Se realizó el Tercer Encuentro de Integración Cooperativa

Economía social 04/06/2021 Por Mónica Hernández
A pocos días del 33º aniversario de la entidad cooperativista, el Cecoop desarrolló la charla virtual como parte del ciclo “Conociendo el modelo cooperativo”.
Jose Hernan Orbaiceta
José Hernán Orbaiceta: “Cuidamos la casa común o construimos otro mundo; ‘debemos integrarnos’”.

chapa_ed_impresa_01  

José Hernán Orbaiceta fue el encargado de la apertura del evento. El histórico referente y fundador de Fecootra, lentidad con sede en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, compartió con los participantes la experiencia de la constitución de la Red Gráfica Cooperativa. 

Cuando me invitaron a ser parte de esta charla -comenzó diciendo Orbaiceta- fue un momento muy movilizante, pues vinieron a mí todos los recuerdos de aquel lejano 29 de mayo de 1988 instante en el que fundamos Fecootra con una asamblea en la Ciudad de los Niños, de La Plata” rememoró ante el auditorio y continuó su relato diciendo “pensé en por qué comenzamos con la entidad, que ‘tranqueras afuera’ teníamos los problemas de todos los socios: falta de financiamiento, poco desarrollo tecnológico, competir en el mercado en condiciones desiguales por lo cual era difícil el desarrollo de la empresa, y con un mercado con condiciones parecidas a las actuales”.

Para Orbaiceta la mayor enseñanza que obtuvieron como cooperativistas a los largo de todos estos años, es la comprensión que solos no se puede subsistir en  épocas de crisis, “entonces se juntaron tres compañeros con saberes diferentes pero que podían hacer las tareas de todos, con aquellas máquinas muy poderosas”.

Esta experiencia se replicó en otras empresas que pasaron por momentos similares y asi fue como se empezó a compartir inquietudes y conocimientos. Se fue incorporando más gente y los trabajadores de las provincias comenzaron a acceder, lo que permitió que pudieran llevar adelante la recuperación de empresas que adoptan la forma de cooperativas y son gestionadas íntegramente por sus trabajadores y trabajadoras.

Tal como lo indicara el título del encuentro, la integración cooperativa fue el eje del mismo y en ese sentido Orbaiceta destacó que en el largo camino de la integración se hizo palpable la necesidad que las cooperativas lo transitaran y de ese modo lograr tener presencia en el mercado y que “hay todo un trabajo por hacer y solo no se puede, por ello construimos cooperativas, que tampoco pueden solas, por lo que debieron crearse las federaciones, y, a la vez, estas tampoco pueden funcionar solas para lo que se formaron las confederaciones, y porque el problema es mundial y tenemos que estar todas las cooperativas juntas”, añadió el dirigente.

“El sexto principio cooperativo es integración”

Esto no fue fácil, pues la “conformación que tenemos, el paradigma de la competencia no de la cooperación que prima en el mundo, que habría que cambiarlo, en estos tiempos de pandemia se ve que un poco el destino de la humanidad se encuentra en ese cambio civilizatorio, pues o cuidamos la casa común o construimos otro mundo; este es el grito unánime de Fecootra: ‘debemos integrarnos’”, expresó el disertante.

En fin, las cooperativas de distintos sectores ponen en común diferentes problemas por lo que aprendieron con la federación a dialogar, a cooperar y construir con el resto del movimiento cooperativo, hechos esenciales para avanzar.

El próximo encuentro organizado por Fecootra se realizará en este mes de junio y será sobre la resolución de conflictos y reglamento de las cooperativas.


Integración regional

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) es una organización no gubernamental independiente que “reúne, representa y sirve a organizaciones cooperativas de todo el mundo”, manifiestan los referentes cooperativistas.
Esta Alianza, fundada en Londres en 1895, cuyos miembros son organizaciones nacionales e internacionales de todos los sectores: agrícolas; bancarias; de crédito y ahorro; industriales; de seguros; pesca; vivienda; salud; servicios públicos y sociales, y turismo y consumo.  Actualmente cuenta con 310 organizaciones de 107 países que representan a casi 1.000 millones de personas en todo el mundo.

Con cuatro oficinas regionales en América, Europa, Asia y África, la Alianza apoya la labor del Secretariado en Bruselas como “una herramienta de cada uno de los continentes y la red mundial”, sostienen desde Cooperativas de las Américas.

A su vez, la integración puede desarrollarse de dos formas: vertical y horizontal, siendo la primera la que puede asumir la forma de federación, confederación u otro grado superior de integración. Asimismo, los criterios de agrupamiento son: geográfico, por tipo de actividad, por sector o por tipo de cooperativa.

En tanto, la integración horizontal se da para trabajar por objetivos comunes, por medio de acuerdos o contratos de colaboración, además de poder conformarse como redes, movimientos o mesas de trabajo. Estas no constituyen sociedades ni personas jurídicas.

Como parte de la integración federativa de las mismas, pueden ser de primer, segundo o tercer grado.
Las primeras, son aquellas conformadas por personas para cubrir necesidades comunes. Mientras que las de segundo grado son las federaciones integradas por cooperativas de primer grado. Y, por último, las de tercer grado constituyen las confederaciones conformadas por las federaciones.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar