Pese al pedido de perpetua, absuelven a acusados de crímenes de lesa humanidad

En la causa La Cueva 3, el fiscal había solicitado condenas, pero los jueces absolvieron a los tres imputados y ratificaron la inocencia de otro ex militar.
16-06-2021_2712cae30ba5842e76ffc396958053ce
La audiencia de este miércoles marcó el final del juicio. Foto: Télam

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata absolvió este miércoles a dos militares retirados y a un abogado, acusados por presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar en la órbita del centro clandestino de detención que funcionó en la Base Aérea Militar de esa ciudad. Para todos ellos, la fiscalía había pedido penas de prisión perpetua.

El fallo, correspondiente al tercer tramo de la causa denominada "Cueva", fue dado a conocer por los jueces Daniel Obligado, Sabrina Namer y Fernando Machado Pelloni. El tribunal difundió solo la parte resolutiva del fallo y anunció que los fundamentos serán comunicados el próximo 30 de agosto.

Los magistrados consideraron que a lo largo del juicio, iniciado en febrero de 2020, no pudieron probarse las acusaciones contra el ex teniente coronel Emilio Guillermo Nani (75) y el ex teniente primero Miguel Ángel Ruiz (74) y contra el abogado Eduardo Salvador Ullúa (69).

Ruiz es nacido en Córdoba y fue defendido por su compañero de promoción en el Colegio Militar Carlos Meira, ex oficial del Grupo de Artillería 141 José de la Quintana que fue a juicio –y también absuelto, a pedido del fiscal Maximiliano Hairabedian- en el marco de las causas Diedrichs/Herrera.

De este modo, el veredicto se contrapuso al pedido realizado por el fiscal federal general, Daniel Adler, quien había solicitado una pena de prisión perpetua para los tres.

Nani y Ruiz llegaron al cierre del juicio con arresto domiciliario, acusados por los delitos de "asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad agravada por su calidad de funcionario público y por mediar violencia y amenazas, y por durar más de un mes, imposición de tormentos en perjuicio de perseguidos políticos, y homicidio calificado por ensañamiento, alevosía y concurso premeditado de dos o más personas".

En el caso de Ullúa, señalado como personal inorgánico de inteligencia del Ejército, estaba acusado por "privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas, y por durar más de un mes, imposición de tormentos en perjuicio de perseguidos políticos, y homicidio calificado por ensañamiento, alevosía y concurso premeditado de dos o más personas".

Los jueces confirmaron a su vez la absolución del ex militar Juan José Banegas (63), sobre quien la fiscalía había retirado durante los alegatos la acusación de formar parte de una asociación ilícita, por insuficiencia probatoria.

El tribunal dispuso la libertad de los acusados, aunque Nani y Ullúa seguirán detenidos en el marco de otras causas por violaciones a los derechos humanos.

Los imputados eran cinco cuando comenzó el juicio, pero un ex integrante de la Fuerza Aérea acusado, Ramón Seferino Silva (76), no llegó al debate por incapacidad en su salud.

Antes de conocerse la sentencia, el fiscal subrogante Juan Manuel Portela respondió algunos pedidos de nulidad y prescripción planteados por las defensas, rechazados a su vez por los jueces tras un cuarto intermedio, y luego los acusados brindaron sus últimas palabras ante el tribunal.

"Soy inocente de todo lo que se me acusa. Mi única función en Mar del Plata fue instruir sobre defensa aérea y uso de misiles Tiger Kat", dijo Ruiz, único imputado presente en la sala del tribunal, mientras que el resto siguió la audiencia a través de la plataforma Zoom.

Nani, por su parte, aseguró: "No creo que sea necesario decir más nada. En este juicio lo único que ha quedado acreditado es mi inocencia". "Me considero absolutamente inocente, ajeno a todos los hechos que se me imputan. No existe prueba alguna en esta acusación", señaló en tanto Ullúa, quien -por una condena previa- se encuentra alojado en la Unidad Penitenciaria de Campo de Mayo, donde cumple prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos antes de la última dictadura desde la agrupación de ultraderecha Concentración Nacional Universitaria.

Este juicio por el tercer tramo de la causa "Cueva" se desarrolló casi por completo durante la pandemia.

La primera jornada del proceso oral había sido convocada por los magistrados en la Base Área de Mar del Plata, lindera al aeropuerto local, donde sobrevivientes de "La Cueva" recorrieron el predio ubicado junto al Aeropuerto Astor Piazzolla y reconocieron los espacios utilizados para las detenciones ilegales y las torturas.

En el juicio fueron abordados 61 hechos y entre las víctimas de la causa figuran Jorge Candeloro y Norberto Centeno, dos de los abogados secuestrados y asesinados en la denominada "Noche de las Corbatas".

Fuente: Télam 

 

 

Te puede interesar