“Pienso que la poesía es la gran anfitriona de la infancia”

Ed Impresa 30/12/2022 Por Mauricio Micheloud
El mexicano Adolfo Córdova celebró en el Cedilij la salida a la luz de la premiada antología de poemas sin rima llamada “Cajita de fósforos” junto con la escritora María Teresa Andruetto.
Adolfo Cordova foto2
Una sorpresiva visita por Córdoba del reconocido investigador, periodista, escritor y divulgador de la literatura. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

Especial para La Nueva Mañana

¿Cómo surge esta visita a Córdoba?

La galería cordobesa “Tres Salas” invitó a mi compañera, Mariela Sancari, artista visual argentina, a presentar su más reciente fotolibro. Nosotros íbamos a viajar a Chile por trabajo y habíamos decidido aprovechar la cercanía para pasar unas semanas en Buenos Aires, de donde es originaria Mariela. Me apunté enseguida al plan de Córdoba y le escribí a Mariano Medina y a Magda Masera de Cedilij para proponerles hacer una presentación de la antología “Cajita de fósforos”, en donde incluimos a varias poetas cordobesas. Me hacía muchísima ilusión presentarla con las muy queridas y admiradas María Teresa Andruetto y Laura Escudero y volver a Cedilij, pionero de la mediación crítica y el estudio de la literatura infantil en Iberoamérica, que había tenido la suerte de conocer en 2015 cuando estuve por primera vez a Córdoba como parte de las Jornadas Internacionales de LIJ que organizaba Claudio Ledesma. Mariano, Magda y María Teresa enseguida dijeron que sí (Laura iba a estar fuera del país en la fecha propuesta) y lo armamos. Resultó una noche de celebraciones y cierres inolvidable para mí.

¿Por qué una antología de poesía sin rima?

Pienso que la poesía es la gran anfitriona de la infancia: celebra las muchas maneras de habitar y reinventar el mundo y acompaña a niñas y niños en sus asombros... con o sin rima. Sin embargo, hasta hace algunos años, vivíamos un imperio de la rima en la poesía infantil, de siglo y medio de existencia, que me parece generaba más distanciamientos que proximidades de les lectores. Afortunadamente, en la última década, los y las poetas han empujado más la creación de poesía no rimada y verso libre y las hibridaciones genéricas que incorporan poemas, y ese interés despertó el mío. Quise aportar un recorrido que intentara visibilizar la historia de esa otra tradición, la no rimada para niñes, presente, también, por lo menos desde hace un siglo. La rima es fundacional en la literatura infantil; leer versos rimados, a cualquier edad, una delicia, pero sabemos que diversificar la experiencia de lectura de poesía es clave para que más lectores se sientan bienvenides... y se queden. Las antologías facilitan la llegada, son atajos para encontrar más pronto los tesoros. Me parecía que una antología, resultado de un año de investigación y lecturas, era la mejor manera de mostrar la riqueza de otras músicas verbales, que no riman ¡pero cómo suenan! 

Hasta ahora “Cajita de fósforos’’ es un libro que cosechó elogios y premios importantes. ¿Cómo sigue el camino de este libro?

Sí seguimos muy contentos con los reconocimientos, porque le dieron visibilidad al libro, y, sobre todo, agradecidos de que realmente circule y se recomiende entre lectores y lectoras, ¡que llegue a niñas, niños y jóvenes! Ahora mismo ya vamos en la primera reimpresión y hace poco salió una traducción al coreano. Espero, además, que podamos seguir presentándola presencial y virtualmente con más poetas.

Adolfo Cordova00002

¿Cómo ves el panorama actual de la poesía para las infancias en Latinoamérica?

No lo veo tan clarito, pero igual brilla. Creo que la pandemia desaceleró particularmente la publicación de poesía infantil en varios países, quizá porque algunas editoriales están siendo más cautas y la poesía es arriesgada por naturaleza, multiplica las dudas y le encanta jugar; o quizá por esa nueva ola de disciplinamientos adultocéntricos que en contextos de incertidumbre consideran urgente restaurar el orden de la narrativa o el libro informativo. De hecho, en este viaje me enteré, con sorpresa, que este año en Argentina se anularon las compras estatales de libros de poesía infantil. Con todo, sin embargo, la poesía se abre páginas porque lleva más años que nadie siendo leída, adaptándose y sobreviviendo, y la leo en publicaciones no categorizadas como poesía, enriqueciendo las exploraciones literarias de escritoras y escritores, y plegándose y desplegándose entre ilustraciones. El álbum lírico, un subgénero del álbum ilustrado, y el libro de poesía ilustrada, con o sin rima y de diversas métricas, siguen extendiéndose y extendiendo los repertorios formales y temáticos para las infancias. 

Además de Linternas y bosques, ¿en qué otros proyectos estás trabajando actualmente?

En los próximos meses debo cerrar, junto con la periodista Daniela Rea, un libro para jóvenes llamado Canción de protesta. Se trata de una publicación que mezcla ensayo, reportaje, poesía y narrativa gráfica, sobre las desapariciones forzadas en México. Además estoy revisando una nueva edición de mi primera novela, con nuevas ilustraciones; empezando la selección de una nueva antología, ahora de humor absurdo; y avanzando en una trilogía híbrida de novelas (en verso no rimado y en prosa) para la que obtuve una beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte de México que, en 2023, me permitirá enfocarme en ese y otros proyectos de creación que tenía en pausa.

  

 

La Nueva Mañana - Semanario de Edición Impresa 291

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

360-x-360

 

 

HINS-Energía---360x150

 

PyL_Neum-360x150

 

2022-09-01 - Muni VM - 360x150

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"