Autovías: “La calidad de vida pasa en buena parte por lo ambiental”

Ed Impresa 03/06/2022 Por Miriam Campos
El Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal de la UNC cuestionó el avance de las Autovías Punilla y Paravachasca y criticó “la devastación de los escasos ambientes nativos en la provincia”.
autovía 4 © Unidos por el monte
“El bosque nativo es uno de los tipos de coberturas que hay en las sierras, pero hay otros que son muy importantes también, como los pastizales y arbustales, que también contribuyen con su altísima biodiversidad, por ejemplo, al balance hídrico”. (Fotos: Unidos por el monte)

chapa_ed_impresa_01   

 

“Nosotros siempre decimos que las sierras deberían ser manejadas como una gran reserva natural por la importancia que tienen”, dice a este medio el doctor en Biología Diego Gurvich, especialista en Ecología Vegetal y también investigador independiente del Conicet. “Si las pensáramos como una reserva natural se deberían evaluar seriamente cómo son las políticas de urbanización y relacionado a esto, obviamente, los caminos que se construyen”, agrega.

Gurvich forma parte del equipo científico del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (Imbiv), de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) que esta semana emitió un comunicado en rechazo al avance de las autovías serranas, alternativa a la Ruta Nacional 38 y alternativa a la ruta Provincial número 5 que atraviesan los valles de Punilla y Paravachasca.

“En el contexto global de crisis ambiental y climática resulta imprudente y desatinado continuar propiciando la devastación de los escasos ambientes nativos remanentes en la provincia”, dice el texto que alerta sobre el impacto ambiental y social que tendrá la obra impulsada por la Provincia en conjunto con la empresa Caminos de las Sierras, una traza que cotiza entre los 100 millones de dólares cuyo préstamos tiene el respaldo de la Corporación Andina de Fomento (CAF). 

“Los cordobeses no comemos cemento”, siguen cuestionado las y los vecinos sobre la alteración del ambiente que ya tuvo en terreno represión y detenidos ante la resistencia.

“Existen acciones de amparo interpuestas en cada uno de estos casos y ambos aún sin respuesta”, indicó el Imbiv sobre las trazas y señaló que dichas presentaciones judiciales se han realizado ante las numerosas violaciones a las normativas provinciales, nacionales e internacionales “que protegen los derechos humanos y ambientales que estas obras traen aparejadas”. A su vez, cuestionó que no se proponen mecanismos de restauración y remediación adecuados para los ecosistemas involucrados. 

“Tratamos de alguna manera de aportar desde donde estamos con las diferentes formaciones de la gente que está acá en el Imbiv. Claramente la crisis ambiental, cómo se está viviendo, es necesario atacarla en distintas escalas porque si bien es un problema global, también se puede abordar desde lo provincial, nacional, incluso municipal y entonces es necesario pensar en políticas, qué hace Córdoba al respecto”, dice Gurvich sobre el posicionamiento de la institución y añade: “La calidad de vida de las personas ahora pasa en buena parte por lo ambiental”. 

acampe Autovía © Unidos por el Monte
“Quienes hacemos ciencia vemos un desacople muy grande entre la información que existe y el actuar gubernamental”.

Los caminos que se trazan

“Los caminos por sí solos causan un efecto local sobre esa misma traza porque hay desaparición completa de flora y fauna en ese lugar pero también tienen un efecto indirecto mucho más importante que van generando después, por ejemplo, el tema de los incendios, cuanto mayor cantidad de caminos hay, mayor la frecuencia de los incendios”, indica el investigador y agrega que a esto se suma el avance inmobiliario que surge tras la construcción de caminos, que muchas veces se da de forma descontrolada, sin ninguna planificación.

“Cuando se revisa bibliografía científica del tema, otro de los problemas secundarios que surge tras la construcción de caminos, es cómo llega el ser humano a ellos, esa interacción siempre degrada los ambientes naturales que hay alrededor: bosques, pastizales y arbustales que se encuentran cerca”, explica Gurvich y añade: “La falta de planificación de a poco se va comiendo las sierras, con toda la importancia que tienen en términos ambientales. Las sierras acá son básicamente el tanque de agua que sostiene a toda la población de Córdoba además de tener una gran biodiversidad”. 

En ese marco es que se encuadra la mayor resistencia al proyecto que siempre se presentó como una gran opción para descomprimir el tránsito y fomentar el turismo, pero que para las y los pobladores, el desmonte directo para la construcción de la autovía afectará la dinámica de las comunidades y también a las generaciones futuras. “La traza romperá zonas montañosas, cuencas hídricas y empalmes de ríos, pasará expresamente sobre reservas naturales y arqueológicas, se verá afectada la cría de animales, la extracción de áridos y para poder hacer este proyecto, también se expropiarán terrenos y viviendas de familias”, continúan reclamando las asambleas surgidas en las zonas que a lo largo del montaje del proyecto siempre reclamaron por un estudio de impacto ambiental que sea integral, que nunca llegó. 

“El bosque nativo es uno de los tipos de coberturas que hay en las sierras, pero hay otros tipos de coberturas que son muy importantes también, tales como los pastizales y arbustales, es decir el ambiente natural que también contribuye con su altísima biodiversidad, por ejemplo, al balance hídrico”, dice el científico del Imbiv sobre la importancia de protegerlos. 

“Nosotros que hacemos ciencia y recibimos información permanentemente de lo que está pasando vemos que hay un desacople muy grande entre la información que existe y el actuar gubernamental, es decir, los tomadores de decisiones”, explica el investigador y añade que en el tema ambiental en Argentina “no hay grietas”. En todos los gobiernos, independientemente de cuál le guste más a las personas, la mirada ambiental siempre ha sido muy pobre.  

“Desde donde trabajamos, decimos que hay que pensar en todo el territorio, cuánto hay en superficie en Córdoba y cuánto está ya urbanizado, y de ahí plantearnos si queremos que se siga urbanizando o elegimos mantener los ambientes naturales y lo poco que queda, tratar de mantenerlo”, cierra Gurvich.

Autovía 3 © Unidos por el monte
Uno de los reclamos del Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal es la falta de propuestas de mecanismos de restauración y remediación adecuados para los ecosistemas involucrados. 

 

 

LNM - Edición Impresa 260

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"