Ante la segunda ola, preocupan las nuevas variantes y la falta de vacunas

Córdoba fue noticia nacional esta semana por la primera muerte de un paciente contagiado con una de las nuevas variantes del coronavirus. La falta de vacunas pone en alerta a los intendentes del interior.
Vacunatrio
Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.

chapa_ed_impresa_01  

La situación se complicó antes de la cuenta. El mundo se va cerrando y la Argentina intenta resistir de la mejor manera posible el ingreso a una segunda ola de la cual nadie se atreve a proyectar sus características principales. Sólo la variante de Manaos ya mató en esa región de Brasil a más personas en el 2021 que durante los 9 meses de pandemia recorridos durante el año pasado. 

Precisamente las nuevas variantes identificadas en Brasil y el Reino Unido que se presentan como los peligros durante las últimas horas, tuvieron un infausto protagonismo esta semana en la que Córdoba volvió a ser noticia nacional. Una muerte y una quincena de contagiados. Viajeros recién aterrizados internados en hospitales y una decena de contactos estrechos contagiados dan cuenta de un panorama preocupante. De hecho, en números duros, el mes de marzo termina con la provincia pisando los mil casos diarios, al menos entre los informados. Hace apenas un mes, el número de contagios diarios apenas si superaba los 400. 

Indicadores que suben

En el último informe epidemiológico, correspondiente a la decimoprimera semana epidemiológica del 2021, el Ministerio de Salud reconoció un “leve” crecimiento de los factores de riesgo, empujados principalmente por la presencia de las nuevas variantes. “El dato más relevante fue la detección de nuevas variantes a partir de viajeros. Por eso insistimos en la importancia de mantener el aislamiento al regresar de un viaje, sobre todo desde el exterior, donde están circulando estas cepas de importancia en salud pública”, dijo Laura López, la responsable del Área de Epidemiología a cargo de brindar los detalles de un informe que ubicó el tiempo de duplicación de casos (uno de los indicadores más importantes a la hora de analizar la situación sanitaria) es de 222 días.
 
En ese orden de cosas, Córdoba no estuvo exenta de los análisis y los pedidos públicos para avanzar en el endurecimiento de los controles y restricciones. Pero las autoridades son conscientes de que las definiciones en ese sentido deben tener en cuenta varios factores que van desde las variables económicas hasta los costos políticos que conllevan el tipo de decisiones que se están tomando en países vecinos.

Por eso, con apenas 17,4 % del total de camas ocupadas, la estrategia continuó el camino trazado desde un principio: que el Gobierno nacional tome la iniciativa. 

El problema de la escasez 

El último cargamento que llegó desde Moscú trajo unas 306 mil dosis del primer componente de la Sputnik V. De esas, 25.200 le tocaron a Córdoba. A finales de la semana pasada, los responsables sanitarios habían advertido sobre una escasez de vacunas que suspendió la aplicación del plan por unas 24 horas, hasta que mientras se esperaban nuevos cargamentos “apareció” un remanente de dosis. 

El lunes arrancó con la Provincia informado la suspensión y reprogramación de turnos para la aplicación de la segunda dosis de la vacuna producida por el centro Gamaleya, precisamente por un retraso en las entregas que había sido advertido por el propio Presidente de la Nación en la Cadena Nacional del pasado viernes.  Hasta ahí, imprevistos previsibles en el marco de la pandemia mundial y la demanda global de vacunas. 

El problema parece comenzar a tomar tintes políticos y centra su foco en la distribución hacia el interior del territorio provincial. Con los grandes centros de vacunación dispuestos en las principales ciudades, las miradas no suelen direccionarse hacia los pequeños espacios en los que pueblos y comunas llevan adelante su plan de inmunización. Si bien la llegada de las vacunas de Sinopharm permitieron un buen número de aplicaciones a menores de 60 años, la preocupación se concentra en la llegada de dosis para comenzar a inmunizar al sector de la población más expuesto a posibles complicaciones tras los contagios: los adultos mayores. 

Saliba ©infotec
El titular del Foro de Municipios Radicales, Oscar Saliba, envió una nota al ministro de Salud, Diego Cardozo, solicitándole una reunión urgente para tratar la problemática que representa “la distribución de vacunas para el interior provincial”.

La politización del plan de vacunación 

Hace apenas unas semanas atrás mientras los bloques de la oposición hablaban de vacunados por fuera del orden establecido por el plan nacional y pedía precisiones respecto a la situación del personal de salud de cara a la llegada de una nueva ola de contagios, la legisladora Cecilia Irazusta advertía sobre la “incertidumbre” en torno al tema. “Uno de los problemas más preocupantes del plan de vacunación es el de la logística. ¿Quiénes se encuentran en el interior del interior tienen realmente las mismas posibilidades de acceder a la vacuna que quienes se encuentran en la Capital provincial? ¿Aquellas personas que se encuentran con mayores dificultades pueden llegar a los centros de vacunación con sus propias posibilidades de vacunación? ¿Cuánto cuestan los traslados a los centros de vacunación, incluso los que están habilitados en la Capital?” se preguntó la legisladora de la Coalición Cívica durante la sexta sesión extraordinaria de la Unicameral durante este 2021. 

Apenas uno días antes, la intendenta de Monte Cristo, Veronica Gazzoni, había advertido que los habitantes de esa ciudad del Departamento Río Primero debían recorrer 30 kilómetros para poder acceder a su dosis. Mediante pedidos públicos e internos a las autoridades provinciales, advertía que su ciudad, con más de 16 mil habitantes, había recibido apenas un par de dosis. Cuesta imaginarse la realidad de poblados más pequeños y alejados si se toma ese dato como parámetro. Con el tiempo, las vacunas llegaron (unas 150 arribaron en la primera tanda), pero la situación ya se había puesto de manifiesto y el propio titular del Foro de Municipios Radicales sazonó políticamente la situación. “Hay problemas similares en varias localidades y esperan que se trate de falta de logística y no de una distribución por ideología política“, dijo Oscar Saliba al respecto. 

Ese tenor político que la discusión viene tomando desde hace tiempo, se formalizó a mediados de esta semana, cuando el ente que preside el intendente de Huinca Renancó envió una nota al ministro de Salud, Diego Cardozo, solicitándole una reunión urgente para tratar la problemática que representa “la distribución de vacunas para el interior provincial”. “Tenemos ejemplos concretos en distintas regiones, de entrega de dosis sólo a ciudades grandes de los departamentos, sin llegar con este insumo esencial a los pequeños Municipios y Comunas” señalan en la nota fechada el 24 de marzo en la que aseguran que “son muchas localidades las que se sienten discriminadas, y en ellas sus vecinos”.

A ese pedido se sumó un día después el grupo de intendentes nucleados en el COMUPRO y el legislador Marcelo Cossar que presentó un nuevo pedido para interpelar a Cardozo en la Unicameral, sumando en esta oportunidad el reclamo de los intendentes. 

Es necesario contar con precisiones y certezas sobre la evolución en la distribución y colocación de vacunas para frenar el Covid-19, puesto que en la mayoría de las localidades que administran, no han llegado las dosis necesarias y suficientes para inocular a sus vecinos”, advirtieron los intendentes identificados con el macrismo en el pedido elevado a la cartera sanitaria provincia. “Tal como implementa la Nación el registro de datos abiertos sobre las dosis aplicadas en el país, el Gobierno de la Provincia debería replicarlo para que se sepa cuantas vacunas y quienes acceden a las mismas en cada municipio o comuna”, señaló, por su parte, el legislador radical. 

Diego Cardozo
Diego Cardozo, ministro de Salud. 

Si bien el titular del ente que unifica a unos 120 jefes comunales e intendentes advierte que el pedido está motorizado por razones "de salud pública" y no cuestiones de índole política, lo concreto es que la situación preocupa en el interior, donde según el último informe epidemiológico se contabiliza la mayor cantidad de casos (en comparación con Córdoba capital, donde se concentra la mayor cantidad de habitantes); y donde se empiezan a identificar situaciones que parecen desprenderse de la falta de control y cuidado, como, por ejemplo, las denuncias sobre el robo de vacunas.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar