La residencia estudiantil autogestionada que recibe a jóvenes de todo el país

Ed Impresa 07/10/2022 Por Adrián Camerano
Fundado en 1955 por un religioso, el Colegio Mayor Universitario “José Manuel Estrada” es una asociación civil sin fines de lucro gestionada por los propios estudiantes.
residencia00001
“Nuestro fin es dar albergue a personas de bajos recursos para que puedan cursar sus estudios de grado en la ciudad de Córdoba”.

chapa_ed_impresa_01   

EN CÓRDOBA

Formarse en valores. Comprometerse a realizar la semanería, y cumplirla. Gestionar, mantener, reparar el edificio. Difundir el Colegio para que otros como ellos tengan las mismas oportunidades. Aportar, en definitiva, a un modelo de convivencia aplicable a una sociedad más humana, tanta falta que hace. Esas son algunas de las metas que a diario se proponen los 47 residentes del Colegio Mayor Universitario “José Manuel Estrada”, una residencia estudiantil peculiar, mixta, sin fin de lucro y autogestionada por jóvenes que también ofician de dueños.

Al igual que otros Colegios Mayores de Córdoba, el Estrada fue fundado por el religioso Pedro Bordagaray, cercano a Enrique Angelelli y a la Juventud Obrera Católica (JOC) primero, y en sus últimas décadas vinculado a la Acción Católica y la Liga de Madres de Familia. Esa obra llegó a contar con catorce Colegios Mayores, la mayoría extintos, y unos 500 estudiantes. Sede “sobreviviente”, el Estrada se separó de la Iglesia hace muchos años, pero sus residentes mantienen la fe en la educación universitaria y en una autogestión en base a convicciones.

Residencia e Iglesia, asuntos separados

“Somos estudiantes de todo el país. De Córdoba, Jujuy, Río Negro, Salta, Santiago del Estero, Catamarca, Misiones... y no ahora, pero hemos tenido incluso del exterior, puntualiza Rocío, 21 años, barilochense estudiante de tercer año de Psicología. Maité, de la comisión de prensa y difusión, puntualiza que “nuestro fin es dar albergue a personas de bajos recursos para que puedan cursar sus estudios de grado en la ciudad de Córdoba”. Entre las dos van abriendo las puertas de un mundo juvenil donde la palabra valores emerge a cada rato, contra lo que muchas veces se postula desde los medios hegemónicos y otras usinas del resentimiento diario.

“Este Colegio Mayor fue fundado en 1955; entre los ´60 y los ´80 hubo una separación de la Iglesia, y la asociación civil pasó a estar totalmente autogestionada por los estudiantes. Hoy funciona como residencia universitaria mixta desde 2019, donde los estudiantes nos organizamos en comisiones. Existe también el Colegio Mayor Universitario Córdoba, pero es sólo para residentes masculinos y mantiene el vínculo con la Iglesia”, puntualiza la joven.

La meta de la institución, reza la propia web institucional y reafirma Maité, es “dar lugar a jóvenes de bajos recursos que puedan venir a Córdoba a estudiar una carrera de grado pública”. “Tenemos universidades muy buenas y gratuitas, pero no todos pueden acceder, por pagarse un hospedaje de algún tipo o la comida; eso genera muchos gastos. Por eso nuestra tarea es dar lugar para que puedan venir y a su vez buscando formar una persona para la sociedad, en todos los ámbitos, transmitir valores de comunidad, de que no somos solos sino que somos con los otros”, completa.

residencia00002

Cuotas, compromisos y recursos

Tareas compartidas, un reglamento común y hasta un protocolo de actuación ante violencias de cualquier tipo son algunas de las claves que explican cómo funciona a diario la residencia ubicada en Ituzaingó 1228. También una cuota social accesible, “para que podamos pagar las comidas, los servicios, el mantenimiento y los trámites”. “Como somos autogestionados, todos somos dueños, socios, y tenemos que cumplir varios requisitos, como conformar una comisión directiva, la comisión revisora de cuentas, estar al día con Inspección General de Justicia”, indica Maité. Los jóvenes de entre 20 y 30 años de edad asumen esas y otras responsabilidades, como las semanerías o turnos de trabajo doméstico, una tarea clave.

Las comisiones incluyen Cultura, Intendencia, Recreación y Deportes, Salud, Computadoras y Utilería, Convivencia y Género, Fortalecimiento y Desarrollo, y la infaltable Organizadora de Eventos. Los recursos, además de las cuotas, están dados por donaciones en especies o en dinero contante y sonante, algo que hace tanta falta como el agua que pasa por los caños que este año se animaron a renovar en su totalidad.

“Nosotros queremos que el colegio sea conocido por todas las personas que necesitan de esto; no sirve de nada tenerlo y que las personas no puedan conocer este lugar. Esta no es una residencia común: para poder ser accesibles tenemos que hacer cosas, gestionar el lugar y a su vez cumplir el fin que es recontra importante para la sociedad: al fin y al cabo terminamos tapando huecos del Estado”, cierra la estudiante de Artes Visuales, 23 años, oriunda de Córdoba pero con infancia y adolescencia en tierras brasileras.

residencia00003

Inscripciones abiertas

“Los plazos ideales de permanencia en la residencia son hasta que se termina la carrera, una duración de cinco años promedio. La idea del colegio es que quien llega se reciba aquí, no que venga alguien por muy poco tiempo o que se quede aún cuando ya egresó hace tiempo, porque estaría ocupando un lugar que necesitaría otra persona”, puntualiza Rocío. Este octubre abrieron los análisis de fichas para 2023, apuntando a “todo aquel que venga a estudiar y no tenga un lugar para vivir”. “Vamos aceptando a algunas personas, dependiendo de la necesidad”, señala Maité y detalla que los requisitos para poder aplicar son vivir a más de cien kilómetros de la capital provincial, tener menos de 25 años de edad y ser estudiante de una carrera de grado en la universidad pública.

“Pueden llenar una ficha de solicitud en nuestra web; la comisión directiva analiza todas las solicitudes y hace un balance de cuáles son consideradas prioritarias porque del análisis socioeconómico resulta que lo necesitan más”, cerró.

Contactos y redes
Página web
Instagram

Teléfono: 
(0351) 4683246. WhatsApp: 
(0351) 4683246  

 

La Nueva Mañana - Edición Impresa 279

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar