Últimas noticias

Embestida del Gobierno nacional: Poder político y humor social, bajo presión

Paro general y masiva movilización organizada por la CGT; extorsión del ministro de Economía y del propio Presidente a legisladores y gobernadores. El Gobierno promete ir a fondo con el ajuste y la resistencia de diversos sectores recién comienza.

Política 28/01/2024 Flavio Colazo
nota embestida del gobierno nacional flavio colazo
Ilustración: Pito Campos

(*) “La locura se ríe, y bajo la presión nos derrumbamos…”

Una serie de situaciones turbulentas de diversa índole atravesaron la semana en nuestro país –también en la región y en el mundo-  en varios aspectos, principalmente en aquellos vinculados a la política y a la economía.

Una de las particularidades que presentaron estos avatares los constituyó una extensa presencia de variopintas acciones tendientes a presionar –en diversos sentidos (muchas veces opuestos)-  a diferentes sectores y/o actores centrales del quehacer institucional argentino.

Se podría enumerar algunos: Paro y movilización -por parte de los sectores del trabajo-; exigencias y… ¡extorsiones! –públicas y privadas por parte de sectores –y actores- de la política-; intromisión descarada -y desesperada- en la redacción del texto final de la ley ómnibus- por parte de varios sectores del poder real que se sintieron que estaban quedando afuera del cúmulo de beneficios que el gobierno nacional otorga a las grandes empresas dueñas de la economía argentina; y así.  

Paro 24 de enero en Córdoba (UEPC) 40
El paro y movilización del 24 E en la ciudad de Córdoba. Foto: UEPC

En medio de esta suerte de revuelto –o revoltijo- de intereses espurios, que pretende imponerse a cualquier costo por parte de la administración nacional en conjunción con los sectores del poder real –y para lo cual presionan hasta los límites de la extorsión- también un gran conjunto de países del mundo (sobre todo del hemisferio occidental) ha experimentado una serie de presiones internas y externas (manifestaciones en Alemania y exigencia de la OTAN a varios países de una toma de posición inmediata respecto a las sanciones a Rusia) que han puesto los pelos de punta en más de una de las poblaciones de los países centrales de Europa. Es que -en cuanto a sus intereses- las súper potencias no muestran escrúpulos algunos a la hora de exigirles “sacrificios” a otros pueblos y naciones con el único fin de satisfacer sus apetencias geopolíticas y económicas.  

Presión local

Al comienzo de la semana debido a las solicitudes -por decirlo de modo amable- de diversos sectores de la sociedad provincial, los representantes cordobeses de los diversos espacios políticos presentes en el Poder Legislativo se vieron obligados a plantarse frente a las pretensiones del Ejecutivo nacional de que accedieran a aceptar los puntos referentes a las retenciones y a las modificaciones al sistema previsional tal cual estaban presentes en la ley ómnibus.

Ya en entrevista concedida a LNM la semana pasada, el ministro cordobés Pedro Dellarossa había dejado en claro que –más allá de apoyar al actual gobierno nacional- de ningún modo se iba a firmar algo en contra de los intereses de los sectores productivos provinciales. De tal modo que, así las cosas, el Ejecutivo nacional se vio en camisa de once varas para lograr obtener un dictamen antes del miércoles 24 –día asignado para el paro y la movilización organizados por la CGT-. 

24E. Alta presión arterial (para el corazón del Ejecutivo)


En el “corazón” de la semana, el miércoles 24 de enero, las principales arterias de la gran mayoría de numerosas ciudades del país – CABA, Córdoba, Rosario, y una docena más (por lo menos)- se vieron atestadas de manifestantes convocados desde diferentes espacios sociales–y por similares motivos- que se movilizaron en forma pacífica y ordenada en protesta por el rumbo que está tomando el gobierno nacional -principalmente en economía, pero también en cuanto a entrega de soberanía, desguace del estado, desaprensión para con los sectores empobrecidos y de clase media, y un amplio espectro de disidencias más-.

Estas manifestaciones citadinas-que superaron el millón y medio de personas en su totalidad- lograron ejercer fuerte presión tanto sobre el ejecutivo nacional como sobre varios sectores del legislativo que no pudieron dejar de atender al fenómeno del fuerte reclamo social que expresado a lo largo y ancho del país. Como consecuencias sustanciales –del 24E- primeramente el Ejecutivo nacional se vio obligado a desguazar la ley ómnibus –lo que se tomó como una pesada derrota- y luego cedió completamente, en lo que constituyó una mayúscula “victoria vergonzosa”, el paquete fiscal –destacándose el retiro de los puntos que involucraban cambios en Ganancias, ajuste sobre los jubilados y retenciones-.

Y finalmente –también como consecuencia del paro “intrascendente”-  se dio comienzo a un raid de desplazamientos de funcionarios del oficialismo nacional -que aún no se sabe cuándo concluirá-. Quien primero pagó los platos rotos fue el bullrichista Enrique Chiantore -a cargo del área de Salud-, siguiéndole luego el ministro de Infraestructura, Ferraro.

guillermo ferraro NA
Guillermo Ferraro, ex ministro de Infraestructura, al cual Milei le solicitó la renuncia. Foto: NA

Pero estos corrimientos amenazan con ser solo los primeros -Guillermo Francos, Eduardo Serenellini y Martín Menem parecieran estar primeros en la lista de espera de estos recambios- Otros destinos de algunos funcionarios están a merced del cambiante humor del presidente Milei.

Presión y extorsión

Vale aclarar que la salida de Ferraro se produjo luego de que se diera a conocer un trascendido que manifestaba la decisión de Milei de extorsionar a los gobernadores amenazándolos con dejar a aquellas provincias díscolas sin un centavo. Por información –o intuición- Milei culpó a Ferraro y lo castigó duramente.

El método de Milei para presionar -con el fin de lograr satisfacer sus antojos- pareciera ser el tradicional del palo y la zanahoria, pero con un cambio importante en cuanto a la cantidad –muy cuantiosa-  de palazos y a la cuota –muy mínima- de hortalizas. 

“Ningún hombre pide estar bajo presió… Esto derrumba edificios, divide a una familia en dos, pone a la gente en las calles”. Este fragmento de la canción de David Bowie y Queen (Under pressure) podría resultar apropiado como pocos para describir la sensación y las consecuencias –en cada individuo y en la sociedad en su conjunto- de vivir en un estado de presión permanente.

Por eso, ante las catastróficas circunstancias en que se cuenta viviendo la población argentina producto de la incesante presión cotidiana -producto de las decisiones gubernamentales- no debiera llamar la atención el incremento geométrico de situaciones de violencia en diferentes ámbitos –domésticos, delincuenciales, intra laborales, etc.-  o de empeoramiento de la salud personal.

La presión presente en la sociedad nos afecta –como dicen Bowie y Queen- aunque nuestra situación personal no sea extremadamente grave: “Eso es lo espantoso al saber cómo está yendo este mundo… viendo a algunos buenos amigos gritando: ¡déjenme salir de esto!” 

Presiones internacionales

En tanto el estado de presión interna en nuestro país es de tal magnitud que prácticamente que impide girar la vista hacia otros confines no es posible dejar de recordar que hay un par de guerras de gran magnitud en curso –Ucrania y OTAN/Rusia e Israel/Hammas-.

El incesante agregado de participantes en uno y otro conflicto –sumado al accionar (y a las terroríficas advertencias y amenazas) de los principales líderes de Israel y la OTAN- no hace más que –como se dice comúnmente- echar más leña al fuego. Solo la paciencia estratégica de Rusia ha evitado hasta hoy que una guerra mundial tradicional (como la primera o la segunda, por ejemplo.) ya haya cobrado forma.

Los recientes ataques “ucranianos” -con drones de la OTAN- a ciudades rusas como San Petesburgo y Moscú bien pudieran ser tomados por Putin como una declaración oficial de guerra por parte de la coalición atlántica. Es que los drones utilizados no son de fabricación ucraniana sino que han sido provistos por la OTAN –igualmente la logística y mapeos necesarios para la realización del ataque-.

A todo esto, como deseosos de que Rusia declare de una vez por todas el inicio de la guerra en territorio OTAN, varios líderes europeos –algunos primeros ministros, algunos presidentes, pero por sobre todos los líderes de la UE y la OTAN, Úrsula von der Leyen y Jens Stoltenberg respectivamente- no cesan en hostigar a la Federación Rusa ni de “advertir” a la ciudadanía europea que hay que estar preparados para una guerra… ¡inminente! Por si fuera poco estiman una duración de veinte años para el caso de que se haga realidad la hipótesis que sustentan. Bowie y Queen –para nuestro infortunio -  podrían haber estado acertados también en estas otras líneas de su canción: “Este es nuestro último baile…, y esto somos nosotros bajo presión”.

(*) Fragmentos de Under pressure (Bajo presión), canción de David Bowie y Queen - 1981.

Te puede interesar
Lo más visto
Clases by na

Nueva oferta salarial de la Provincia a los docentes: ¿arrancan las clases en Córdoba?

Gabriela Yalangozian
Córdoba 21/02/2024

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) difundió el cronograma de asambleas en las escuelas para analizar la nueva propuesta que el Gobierno de Llaryora le hizo llegar al gremio docente. En principio, recién el miércoles 28 de febrero se votaría en una asamblea provincial si se acepta o no. Más allá de la resolución, se espera que este jueves la Ctera resuelva si lanza o no un paro general en función de la suspensión de la paritaria nacional y la quita del Fonid.