Veranear en las sierras costará alrededor de 40% más que en 2019

Desde el sector advierten que el promedio de precios crece por debajo de la inflación. La apuesta está centrada en el movimiento interno y la atención en los servicios de traslado.
Calamuchita

chapa_ed_impresa_01

 

Aún en medio de una situación sanitaria complicada pero con una curva que se estabiliza haciendo parecer que lo peor de la pandemia ya pasó, Córdoba se prepara encarar una temporada de verano en que la actividad turística tendrá particulares a lo largo y a lo ancho de toda la provincia, pero existirá. Luego de ocho meses de parate absoluto, esa quizás sea la mejor noticia para un sector que calcula, según una reciente encuesta, recuperar sus niveles de actividad prepandémicos en plazo que se proyecta entre los 12 y los 18 meses. 

Con algunos aspectos protocolares aún por definirse, la actividad tiene todo listo para emprender la vuelta hacia finales de este mes, cuando el Gobierno provincial habilite los trabajos de puesta a punto definitiva para cabañas, hosterías, casas de alquiler y demás propiedades que concentran su desarrollo económico en la temporada. Aunque todavía resta el anuncio formal, durante el mes de diciembre el turismo cordobés volverá activarse de modo interno y, a partir de enero, se abrirá al país y al mundo. 

Apostando al turismo interno

“Me parece que la apuesta estará centrada en el turismo interno porque estamos en un contexto complicado para pensar que en lleguen demasiados turistas del exterior, como habitualmente sucede” dice a La Nueva Mañana José Alejandro González, presidente de la Cámara de Turismo de Córdoba. Según señala, si bien faltan todavía afinar algunas cuestiones relacionadas con las exigencias que se terminarán imponiendo para la vuelta, no hay demasiadas expectativas en que los vuelos desde exterior tengan el protagonismo que tuvieron años atrás.  

Una lectura similar tiene el director General de Turismo en Municipalidad de Córdoba, para quien la llegada de turistas se dará mayoritariamente en vehículos particulares. Para Pablo Bianco, el grueso de visitantes llegará desde el interior y se fortalecerá con el movimiento que generalmente se impulsa desde las provincias argentinas. 

En una situación distinta a la que ofrece el sector serrano, la Capital provincial se prepara para el verano con una oferta que pone su atención en las orillas del Río Suquía, los parques y plazas de la ciudad, y la nueva movilidad urbana que encontrará una dinámica distinta durante la temporada con el regreso de shows en espacios abiertos distribuidos por diferentes puntos de la ciudad. “La idea es que Córdoba tenga un atractivo permanente que invite a visitarla, a pasearla y a disfrutarla de la mejor manera”, asegura a La Nueva Mañana. 

vuelos © NA
En un promedio, se estima que los costos para los turistas que lleguen a Córdoba crecerán entre un 30% y un 40% dependiendo la zona y el servicio al que se decida acceder. (Foto: NA)

La estrategia de cuidar el bolsillo

En un promedio, se estima que los costos para los turistas que lleguen a Córdoba crecerán entre un 30% y un 40% dependiendo la zona y el servicio al que se decida acceder. Los de  hasta dos estrellas son los que menos subirán sus precios, promediando un crecimiento en un poco más del 30%; hay un aumento promedio que se acerca más al 40% para aquellos servicios de entre 3 y 4 estrellas, y también hay servicios más caros que directamente están dolarizados. 

“Se ha resignado un poco la rentabilidad por dos razones: por un lado porque tenemos que competir con otras ofertas turísticas del país, pero también porque se privilegió hacer mover la maquinaria después de ocho meses de actividad por sobre la ganancia. Hay disímiles formas de encarar una situación como ésta, hay muchos empresarios que prefieren mantener su plantilla de personal y hacer frente a los gastos urgentes a cualquier otro tipo de especulación”, señala González, que reconoce que la crisis evitó que se recargue “lo que cada uno por ahí pensaba que era lo más adecuado”. “Si hubiese primado el cálculo costo por costo, se tendría que haber aumentado entre un 60% y un 70%”, asegura. 

En la ciudad de la Córdoba, los precios finales se mantienen por estudio sobre el final de esta semana y se espera que el tarifario esté definido durante los próximos días. Según se estiman, habrá una actualización en el universo de la hotelería que podrán experimentar nuevas subas dependiendo del comportamiento de la demanda a lo largo de la temporada. La actividad gastronómica, con el paulatino regreso experimentado durante los últimos meses, no experimentará demasiadas variaciones en relación a los precios actuales.  

CovidCba Bares & Resto © 2020 Javier Imaz_008
La actividad gastronómica no experimentará demasiadas variaciones en relación a los precios actuales. 

Un noviembre con “más dudas que certezas”

Si bien el trabajo es intenso, a menos de un mes de emprender el regreso, los hoteleros no saben de qué manera se habilitará el servicio en cada una de sus dependencias. Las dudas pasan por la cantidad de habitaciones que se habilitarán y por algunas cuestiones relacionadas con la estrategia sanitaria, por ejemplo, si los hoteles deberán cerrar sus puertas durante algunos días entre la partida de un contingente y otro para realizar tareas de desinfección. “El crecimiento de casos y la llegada del pico que se fue demorando complicó todos los planes porque hubo que repensar todo, hoy todavía tenemos más dudas que certezas”, asegura el titular de la Cámara de Turismo al respecto. 

Uno de los temas que más preocupa a los operadores turísticos y que podría tener un impacto directo en los costos para viajeros y viajeras tiene que ver con las características que tendrán los servicios de traslado. “Tenemos una gran expectativa con lo que pueda suceder con las habilitaciones del transporte porque si solamente nos permiten utilizar el 60% de la capacidad en cada coche, seguramente el costo se terminará traslado a cada pasajero en particular”, dice González, mientras asegura que con los recaudos necesarios se podría pensar en viajes en que los coches puedan estar ocupados en un 100% de su capacidad sin que eso implique dejar de garantizar las medidas sanitarias exigidas. 

En caso de que la ocupación habilitada, como se viene especulando, sea de alrededor de un 60%, quienes utilicen esos servicios sentirán en sus bolsillos un impacto que puede significar un aumento de entre un 25% y un 30%, sólo en ese ítem de los gastos.  

Los precios cordobeses en la oferta nacional 

A contramano de lo que señalan los números del trajinar cotidiano en el territorio provincial, desde el sector turístico afirman que Córdoba siempre se ha caracterizado por tener buenos precios en comparación a otros destinos destacados del país. “Siempre se dio así y es algo que se ha venido manteniendo con el paso de los años, Córdoba ha podido mantener esa ventaja comparativa con otros destinos de excelencia como la Costa, Bariloche, Iguazú, Mendoza o Salta”, describe González. 

“Las ventajas que ofrece nuestra ciudad se ven reflejadas en la cantidad de visitas que llegan desde otros puntos del país: Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, San Juan, Mendoza y Santiago del Estero. Junto con los cordobeses que vienen desde otros puntos de la provincia, ahí tenés el 92% de la actividad turística, explica, por su parte, Bianco que también advierte que los servicios más caros (hoteles cinco estrellas) estarán muy vinculados a lo que pueda suceder con las visitas desde el exterior.  

Colectivo Covid © gentieza
“Me parece que la apuesta estará centrada en el turismo interno porque estamos en un contexto complicado para pensar que en lleguen demasiados turistas del exterior”.

¿Qué pasará con las actividades artísticas y recreativas?

Con la intención de profundizar una marcha en el que el diálogo se viene manteniendo de modo constante, el pasado miércoles hubo una reunión de la que participaron autoridades de las agencias oficiales de Turismo y Cultura, empresarios, trabajadores y demás organizaciones del sector artístico y cultural. La intención es apuntar a un verano “lo más normal posible”, dentro de un contexto claramente particular. Así, cada área en particular mantiene un trabajo minucioso con los responsables políticos y sanitarios de la Provincia para pensar en protocolos específicos para distintas actividades que se habilitarán con la llegada de la temporada. Si bien saben que algunas actividades no podrán ser habilitadas, como las que contemplan grandes conglomeraciones en espacios cerrados muy pequeños, la apuesta es “garantizar una oferta cultural que cuide a los trabajadores y a los turistas”. 

Según señala uno de los participantes activos de esas reuniones a La Nueva Mañana, la decisión se acompaña con la certeza de tener que cuidar lo conseguido gracias al esfuerzo de las autoridades sanitarias durante todo este tiempo. “Esto va a funcionar si garantizamos la responsabilidad, el cuidado y el trabajo coordinado de todos los sectores: Estado, cámaras, empresarios, gastronómicos, trabajadores y turistas”, asegura. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"