El CILE y el desafío de empoderar a la sociedad para que lo haga suyo

Nora Bedano, titular de la Agencia Córdoba Cultura, explica cómo se organizó el evento que en pocos días pondrá a Córdoba como Capital de la Lengua Española en el mundo.
Nora Bedano@Javier Imaz_04
La presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Bedano (Fotos: Javier Imaz - LNM)

Suple 09 - CILE 2019_Bnr



- ¿Cómo surge la idea de proponer a Córdoba como sede del Congreso de la Lengua?
- Este fue un trabajo conjunto entre el Gobierno de la Nación, el Gobierno de la Provincia y la Municipalidad de Córdoba que allá por enero del 2016, cuando en el marco de una exposición que se hace en Madrid que tiene que ver con el turismo aparece la posibilidad de postular a la Argentina como sede del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española. Así surge, así comienza la tarea de cerrar todos los convenios y todas las gestiones para que Córdoba sea la sede de este congreso.

- ¿Cómo se encaró la coordinación con el Estado nacional, con el Gobierno municipal, para lograr una organización lo más precisa posible?
- Fue un gran aprendizaje. La comisión argentina de organización está conformada a nivel nacional por las ahora Secretarías de Turismo y Cultura, en aquel entonces ministerios; más el Ministerio de Educación y Cancillería. A nivel provincial por el Ministerio de Educación, la Agencia Córdoba Cultura, Córdoba Turismo y la Universidad Provincial de Córdoba. De la Municipalidad prácticamente todas las áreas, pero con mayor peso de la Secretaría de Cultura; y la Universidad Nacional de Córdoba. Una mesa de trabajo de esa magnitud implica mucho, pero mucho esfuerzo en poder consensuar casi todas las decisiones. Y así lo hemos hecho. Hemos transcurrido estos dos años con una tarea conjunta, donde por supuesto todo el sistema de redes y herramientas de trabajo tecnológicas, todo sirve para comunicarse en todo momento. Cuando nos reunimos, una vez por mes, la comisión argentina se ha ocupado de cerrar distintos temas. Y hemos tenido las visitas técnicas de autoridades del Instituto Cervantes y de la Real Academia. Ha sido un trabajo con un gran aprendizaje que tuvo que ver con la paciencia, la tolerancia. Decidimos dejar de lado diferencias políticas y de otro tipo, y hemos llegado a hoy, cuando todo está encaminado, la organización en pleno trabajando en un mismo sentido.

- ¿Cómo se derrama todo este movimiento que tendrá lugar en la capital de la provincia hacia el interior de la misma?
- Hemos federalizado toda la información, primero a través de los medios de comunicación hacia toda la provincia, sobre lo que se iba avanzando con respecto al Congreso. Y a su vez, están participando en el Festival de la Palabra, que comienza el 20 y termina el 30 de marzo, abrazando al congreso académico propiamente dicho, viabilizando la participación de todas las instituciones o personas que prepararon proyectos para exponerlos en Córdoba durante el Festival de la Palabra. Como también llevar desde Córdoba a otros lugares del interior algunas expresiones artísticas. Podemos decir que, Río Cuarto, Villa María, San Francisco, Huinca Renancó, Colonia Caroya, Brinkmann, por nombrar algunas localidades, están participando de este Congreso de la Lengua de forma directa o a través de distintas actividades que tienen que ver con el Festival de la Palabra que acompaña al Congreso de la Lengua propiamente dicho.

Nora Bedano@Javier Imaz_01
Hemos federalizado la información hacia toda la provincia sobre los avances de la organización del Congreso. Y a su vez, están participando en el Festival de la Palabra todas las instituciones o personas que prepararon proyectos para exponerlos en este evento.

- ¿Cómo trabajaron esta idea del Festival de la Palabra, que pasa por desacartonar un poco la expresión académica para hacerla llegar al ciudadano común?
- Todas las bibliotecas populares de la provincia trabajaron con absoluta receptividad positiva cuando les pedimos los proyectos que los pueden mostrar en sus localidades y también en la ciudad de Córdoba. Cada uno de los museos de la ciudad de Córdoba tiene una programación preparada para los días del Congreso y el Festival de la Palabra. Los grupos musicales, los elencos teatrales independientes y callejeros que van a andar por la ciudad mostrando su arte. Instituciones debidamente conformadas, la Legislatura de Córdoba, el Espacio Arturo Illia, serán parte. Ha habido una gran receptividad a nuestro planteo de empoderar a la sociedad cordobesa para que el Congreso esté en cada casa, en las escuelas, en cada uno de los rincones de Córdoba, en el bar mientras se toma un café, en las bibliotecas, se hable en estos días del Congreso de la Lengua.

- ¿Qué significó para usted, una persona de extensa trayectoria política, asumir esta responsabilidad de participar en la organización de un evento de esta magnitud?
- Fue un enorme desafío. Como decimos siempre, cuando tenemos que tomar las riendas de este espacio que tiene que ver con la gestión pública. Donde hay que respetar a todos los sectores. A los trabajadores explicarles y convencerlos de que deben ser parte de este evento. Nuestros técnicos del Teatro San Martín van a estar trabajando en el acto formal de apertura y también en la Velada de Gala, cuando el escenario se estrene con la Sinfónica y la ópera de Manuel de Falla el 27 a la noche con la presencia de todas las autoridades, trabajadores, sindicatos y todas las instituciones. Creo que lo más importante fue y seguirá siendo el poder conversar absolutamente todo con todo el mundo.

-¿Qué espera que se diga el día después de la finalización del Congreso?
- Que fue el mejor Congreso de la Lengua de todos los tiempos.

  

  

Suplemento Especial

Seguí el desarrollo completo de este Suplemento Especial 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar