Femicidio de Basaldúa: absolvieron al único imputado, Lucas Bustos

El tribunal dictaminó por unanimidad este viernes la absolución del único imputado y recomendó designar a una nueva fiscalía para que investigue el caso.
fallo femicidio basaldua 1
La absolución del único imputado fue celebrada por igual tanto por su familia como la de la víctima del femicidio. Fotos: Lucía Ceresole LNM

El tribunal, integrado por jurados populares y jueces técnicos, decidió este viernes por unanimidad, la absolución de Lucas Bustos, el único imputado por el femicidio de Cecilia Basaldúa. Además, recomendó la designación de una nueva Fiscalía de Instrucción para que investigue el caso.

Con fuertes cuestionamientos hacia el fiscal de Cámara, Sergio Cuello, que decidió sostener la culpabilidad de Lucas Bustos, aún sin pruebas, el juicio llegó a su etapa final este viernes 1 de julio en los Tribunales de Cruz del Eje. Las querellas y la defensa habían pedido la absolución del imputado. 

Al inicio de la audiencia, el testimonio de la perito de parte, Florentina Bustos, se refirió a las muestras incorporadas en la última audiencia y mencionó que no se pudieron cotejar con el ADN de Cecilia Basaldúa.

La jornada empezó con la expulsión de Daniel Basaldúa, padre de Cecilia, de la sala de audiencias quien debió seguir los alegatos en una sala contigua. (Ver: /contenido/354062/echaron-al-padre-de-cecilia-basaldua-de-la-ultima-audiencia-del-juicio)

En tanto, la mamá de Cecilia, Susana Reyes, cuestionó los argumentos del fiscal, Sergio Cuello, y pidió juicio político para la fiscal Paula Kelm. “Lo único que quería Cecilia era conocer el mundo. Usted no cumplió. No ha presentado ninguna prueba. Pido una nueva investigación”, sumó el papá de la víctima, Daniel Basaldúa. Por su parte, el único imputado, Lucas Bustos, no declaró. 

“Me encantaría tener otras pruebas”

Durante su alegato final, el fiscal de cámara solicitó que se declare a Bustos como “autor responsable de tentativa de abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado mediado por violencia de género”. 

Tanto sus argumentos como las faltas de pruebas fueron centro de las críticas por parte de la defensa de Bustos, a las que adhirieron ambas querellas. “Me encantaría como fiscal tener otras pruebas, pero no las tengo”, asumió luego Cuello y centró su alegato en la “personalidad de Bustos” y en su supuesta confesión. 

Para el fiscal, Bustos nunca dijo que no fuera el autor de los hechos y aseguró que no hay pruebas que comprueben que la confesión fue dada bajo apremios. Pese a sus palabras, el hermano del acusado radicó oportunamente una denuncia asegurando que mientras estaba en la alcaidía como detenido, Lucas recibió “chirlos, cachetadas y golpes en la nuca”. 

La única prueba que mantenía su imputación era el relato de los policías sobre lo que habría dicho Bustos y en eso se basó la fiscal para su imputación y posterior elevación a juicio como único acusado. “El examen médico dice que no hay lesiones que hayan sido hechas por la policía. No hay pruebas objetivas que permitan sospechar que la confesión ha sido obtenida contra de su voluntad”, dijo. Pero aclaró: “No se puede andar formalizando todo. No hay pruebas de que haya ´habido apriete´. Está bien, están todos cuestionados los policías”. 

La personalidad del imputado

Con sólo una pericia psiquiátrica, Cuello argumentó que Bustos tenía reacciones impulsivas y que esto era "un indicio "que debía "enlazarse con la escena del crimen”. 

Asimismo, el fiscal de cámara insistió en que a Cecilia se le dio muerte en el lugar donde fue hallado el cuerpo, pese a que no hubo pruebas que lo confirmasen: “El lugar no es inaccesible, es alejado. La escena fue preservada. ¿Para que la policía podría haber alterado el lugar? El lugar del hecho es una cuestión que no puede dudarse, la secuencia de los acontecimientos coincidió en ese lugar”.

“Estamos sorprendidos, el fiscal rompió el compromiso con la familia de llevar a la verdad; sostuvo una acusación que es contraria a la realidad”, dijo a su turno la abogada de la familia de Basaldúa, Daniela Pavón, quien en su alegato pidió la absolución de Bustos. 

Además, rescató las múltiples irregularidades en la investigación como la falta de testimonios de Víctor Jaime, Mario Mainardi y el análisis de pruebas: “Esta investigación ha sido una vergüenza y un mamarracho. Se le dieron dos años de ventaja a los verdaderos asesinos. Los policías vinieron a montar un guion, y, pese al paso del tiempo, tenían más detalles que en 2020”.

Falta de perspectiva de género

Pavón destacó asimismo que durante el proceso no hubo respeto a la intimidad de la víctima. Una prueba de esto fue que se leyeron sus chats y se cuestionó el estilo de vida que había elegido Cecilia para viajar como mochilera. Además, hay (por lo menos) cuatro policías vinculados al proceso cesanteados e imputados por denuncias por violencia de género.

fallo femicidio basaldua 3

Una condena significa la impunidad

“Nadie lo menciona a Bustos, ni que haya estado cerca o haya tenido vinculo. No hay pruebas directas que vinculen al acusado de este juicio con Basaldúa. Lo que sí conocemos, es la versión policial que dice que Lucas podría haber confesado. Y esto fue después de que se radicara la denuncia por apremios ilegales”, aseguró, también la abogada de la querella. 

Para la familia de Cecilia, no había pruebas sino "indicios"; y asegura que “la policía intentó montar una escena". "Tenían que ir por alguien, no tenían una sola pista para buscar a Cecilia. Tampoco se hizo una investigación exhaustiva”. Según adelantaron tras el fallo, pidieron que se remitan las actuaciones de la Policía de Córdoba al Tribunal de Conducta Policial. 

En la misma línea que la familia de Cecilia, el abogado  Gerardo Battistón -en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, también querellante en el juicio-, pidió la absolución de Lucas Bustos. 

“La jurisprudencia de la corte puede ser responsable por dejar de valorar pruebas que han sido importantes. Entendemos que no se ha investigado correctamente y se han dejado de valorar pruebas”, dijo durante su alegato. Asimismo, aseguró: “Aseverar que el lugar del hecho fue el mismo donde se produjo el hallazgo del cuerpo, choca contra toda la evidencia y experiencia que tenemos”. 

"¿Cuál es la prueba contra Lucas Bustos?", se preguntó Battistón y, como las otras partes, coincidió en que lo único que sostenía su acusación era la supuesta declaración en su contra realizada en sede judicial. 

Asusta la declaración del Ministerio Público Fiscal, asegurando que ´le encantaría tener un ADN´. Es el Ministerio Público Fiscal. No puede forzar las pruebas para pedir una condena; sino, por el contrario, tener pruebas para poder condenar al responsable”, reafirmó en su alegato.

Dicha querella adelantó que pedirán "el debido proceso" y recurrirán "ante los organismos internacionales" para llegar a la verdad del femicidio de Basaldúa (Ver: /contenido/354071/si-bustos-es-condenado-llevaremos-el-caso-a-la-corte-interamericana)

fallo femicidio basaldua 2

“Hay dichos, no hay pruebas”

En el caso de la abogada de Bustos, María Claudia Brandt hizo hincapié en el cambio de acusación que hizo el fiscal Cuello durante su alegato: “Lucas llego acá por un supuesto abuso sexual con acceso carnal que terminó en un homicidio para ocultarlo. El Ministerio Publico Fiscal no pudo probar que hubo abuso sexual y modifica el hecho porque no tiene las pruebas”.

Brandt repasó las irregulares en las que incurrió el procedimiento llevado adelante por la Policía, que incluyó obligar a Bustos a declarar en la comisaría sin ser sospechoso. “A Don Jaime se lo entrevistó en cualquier lugar, pero a Bustos no. ¿Se puede creer que los Bustos fueron voluntariamente a la Policía? Lucas está en banquillo de los acusados porque cuatro policías dijeron que confesó. No hay otras pruebas”. 

En su alegato, la abogada defensora cuestionó a la fiscal Paula Kelm, dijo que “nunca estuvo en el lugar del hecho” y que ese paraje en el cual fue hallado el cuerpo de Cecilia es “impenetrable, donde hay monte puro”. 

Finalmente, tras un leve receso, el tribunal dio a conocer su sentencia, y la absolución del único imputado fue celebrada por igual tanto por la familia del acusado como la de la víctima del femicidio, la que llega a la instancia final de este juicio sin conocer quién fue el responsable de la muerte de Cecilia Basaldúa.

Te puede interesar