Sobre el linchamiento mediático y los sujetos de la educación

Opinión 06/07/2020 Por Diego Barrionuevo*
El linchado siempre es un anónimo. En la educación hay sujetos. Ojalá prefiramos los sujetos al linchamiento.
UNIVERSIDAD Siglo 21 prensa US21
"Los docentes nos equivocamos, eso no debe justificarnos, sino saber convivir con ello". - Foto: ilustrativa

Este fin de semana un tuit construyó una noticia y la prensa le puso los clásicos adjetivos de "escándalo" y "polémica". No fue sobre una clase en la Siglo 21, sino sobre una expresión emitida en ella. 

Fue acerca de un hecho desafortunado, pero para nada con el ánimo de discriminar. Lo digo porque conozco al profesor. Conozco su forma de pensar, pero principalmente comparto su mirada y práctica sobre la educación. 

Pero los medios desujestivizan. Lo hacen invisible y con eso promueve el linchamiento mediático.

Se le endilga falta de empatía, sin embargo, su invisibilidad, permite insultos, agravios, llamarlo nazi o gusano. No lo conocen. Pero eso no es importante para el linchamiento. Porque en el linchamiento no existe la empatía. El linchado siempre es un anónimo, un nadie. 

Pero los educadores nos reconocemos. A él lo conocí en un Espacio de la Memoria, La Perla. Fue con jóvenes y adultos de un barrio popular del este de la ciudad. Lo volví a ver en Cenma donde trabaja, cuando organizó una actividad en homenaje al proceso de beatificación de Angelelli. Porque como educador (el sujeto, el invisivilizado) quería enseñar y transmitir los valores ciudadanos, políticos y religiosos (desde la laicidad) del sacerdote que lleva como nombre la escuela, su Cenma. 

Los docentes nos equivocamos, eso no debe justificarnos, sino saber convivir con ello, pero fundamentalmente redoblar la formación para acortar la posibilidad de equivocarnos.

Sin embargo, en este periodo de cuarentena los medios viralizaron varios videos que tenían como protagonistas docentes y sus errores. 

La que dijo una " mala palabra" con el micrófono abierto. 

Los errores ortográficos.

Errores de cálculos. 

Errores conceptuales. 

¿Quiénes eran estos docentes?

No importa, solo vale marcar los errores, reírse de ellos.

Carcajadas y críticas que son políticas.

El profesor en el marco de una clase puso un mal ejemplo y una expresión desafortunada. Seguro él podrá pedir disculpas y darle contexto. ¿O ya los medios dieron el veredicto? Nadie puede decir que dio una mala clase, porque nadie la vio (solo sus estudiantes). Pero eso no importa porque un sujeto invisibilizado es linchado mediáticamente. 

Tampoco tiene voz. Porque todo lo que diga será usado en su contra y porque sus patrones les prohíben expresarte. Yo me considero un educador. 

La educación, sus instituciones y sujetos me interpelan. Y no puedo menos de dejar en algún lado un testimonio que defienda a los buenos profesores. Aunque para muches pueda sonar incorrecto, para mi es defender la práctica de los buenos docentes.

(*) Comunicador social y docente.

Noticia relacionada:

UNIVERSIDAD Siglo 21 prensa US21Inician sumario a un docente por expresiones antisemitas durante una clase virtual

Te puede interesar