Pese al amesetamiento, la inflación continúa siendo el principal problema

Política / Economía 15/10/2021 Por Facundo Piai
Las últimas publicaciones de Indec muestran un brinco de los precios en septiembre y una inflación núcleo (sin productos estacionales) asentada en niveles altos.
Alimentos © NA
Se busca reeditar conocidos instrumentos para frenar la escalada inflacionaria, como los acuerdos de precios al interior de la cadena de la industria alimenticia y sector comercial. (Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01  

 

Especial para La Nueva Mañana

En Córdoba, el Centro de Almaceneros que releva los precios de unas dos mil unidades comerciales midió en 2,8% la inflación de septiembre. Mientras que las subas de la canasta básica llegarían a 1,8% durante el noveno mes del año. Así, la escalada de los alimentos en los almacenes cordobeses acumula 35 por ciento de incrementos en el año. En el sector comercial están atentos a tres aspectos: el devenir de los precios, la nueva designación del Gobierno nacional y las ventas por el Día de la Madre. 

A comienzos de esta semana corta se oficializó el arribo de Roberto Feletti a la Secretaría de Comercio Interior. El ex secretario de Política Económica durante la primera presidencia de CFK dejó la cartera económica de La Matanza para reemplazar a Paula Español. El funcionario deberá enfrentar un aumento de precios persistente, un problema que la actual gestión heredó de la anterior que no pudo contrarrestar las subas. Recordemos que el gobierno de Cambiemos recibió una inflación en alza y concluyó su mandato con un aumento superior a 50% solo en el 2019. Según enfatizaba Mauricio Macri: “El dólar no es nuestro problema, es la inflación”; asumiendo que el alza de los precios obedece a un aumento de pesos circulantes (liquidez) que generan “exceso de demanda”. Por tanto, se soluciona regulando la circulación de dinero.

Así las cosas, bajo la administración de Cambiemos la inflación promedió 40% anual, al tiempo que la base monetaria tuvo diferentes oscilaciones: desde crecimiento modesto en el primer año, a un aumento más vigoroso en el 2017, hasta concluir con una contracción en el 2019. Asimismo, durante gran parte de la anterior gestión, el Central mantuvo desregulaciones cambiarias y una tasa de interés anual elevada para regular la liquidez. Conclusión, la tasa de interés alta para “secar la plaza de pesos” y neutralizar la emisión obstruyó cualquier posibilidad de financiamiento productivo que permitiese contrarrestar la recesión. Mientras que la desregulación cambiaria presionó sobre la demanda de dólares generando una devaluación superior al 500% durante la gestión anterior. En efecto, la suba de la divisa verde no hizo otra cosa que potenciar una inflación inercial ya de por sí alta.

En efecto, si en un contexto de escasez de dólares, el incremento de la cantidad de dinero presiona al alza al tipo de cambio repercutiendo en los precios internos, es en el Banco Central donde cuentan con los instrumentos para operar sobre estas variables. Por tanto, Comercio Interior tiene un rol secundario en esto de dar batalla a la inflación. De lo anterior se desprende que, dada la naturaleza de nuestro problema inflacionario, esta secretaría poco puede hacer para resolverlo. En donde sí puede operar es en procurar que no existan distorsiones en los precios en el comercio minorista ni aumentos injustificados en sectores concentrados de la economía. En otras palabras, Feletti procurará sancionar a los pescadores que intentan obtener ganancias en río revuelto; pero poco podrá hacer para transparentar las aguas turbias. 

En sus primeras declaraciones, el nuevo secretario propuso revisar racionalmente las “ganancias de las empresas”, asumiendo que no pocas abusan de su posición dominante y falta de controles gubernamentales. Esto se advierte en algunas alimenticias, sugirió Roberto Feletti, que subieron los precios de la canasta básica muy por encima de la inflación general. El objetivo de su secretaría está puesto en procurar que la inflación de los alimentos sea menor a las subas generales. En efecto, que mengüe el peso del valor de la canasta básica en el ingreso de las familias. Cuando este Gobierno asumió la correlación de la canasta básica alimentaria con el salario promedio era de 9% y ahora es del 11%, reconoció el funcionario. “Ese coeficiente tiene que bajar”, aclaró.

Para ello busca reeditar conocidos instrumentos. Es el caso de los acuerdos de precios al interior de la cadena de la industria alimenticia y sector comercial para frenar las escaladas. En reuniones con empresarios, desde Comercio solicitaron el congelamiento de alrededor de mil alimentos y bebidas hasta fin de año. Víctor Fera, titular de la red mayorista de Maxiconsumo, dijo a medios radiales que “más que un congelamiento”, se trata de “un pacto”. El empresario, responsable también de las marcas Marolio y Molto, enfatizó que “los supermercadistas” tienen que “colaborar”, trabajando para “darle un alivio a los bolsillos de los consumidores”. Puesto que, “después de la pandemia el país quedó en una situación muy grave”. 

En la misma sintonía, la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba precisó a La Nueva Mañana, que acompañan la iniciativa de retrotraer precios al primero de octubre, manteniéndolos congelados hasta el 7 de enero. Sin embargo, la cámara presidida por el cordobés Víctor Palpacelli advirtió que, al ser tomadores de precios, “el cumplimiento depende de los proveedores”. En efecto, cuando los proveedores impongan precios por fuera de lo acordado, los supermercadistas “tendrán la obligación” de mostrar “la factura que no se adecúe”, para que la secretaría intervenga.

Día de la Madre: un termómetro para el consumo que genera expectativas en comerciantes 

Los comerciantes cordobeses esperan un fin de semana traccionado por el repunte de las ventas, tras la pandemia y un 2019 signado por la recesión. Si bien, habrá que esperar a la semana próxima para saber con exactitud sobre la performance del sector en esta fecha considerada “clave” para los comerciantes, diferentes cámaras se muestran expectantes. Los rubros: indumentaria, calzado, perfumería, joyería y los electrodomésticos se preparan para su día D. Uno de los más importantes del año, después de navidad, según señalan no pocos empresarios del sector.

El titular de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) en declaraciones periodísticas aseveró que esta fecha llega luego de revertir una caída de varios meses consecutivos. Así, con aumentos interanuales entre 35% y 50%, dentro de la gran gama de productos demandados, en los diferentes rubros esperan que el fin de semana se caliente el consumo. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"