La seguridad eléctrica es cuestión de seguridad pública

Ed Impresa - Suplementos 18/12/2020 Por Redacción La Nueva Mañana
En tres años de vigencia de la Ley de Seguridad Eléctrica se logró que el 20 por ciento de las instalaciones públicas y privadas de la provincia de Córdoba se ajuste a esa normativa, mejorando la calidad de vida de sus habitantes.
Instalaciones

Suple 26 - Vida Sustentable XVI - Bnr

 

El 24 de diciembre del 2009 falleció Juan Aciar, de 13 años, víctima de electrocución. El siniestro ocurrió luego de una tormenta, cuando Juan intentaba ayudar a un anciano a cruzar la calle en Barrio Jardín de la ciudad de Córdoba y entró en contacto con un cesto de basura electrificado por un cartel fuera de norma en la vía pública.
Sandra Meyer, la madre de Juan, a partir de ese hecho y con la fuerza que solo las madres tienen inició una cruzada para evitar nuevas tragedias como la que le tocó enfrentar.

A través de la Fundación Relevando Peligros desde 2012 trabajó activamente en la elaboración de un proyecto de ley de seguridad eléctrica. El texto se terminó de gestar en el Consejo Asesor de Política Energética de Córdoba (Capec) creado por el Ministerio de Servicios Públicos.

Luego de un arduo trabajo en el ámbito del Ministerio de Servicios Públicos, la Ley de Seguridad Eléctrica de Córdoba fue votada por unanimidad el 17 de junio de 2015 y entró en vigencia el 1 de diciembre de 2017, designando como autoridad de aplicación al Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP).

Poniendo en regla las instalaciones

En poco más de tres años de vigencia de la Ley N° 10.281 de Seguridad Eléctrica para la provincia de Córdoba, los instaladores electricistas habilitados por el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) certificaron 300.907 instalaciones eléctricas aptas, bajo el amparo de esta normativa.

Se trata de una cifra significativa para el ERSeP, ya que en la provincia hay poco más de 1.500.000 instalaciones eléctricas en total. En otros términos, el 20 por ciento de estos montajes obtuvieron su aptitud por parte de los electricistas habilitados para trabajar, conforme a la Ley N° 10.281 y a las reglamentaciones de la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA).

La presidenta de Relevando Peligros, Sandra Meyer, dijo: “La seguridad eléctrica es uno de los ejes de la fundación y trabajar en pos de lograr una Córdoba más segura es nuestro motor. La ley significó un gran cambio social y cultural en Córdoba. Seguimos trabajando y apoyando acciones que garanticen condiciones de seguridad para todos los habitantes”.

La normativa generó un amplio trabajo de sensibilización social sobre la importancia de atender cuestiones de seguridad ciudadana. Más aún, sirvió para concientizar a la ciudadanía de que la electricidad es un asunto de seguridad pública.

Sistematización de la actividad

La normativa de Seguridad Eléctrica, inédita para nuestro país, contempla las conexiones eléctricas de usuarios, sean privadas o públicas, interiores o en la vía pública y crea la figura del “Instalador Electricista Habilitado”; exigiendo la presentación del “Certificado de Instalación Eléctrica Apta”, que debe emitir un Instalador Electricista Habilitado, para la conexión de instalaciones nuevas y para la reanudación del servicio en instalaciones preexistentes garantizando ante la Distribuidora de energía eléctrica que la instalación se encuentre en condiciones seguras de recibir el servicio.

Además, permitió que el ERSeP creara el Registro de Instaladores Electricistas Habilitados. En la actualidad, 33.660 instaladores electricistas habilitados en toda la provincia de Córdoba integran este registro.
El presidente del ERSeP, Mario Blanco, destacó: “La Ley de Seguridad Eléctrica fue un gran paso para Córdoba; es la primera provincia argentina que la tuvo y no hay otra provincia en el país que aún la tenga”.

Básicamente, la ley indica que para acceder al servicio eléctrico toda instalación deberá contar con un certificado de instalación eléctrica apta, extendido al usuario por un instalador electricista habilitado, único responsable por las instalaciones que valida. Luego, el instalador electricista deberá presentar el certificado ante la distribuidora eléctrica para que se le otorgue el servicio.

La norma contempla tres categorías de instaladores eléctricos. Del total de técnicos habilitados, 18.600 corresponden a la Categoría I (profesionales con título de grado universitario), 3.600 a la Categoría II (técnicos con título habilitante), y 11.460 a la Categoría III (idóneos).

Los instaladores de categorías I y II pueden certificar exclusivamente aquellas instalaciones determinadas por las incumbencias de sus títulos en relación a su formación académica (definidas por el Ministerio de Educación de la Nación), no indicando habilitación ni jerarquía en lo relativo a la posibilidad de proyectar o ejecutar obras eléctricas de determinado nivel de tensión o potencia.

El trámite para ingresar al Registro de Electricistas debe ser efectuado por colegios profesionales en los que técnicos y profesionales de la especialidad correspondiente se encuentren matriculados. No hace falta realizar ningún otro trámite ante el ERSeP.

Los idóneos pueden certificar instalaciones de viviendas unifamiliares y pequeñas instalaciones comerciales o industriales, en baja tensión y con una potencia no mayor a 10 kilovatios.

Para formar parte del Registro de Electricistas deben realizar un examen inicial o un curso y su correspondiente examen. El primer paso es inscribirse en el Programa de Seguridad Eléctrica, dirigido a hombres y mujeres mayores de 18 años, con conocimiento en electricidad.

Todos los pormenores de la Ley de Seguridad Eléctrica, incluido el procedimiento estipulado para que los electricistas obtengan la habilitación para trabajar, pueden encontrarse en la misma Ley  N° 10.281 o en la web del ERSeP: ersep.cba.gov.ar, más exactamente en la sección “seguridad eléctrica”.

Para el titular del directorio del ERSeP, Mario Blanco, “la Seguridad Eléctrica es una materia que debemos profundizar y su mayor éxito tiene que ver con que ésta sea asumida por la sociedad en su conjunto, como una forma de cuidar la vida e integridad de cada persona, contribuyendo a poner la vida en valor”.

 

   

Suplemento Especial - Vida Sustentable

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar