettismo puro”, sino que pertenecen a fuerzas políticas aliadas, movimientos sociales o líneas internas con marcadas diferencias con el espacio propio del gobernador. Con otros semblantes, el 2022 será momento, entonces, para barajar y dar de nuevo. 

 

gabriela-brower © El ojo WbEl caso Brower de Koning o la caza de brujas del macrismo

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"