Afrontar los efectos del cambio climático: un compromiso de intendentes

Suplementos 19/06/2020 Por Juan Pablo Casas
Entre los municipios comprometidos frente al cambio climático, Bell Ville tiene un papel protagónico, ya que integran una red nacional que ha dado grandes pasos en esa materia.
Bell Ville Reciclado
- Desde la Planta de Reciclado de Bell Ville se vendieron casi 13 toneladas de cartón y papel en el mes de junio.

Suple 20 - Vida Sustentable X - Bnr

 
 

El asociativismo es una alternativa para generar acciones concretas frente a las consecuencias del cambio climático. En ese plano, la Red Argentina de Municipios ante el Cambio Climático (RAMCC) es un instrumento de coordinación e impulso de políticas públicas de creciente relevancia. Está integrada por ciudades y pueblos de la Argentina, y a través de este ente se coordinan acciones locales, se socializan experiencias y se evalúan los resultados de los programas que desarrollan los municipios que la integran, tomando las recomendaciones del IPPC. También busca convertirse en un instrumento de apoyo técnico para los gobiernos locales, ofreciéndoles herramientas que les permitan alcanzar un modelo de desarrollo sostenible.

El objetivo  de la RAMCC es ejecutar proyectos o programas municipales, regionales o nacionales, relacionados con la mitigación y/o adaptación al cambio climático, a partir de la movilización de recursos locales, nacionales e internacionales.

Bell Ville forma parte de esta red desde hace varios años, sumándose de esta forma a los municipios argentinos y del mundo que trabajan con el foco puesto en mitigación y adaptación al cambio climático. A  principios de 2020 la ciudad fue sede de la Segunda Asamblea del Fideicomiso de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático, con el fin de presentar el estado financiero del año 2019, exponer el avance de los proyectos y elegir el nuevo Consejo de Intendentes del Fideicomiso RAMCC. Asimismo, los intendentes tomaron una decisión trascendental: se acordó la compra de luminarias LED entre algunos municipios participantes. 

El secretario de Coordinación de Gabinete, Ernesto Borrageros, explicó de qué forma la ciudad cordobesa se integró a este grupo de trabajo.

Ernesto Borrageros 03
 Ernesto Borrageros: “La lucha contra el cambio climático no es un nicho, es algo que hay que pensarlo como una totalidad desde el municipio en todo lo que es obras”.

-¿Qué es la Red Argentina y cuándo se sumó Bell Ville?

-Es una ONG que ahora ha virado a lo que es una asociación civil que nuclea alrededor de 200 municipios del país. Esos municipios forman una red en donde se intercambian experiencias, información, y también se llevan adelante proyectos ejecutivos y en conjunto para la mitigación y adaptación al cambio climático. Funciona desde el año 2012. Bell Ville, antes de asumir nuestra gestión, ya era parte y después de asumir nosotros en 2015, tomamos un protagonismo más activo en la red.

-¿Qué debe hacer el municipio para forma parte?

-Para tomar parte en la red tiene que cumplir con algunas condiciones de membresía, por así decirlo, que son, en primer lugar, adherir al pacto, a querer ayudar para mitigar el cambio climático. Después, tenés que hacer algunas cuestiones técnicas, que son hacer un inventario de gases del efecto invernadero, fijar un objetivo de mitigación y adaptación al cambio climático y generar un plan de acción climática que es a 2030. Toda esa metodología va en línea con la metodología homologada internacionalmente.

-Es decir que esta red forma parte de algo mundial…

-La Red Argentina de Municipios está dentro del Pacto Global de Alcaldes, que nuclea a siete mil alcaldes de todo el mundo y todos ellos, de los cinco continentes, trabajan con la misma metodología. Es decir que todos los esfuerzos que se hacen a nivel local suman en esta red que está inserta en una red mundial. 

-¿Cuáles son los puntos distintivos de esta red?

-Es una cuestión novedosa, porque normalmente porque hasta el Pacto de París en 2016, siempre se hablaba de los esfuerzos de los países y esta red va en línea con todas las metodologías internacionales, pero en realidad quienes aplican todas las políticas que tiene que ver con el cambio climático en la práctica son los intendentes o alcaldes. Es decir, es muy difícil que en un país, el presidente de la Nación venga a Bell Ville a hacer una acción por el clima directamente en nuestra ciudad. Es una responsabilidad que se piensa a nivel global, pero que se aplica a nivel local.

-¿Cuál es el lugar que ocupa Bell Ville?

-Bell Ville, dentro de esa red, es una de las siete ciudades de Argentina que completó todo ese proceso. A principios del año pasado, la red propulsó un fideicomiso de administración a los fines de conseguir financiamiento de organismos internacionales. Eso se inició hace más de un año y se viene trabajando, estamos cerca de conseguir una financiación de la Unión Europea para generar los mecanismos legales y técnicos para poder realizar compras y licitaciones en conjunto los municipios, que se dan a nivel internacional.

-¿Los municipios consiguen esa financiación a través de la Red Argentina?

-Los municipios no se pueden endeudar a nivel internacional, deben tener el aval de las provincias. Yo no puedo salir como municipio a endeudarme porque no lo permite la Constitución y las leyes nacionales. Entonces, se genera un fideicomiso que toma la deuda y la garantía hoy se está tratando de captar y serían fundaciones internacionales a las que les interesa esta clase de proyecto, Fundación Bloomberg, en Estados Unidos, y la fundación Frederick Eber, en Alemania, por ejemplo, y que financian programas que tengan que ver con el clima. 

Vivero Municipal
Ernesto Borrageros acompaña al  intendente Carlos Briner en su recorrida por el Vivero Municipal de Bell Bille.

-¿Qué esperan obtener?

-Nosotros estamos generando un mecanismo, no lo tenemos constituido legalmente para tener la posibilidad de que una de estas fundaciones pueda poner plata en el proyecto en Argentina y que esa plata venga directo a los municipios sin pasar por Provincia o por Nación. Es un mecanismo novedoso al que le estamos dando forma y está en marcha. Ahora, estamos buscando una financiación de la Unión Europea de 15.000 euros para poder hacer todo ese estudio y ese andamiaje legal y tener la posibilidad de hacer una licitación pública a nivel local para comprar luminarias led en ocho municipios del país.

-¿Esa licitación sería obtenida a nivel nacional?

-Esa licitación nosotros la sacaríamos no solamente en Argentina, sino también a nivel mundial. Bell Ville había ofrecido 3 millones de pesos, Godoy Cruz, 5 millones y así juntaremos 20 millones de pesos que traducidos a dólares serán 200.000 y compraremos luces a nivel internacional para un mecanismo que estamos probando. De ese fideicomiso, nuestro intendente  Carlos Briner es el presidente de la administración, así que estamos trabajando con esta cuestión para lograr el financiamiento a nivel internacional. Es muy difícil captarlo directamente desde un municipio porque hay requerimientos elevados, pero si nos juntamos con otros municipios tenemos la posibilidad. 

-¿De qué manera intercambian conceptos con el resto de los municipios?

-En líneas generales, ese es el mecanismo más novedoso, después hay videoconferencias, en donde los diferentes intendentes del país van contando sus experiencias y diferentes actividades que se van haciendo, al igual que capacitaciones, intercambio de información y este tipo de cosas, que hasta la pandemia se hacía de manera presencial, siempre buscando la cuestión de financiar proyectos. Este año, en Madrid, el fideicomiso recibió un reconocimiento por una cuestión novedosa para el financiamiento, así que estamos trabajando en eso. Está bueno, ahora el cambio climático es algo que está en boga y está bien que así sea porque nos lleva puesto.

-¿Los vecinos se adaptaron a este concepto?

-La gente muestra interés en general, obviamente el sector ambientalista lo ve bien y lo que uno tiene que hacer como municipio es adaptar sus políticas a esta cuestión, porque la mitigación y la adaptación al cambio climático están en todas las acciones que vos llevas adelante desde el Estado. Por ejemplo, voy a hacer un barrio en Bell Ville de 20 o 50 viviendas, yo tengo que adaptarlas al cambio climático. ¿Cómo? Metiéndole iluminación led, un calefón solar, generando mayor espacio verde, cortina eólica para los vientos, no necesariamente tiene que ser una acción pensada de forma exclusiva. Ni hablar de la separación de residuos, la adaptación de los desagües.

-Entonces las municipalidades van en esa dirección definitivamente…

-Bell Ville, por ejemplo, está pensada para soportar lluvias de 40 milímetros en una hora y hoy tenés lluvias que oscilan en 120 milímetros en una hora, entonces hay que duplicar los desagües. La lucha contra el cambio climático no es un nicho, es algo que hay que pensarlo como algo total desde el municipio en todo lo que es obras.

 

   

Suplemento Especial

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"