Conversaciones de verano: leer en pandemia, algunos títulos de 2020

Ed Impresa - Cultura 15/01/2021 Por Barbi Couto y Mauricio Micheloud
Unos mates y un poco de conversación sobre libros, lecturas e historias: es el plan que proponemos como conversaciones para este verano.
Conversaciones-15.-01-2021
Conversaciones: lecturas del 2020

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

Barbi: ¿Para vos cambió en algo leer en pandemia?, ¿en la selección de los títulos o en los tiempos de lectura?, ¿o en cómo te sentías al leer?

Mauri: En realidad no cambió el hecho de leer más o menos porque seguí leyendo como siempre hago. Vos sabés que soy lector múltiple y no puedo parar. Lo que sí hice fue buscar aquellos libros que los tenía reservados para leer después y que a veces quedan varados en la biblioteca por años. Dos que destaco son “El desierto y su semilla” de Jorge Barón Biza y “222 patitos y otros cuentos” de Federico Falco. Enormes libros que no podés dejar de leer una vez que empezás. La prosa que los dos despliegan es impecable y te va dejando sin aliento a medida que va avanzando. ¿Cómo fue tu experiencia en el 2020? ¿Fue un año diferente para la lectura?

conversaciones-03

Barbi: Sí, fue muy diferente en varios planos. Leí más y en diversos formatos, muy desordenadamente, la gran mayoría de mis lecturas quedaron inacabadas y sobre fin de año casi no pude leer más. Me abrumó una suerte de agotamiento. Igual, estoy acostumbrada a los cambios grandes en mis hábitos lectores. Hasta mis veintitantos fui lectora de novelas, después tuve varios años de lecturas derivadas del trabajo que teníamos en esa época en el ámbito del diseño y la comunicación visual casi exclusivamente y con el nacimiento de Tania, los últimos doce años fui sobre todo lectora de literatura para las infancias. Creo que son como hitos que me definieron como lectora. La pandemia volvió a marcar uno de esos hitos, porque necesité volver a la lectura que me hiciera sentir segura, relecturas de libros de mi infancia y otros que me llevaran de viaje a mundos de fantasía y ciencia ficción, capaz como forma de abandonar una realidad de encierro con la sola apertura de cada libro. “Papaíto Piernas Largas” y “Mi querido enemigo” de Jean Webster las recuerdo especialmente por la larga conversación literaria en redes en clave feminista que generó al compartirlas y la trilogía de “El Castillo Ambulante” de Diana Wynne Jones por la magia, entre otros.

conversaciones-01

Lo que sí me faltó fue la lectura “de parada” en ferias del libro y en librerías. Ese aglotonamiento de leer libros álbumes y cuentos ilustrados que solíamos hacer en eventos editoriales, ¿cómo viviste vos la falta de ferias, de viajes, de librerías, el cambio de experiencia, que de pronto todo fuera virtual?

Mauri: Fue bastante duro. Las Ferias y los eventos literarios son momentos de encuentros con otros y con lecturas nuevas. Esta vez se suplantó por encuentros virtuales que fueron también una revelación y una manera excelente de entrar en contacto con personas con las que es más difícil hacerlo de manera presencial. Ni hablar que durante un viaje se lee y que cuando te rodea otro paisaje la lectura cobra otro sentido. En fin, eso faltó pero se crearon otros modos de relacionarse que también son experiencias para destacar y que están cambiando las lógicas de los encuentros a futuro.

De todos modos y con todos los cambios de los que estamos hablando, la lectura sigue presente de un modo u otro.

conversaciones-04

Barbi: Yo leí mucho en digital, me sumé a bibliotecas digitales y descargué apps para el celular, que me permitieron descubrir editoriales pequeñas sin distribución en Argentina por ejemplo y algunos títulos que me alucinaron, como fue el caso de “Idilio con perro ahogándose”, de Michael Köhlmeier, una nouvelle imperdible editada por un sello pequeño español: Rayo Verde y que leí en Bookmate; y “Los que volvieron” de Márgara Averbach que leí en la biblioteca digital Leer en casa. En ediciones papel mis lecturas favoritas fueron “Selva artificial, la vida entre las máquinas” de Darío Sandrone y el libro de ensayos “La vista desde las últimas filas” de Neil Gaiman que aún sigo leyendo lentamente. Y quiero mencionar especialmente el álbum “El sendero” de Mariano Díaz Prieto editado por Pipala que leí múltiples veces con Ema y eso lo convirtió en mi lectura ‘ninja’ del año, acompañando los animé que también disfrutamos tanto en familia estos meses.

Un poco cerrando, creo que lo que más rescato del año en clave lector fue la exploración, el descubrimiento de nuevas formas de leer, de aprender a hojear, revisar estantes, elegir en formato digital, de recuperar la lectura como refugio, los grupos de mensajería donde conversé con libros con tanta gente, las conferencias en streaming y encuentros en videollamadas para apapacharnos con libros. ¿Y vos, qué rescatás de tu año lector?

conversaciones-05

Mauri: Leí muchos libros en el año (no tantos como quería), muchos muy buenos, pero voy a destacar aquellos que más me movilizaron: “El sol detrás del limonero” de Ángela Pradelli fue una lectura que me conectó a historias de mi propia familia y su maravillosa prosa es el vehículo perfecto para transitarlo. “Piratas”, la novela de Sebastián Vargas la leímos en familia. Reímos y disfrutamos juntos en cada sobremesa diaria. El libro álbum que voy a destacar es “Conexiones” de Walter Binder y Marcelo Tomé porque me transportó a mi propia infancia. Por el lado de la historieta aluciné con el segundo tomo de “Sandman” con guión de Neil Gaiman y que incluye los números 17 al 28 más unos cuanto extras. Por el lado del ensayo me quedo con un clásico: “Modos de ver” de John Berger. Párrafo aparte hago con un libro editado en Córdoba: “Anómalo archipiélago de islas probables” de Juan Manuel Conforte y Mariana Robles. Un libro sin desperdicio por el tema, por la exquisita pluma de Conforte, por el arte deslumbrante y por una edición impecable.

Creo que podría agregar alguno más pero mejor me limito a estos nomás que son libros que hoy me resultan imprescindibles en nuestra biblioteca. Ojalá el 2021 tenga lecturas tan buenas como las que comenté.

  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar