La OEA condenó los arrestos de dirigentes opositores en Nicaragua

Mundo - Política 15/06/2021
En gobierno de Ortega detuvo en las últimas semanas a 13 dirigentes opositores, entre ellos cuatro aspirantes a la presidencia. Argentina se abstuvo.
OEA
La OEA exhortó al Gobierno a aplicar todas las normas internacionales que correspondan para la realización de elecciones libres y justas. - Foto: archivo

La Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la serie de arrestos de dirigentes opositores en Nicaragua, a meses de las elecciones presidenciales del próximo 7 de noviembre, en una reunión virtual donde se aprobó exigir la "liberación inmediata" de los detenidos

El Gobierno de Daniel Ortega, que en noviembre se propone buscar su cuarto mandato consecutivo, detuvo en las últimas semanas a un total de 13 dirigentes opositores, entre ellos cuatro aspirantes a la presidencia en esos comicios.

El documento de la OEA exhorta al Gobierno de Daniel Ortega a aplicar todas las normas internacionales que correspondan para la realización de elecciones libres y justas el 7 de noviembre, “incluido el buen recibimiento de observadores electorales fidedignos de la OEA y de otros países”.

La reunión extraordinaria de la OEA fue solicitada por Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Paraguay y Perú, países que plantearon la iniciativa que finalmente se aprobó con 26 votos a favor, 3 en contra y 5 abstenciones.

Los tres países que votaron en contra de la resolución fueron Nicaragua, San Vicente y Granadinas y Bolivia, mientras que Argentina y México están en el lote de las cinco abstenciones.

El texto aprobado subraya con “grave preocupación” que las autoridades nicaragüenses no hayan implementado a mayo de este año las reformas electorales para garantizar la transparencia de los comicios del 7 de noviembre, un plazo que había sido fijado por la Asamblea General de la OEA en octubre pasado.

La delegación nicaragüense repudió durante la sesión la aprobación del texto, al considerar la acción del organismo internacional de “injerencista”. El gobierno de Nicaragua “rechaza enérgicamente la convocatoria a la sesión y la resolución, sin efecto vinculante para el Gobierno”. “A menos de cinco meses para elegir a un nuevo presidente, debemos unirnos para demandar a las autoridades nicaragüenses la liberación inmediata de los presos políticos, de los líderes políticos y sociales, garantizando su seguridad, sus derechos políticos, y su integridad física”, indicó la embajadora de Costa Rica. También pidió “terminar el asedio, intimidación, persecución, allanamientos, maltratos, y abusos” por parte del régimen de Ortega. “Exigimos el respeto a sus obilgaciones internacionales, y en particular en materia de derechos humanos”, dijo.

La convocatoria a esta asamblea extraordinaria se produjo luego de que el secretario general de la OEA, el ex canciller uruguayo Luis Almagro, pidiera el miércoles pasado suspender la participación de Nicaragua en el bloque regional por lo que consideró una “arremetida sin precedentes” de Ortega contra sus opositores.

Ante esta situación en el país centroamericano, la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Julie Chung, pidió el domingo pasado a la OEA enviar una “señal clara” a Nicaragua, en donde, según dijo, se vive una “campaña de terror” con los arrestos de varios líderes políticos. “La región no puede solo sentarse a esperar a ver quién será el siguiente” opositor encarcelado, agregó.

Por su parte, ayer los senadores estadounidenses Bob Menéndez (demócrata), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Marco Rubio (republicano), el miembro de más alto rango del Subcomité del Hemisferio Occidental de la Cámara Alta, pidieron al gobierno de Joe Biden usar “todas las herramientas diplomáticas disponibles para enfrentar al régimen de Ortega”.

En una carta al secretario de Estado, Antony Blinken, Menéndez y Rubio pidieron incrementar las sanciones económicas contra funcionarios nicaragüenses y redoblar el trabajo conjunto con la Organización de los Estados Americanos para coordinar un rechazo multilateral al “ataque antidemocrático” del régimen nicaragüense. “El régimen de Ortega está llevando a cabo una campaña de represión sin límites con el objetivo de demoler las esperanzas de poder celebrar elecciones libres y justas en noviembre y así consolidar la tercera dictadura en las Américas”, escribieron los senadores.

La Policía de Nicaragua, que dirige Francisco Díaz, un consuegro de Daniel Ortega, arrestó este fin de semana a cinco disidentes sandinistas, incluidos a los ex guerrilleros Dora María Téllez y Hugo Torres. También mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición: Cristiana Chamorro, quien ser perfilaba como la principal competidora de Ortega en las presidenciales; Arturo Cruz; Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García.

Fuente: Agencia Télam

Te puede interesar