Femicidio de Basaldúa: policías contaron cómo entrevistaron a Bustos

Cuatro policías declararon en la sexta audiencia del juicio y especificaron cómo fue la entrevista al único imputado, Lucas Bustos.
Fotos Enfant Terrible para Prensa Comunitaria Córdoba (8)
Primera audiencia del juicio. Foto: Enfant Terrible para Prensa Comunitaria Córdoba

En la sexta audiencia del juicio por el femicidio de Cecilia Basaldúa declararon cuatro efectivos de la Policía: Silvana Lorena Trepant, Sebastián Aiza, Alejandro Bracamonte y Claudio Ponce.

Todos ellos vinculados a las entrevistas realizadas a la familia Bustos, y a David y Lucas Bustos en la Comisaría de Capilla del Monte. La sexta audiencia tuvo lugar el lunes 9 de mayo desde las 14:30 en los Tribunales de Cruz del Eje.

Bracamonte: “La parte investigativa la dirigía yo”

La primera declaración fue la de Diego Alejandro Bracamonte, actual director de Investigaciones de la Departamental Punilla Norte. En 2020 se desempeñaba como segundo Jefe del Departamento de Investigaciones de Punilla.

En su declaración, dijo no haber conocido antes de esta causa al imputado. Bracamonte expresó que comenzó a intervenir en la búsqueda de Cecilia Basaldúa cuando sus propios empleados de la Brigada de Investigaciones le avisaron sobre su desaparición.

Bracamonte declaró que Cecilia estuvo en el “rancho de Niga” después de irse de lo de Mainardi, lo declara como “su segunda morada”. Después de que aparece el cuerpo de Balsaldúa, Bracamonte especificó que llevaron a los hermanos Santiago y Lucas Bustos en un vehículo no identificable a declarar.

Según Bracamonte, el hermano de Lucas Bustos, enojado ante la situación de la entrevista, se habría quejado. Bracamonte cuenta que estaba en una oficina contigua, escuchando mientras el personal policial realizaba las entrevistas, que se extendieron durante dos horas aproximadamente.

En un momento de descanso, Zárate le informó que por el momento no había nada relevante, pero luego le pidió que avisara a la fiscal. Trepant le informa que Bustos “está contando algo”.

“Entré, Lucas Bustos tenía los ojos colorados como si hubiera llorado, y dijo “me enfurecí, le quería dar un beso, me pegó una cachetada y le apreté el cuello”. Bustos se quedó siempre en la oficina.

Se dio aviso a la fiscal, Kelm que ordenó la detención, la imputación, protocolo de fichado. Bustos estuvo dos horas más, hasta que lo trasladaron.

Al momento de las preguntas puntuales sobre la declaración de Bustos, el testimonio de Bracamonte se vuelve más dubitativo, declara no recordar algunos puntos, no puede responder otros.

El abogado querellante del Ministerio de Derechos Humanos, Gerardo Batiston, preguntó si hubo acta de la declaración, a lo que Bracamonte expresó que “fue informal, una entrevista”.

Ante la pregunta si la fiscal Kelm le manifestó vía telefónica que Bustos debía ser interrogado en calidad de testigo o como entrevistado, Bracamonte titubea, expresa que da lo mismo.

padre cecilia basaldua by la tinta para prensa comunitaria córdoba

Aiza: “Nos dicen que hay directivas de la Fiscal de no entrevistarlo más a Mainardi”

El segundo testimonio fue el de Sebastián Aiza subcomisario en el departamento de Homicidios de la Policía de Córdoba. El 16 de abril le solicitaron que acompañe a gente de Protección de las personas, donde está el comisario Albariño, porque había una mujer perdida en Capilla del Monte.

Luego, junto a Albariños, se dirigen a la casa de Mainardi para entrevistarlo. Mainardi les relató que la noche anterior a su desaparición habían hecho un asado, que él se fue a dormir y Cecilia se quedó despierta.

Cuando él se despertó, la vio mal, “como que le había dado un brote”, y él le pidió que se fuera. Que luego él también se fue de la casa. A continuación, le pidieron a Mainardi que los llevara a hacer el recorrido hasta la casa de la ex pareja, o pareja, Tatiana.

Aiza declaró que se le informó que había dos allanamientos, uno en lo de la novia, la otra en lo de “la Rasta”. Se dividieron en dos grupos, y él fue a la casa de la ex pareja.

Allí observó el allanamiento y que secuestraron la melódica de Cecilia. Tatiana les dice que Mainardi se la había regalado a su hijo.

Le informaron que en el otro allanamiento habían secuestrado un celular, y que iban a hacer un allanamiento con Luminol en lo de Mainardi, cuyo resultado, le informaron, fue negativo.

Aíza regresó a Capilla cuando apareció el cuerpo sin vida de Cecilia, el día 27 de abril. “Nos dicen que hay directivas de la Fiscal de no entrevistarlo más a Mainardi”, expresó. 

Por la tarde fueron a buscar a los hermanos Bustos, el oficial Arrieta de la División Homicidios, Pagano de Protección de las personas, y personal de Capilla del Monte. Fueron en dos camionetas, una blanca y una azul.

El comisario inspector Bracamonte hace una videollamada con la fiscal, quien autoriza el pedido de Bracamonte para hablar con los Bustos en la comisaría en carácter de testigos del lugar.  

Declaró que Albariño y él hablaron con Santiago Bustos. “Le preguntamos si conocía a la chica, si habían visto algo raro, no dice nada relevante. En una de las salidas que hago, buscando agua, Bracamonte le dice “Ahí confesó todo el chico”.

“Habrán pasado quince o veinte minutos”. Esto se contradice con el testimonio de Bracamonte, quien declaró que esto ocurrió durante dos horas. También declaró que la oficial Trepat le dijo: “me contó todo”.

Entonces se comunican con la fiscal, queda detenido Lucas y pidieron el allanamiento al domicilio. Eran siete personas, secuestraron unas prendas y ropa interior. Aíza regresó a Córdoba a las doce de la noche.

Declaró que nunca tuvo acceso del sumario, se informaban de la causa con el comisario Bracamonte y el comisionado Ubaldini. Dice que pidieron el sumario y nunca lograron verlo.

La abogada de la familia Bustos, María Claudia Brandt, pidió la nulidad a los testimonios del personal policial y el tribunal lo rechazó.

Fotos Enfant Terrible para Prensa Comunitaria Córdoba (4)

Trepant: “No hicimos acta de declaración testimonial”

La tercera testimonial fue la de Silvana Lorena Trepant Ochoa, Sargento Ayudante del Departamento de Protección a las Personas en Córdoba.

La sargento declaró que vio a Lucas Bustos una sola vez, en la comisaría de Capilla del Monte cuando lo llevaron para entrevistarlo como testigo. El comisario Bracamonte le pidió que entreviste a Lucas Bustos.

Lucas Bustos le dijo que se enteró por Facebook de la desaparición y posterior femicidio de Cecilia. Al mostrarle una foto de Cecilia, Trepant dijo que Bustos empezó a cambiar, se puso pálido, nervioso, empezó a temblar.

“Yo en todo momento veía que me quería decir algo más”. El principal Arrieta preguntó a Bustos si se quería quedar solo con Trepant, él asintió, y se quedaron solos.

La sargento declaró que en ese momento Bustos le contó que había visto a Cecilia acariciando unos caballos y que se pusieron a hablar. Después se fue. Le dijo que tenía un pullover clarito, debajo una musculosa con dibujitos.

De acuerdo a los dichos de la testigo, cuando le preguntó “qué llevaba abajo”, Bustos hace referencia al color de la ropa interior de Cecilia. En ese momento, afirmó, salió a decirle eso a Bracamonte. Declaró que no sabía de qué color era la ropa interior y que por ese motivo salió a preguntar.

“Me parece que Arrieta ingresó”, pero declara que no sabe porque se queda en la cocina. Bracamonte se va a la oficina, al ratito vuelve y me dice que habían confesado, “le había dicho a Arrieta que había sido él”.

Luego entró Trepant y le dice que estaban sentados en una piedra, que él le quiso dar un beso y ella le pegó una trompada, se puso furioso, se pusieron a pelear y él le apretó el cuello.

“La confesión se la hace primero a Arrieta, pero no sé si estaba solo, yo estaba en la cocina”. “No hacemos acta de declaración testimonial”, declaró Trepant.

Ponce: en la casa de los Bustos, “no vi nada relevante”

El cuarto testimonio fue el del comisario Claudio Omar Ponce. Durante el año 2020 fue subcomisario de inteligencia criminal de La Falda.

Ponce declaró que el día 28 de abril se hizo un relevamiento donde se había tomado nota de todos los vecinos de la zona de Los Mogotes. La última casa de la zona es la de la familia Bustos. Esa fue la única vez que el comisario vio al imputado.

Después de ese relevamiento, les pidieron ubicar a un testigo de apellido Bracamonte, que aparentemente habría visto a Cecilia caminar por esa zona.  

Ponce entrevistó a la mamá del acusado. “Dijo que tenía conocimiento del hecho por los medios de comunicación, que no sabían nada del tema”.

Fuente: Mesa de organizaciones feministas, sociales y de derechos humanos que acompañan a la familia Basaldúa.

Noticias relacionadas:

Tribunales C.delEje by gentilezaFemicidio de Basaldúa: 11 testigos en la quinta audiencia del juicio
reclamo papás Cecilia Basaldúa by gentileza Daniel BasaldúaFemicidio de Basaldúa: declaró Mario Mainardi, el testigo más esperado

Te puede interesar