Música para el alma: del dolor particular a la alegría colectiva

Cultura 10/10/2020 Por Barbi Couto
Un libro fotográfico recoge los mejores momentos de los 8 años de Música para el Alma. Entrevista con su autor Agustín Benencia y el fundador de MPA Jorge Bergero.
MUSICA PARA EL ALMA00005
- El libro se trata de un relato visual, construido en base a fotografías de cientos de conciertos en hospitales y centros de salud, las reacciones y relaciones de la gente. Foto: gentileza Agustín Benencia

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

No siempre pasa que cuando uno hojea un libro, mientras pasa una a una sus páginas y se adentra en su lectura, de la experiencia misma empieza a brotar música. No es claro en esos momentos si la música es interna, si llega desde nuestros recuerdos, de nuestro ‘camino lector’ (esa textoteca conformada por todas las lecturas de nuestra vida al decir de Laura Devetach) en su versión musical, o si es una sensación corporal, me refiero a la mismísima piel vibrando de emoción. Leer “Música para el Alma” permite ese tipo de magia. El libro del fotógrafo, sociólogo y docente Agustín Benencia recoge ocho años de testimonio fotográfico acompañando al proyecto MPA, formado por un colectivo de músicos y cantantes profesionales que ofrecen conciertos en hospitales, hogares de adultos mayores, escuelas de educación especial y establecimientos penitenciarios. 

En épocas complejas como la que vivimos, donde el sistema de salud está colapsado, el contacto personal es un riesgo y la soledad o el encierro han alterado nuestra cotidianidad, atravesar una lectura como esta es un viaje único que -si nos animamos a recorrerlo de punta a punta- nos devolverá un poco de humanidad, de alegría y de esperanza. Se trata de un relato visual, construido en base a fotografías de cientos de conciertos con gente disfrutando la música desde camas de hospital, sillas de ruedas, pleno de sonrisas, ojos brillantes, gestos amorosos, alegría, risa, una mano tendida, un abrazo, unas manos en danza, abrazos en canto, rondas y algunas muchedumbres, una sinfonía en lenguaje visual, que en esta oportunidad, es también el lenguaje de la música y de la emoción. 

La Nueva Mañana entrevistó a Jorge Bergero, violoncelista y fundador de este proyecto nacido en 2012, y a Agustín Benencia, el autor del libro, para saber cómo es vivenciar la música en espacios no convencionales y la idea del libro en este año sin conciertos. Jorge habla de acompañamiento, conexión, transformación: “la música en vivo transforma la energía de las personas en lugares con un alto grado de sufrimiento y/o soledad, más allá de su situación de vida”. “Al proyecto lo podría definir como la transformación de un dolor particular en un espacio de alegría colectiva”, agrega Agustín, “MPA tiene la capacidad de, aunque sea por un breve instante, igualarnos a todos a un nivel sensorial y de hermandad que no he visto en ningún otro lado”. 

MUSICA PARA EL ALMA00004
"Es un encuentro mágico que la música permite en lugares que no fueron pensados para ese intercambio" , confiesa Bergero. Foto: gentileza Agustín Benencia




En sus conciertos “el escenario” es un espacio “otro”, en principio ajeno a la música, y un público que no lo busca ni lo espera. ¿Cómo los interpela ocupar ese “corrimiento” de lo esperable?

Jorge: La diferencia se da en lo que uno siente. La emoción es una constante en nuestros conciertos ya que la gente nos rodea mientras tocamos e interactúa cantando, bailando. Es un encuentro mágico que la música permite en lugares que no fueron pensados para ese intercambio y eso a partir de nuestros conciertos ha ido cambiando. En ocasiones nos han pedido que entremos a tocar en la terapia intensiva.

Agustín: Las veces que he escuchado música clásica (y de otro tipo también) en teatros o espacios pensados para tal fin, en el mejor de los casos, puede llegar a conmover. Con el caso de MPA esa conmoción está garantizada en cada uno de los conciertos. Es casi imposible, por lo menos en mi caso, no conectar con alguna situación, con una cara, con un gesto de los miles que se suceden en cada presentación.

Jorge
Jorge Bergero, violoncelista y fundador "Música para el alma" en 2012. Foto: gentileza Agustín Benencia



¿Por qué decidieron esta apuesta al lenguaje visual y la publicación del libro?

Jorge: Queríamos dejar un testimonio de la emoción que circula en nuestros conciertos y que durante estos años pudimos ver reflejada en las fotos de Agustín. La fotografía nos permite detenernos y recorrer cada foto sintiendo la conexión generada con la música en vivo. 

Agustín: La idea del libro viene gestándose desde hace bastante. Muchas veces los músicos agradecen o se sorprenden al ver en las fotos como el “labo B” del concierto. Creo que esto también nos ayuda, a cada uno de los que formamos parte, a dimensionar el alcance de MPA. Para mí, el libro es casi como una toma de conciencia. No es que no sepamos lo que hacemos cuando lo hacemos, pero el libro permite congelar en el tiempo las situaciones, revivirlas y mostrar a la vez ese tiempo (y lugar) acumulados. 

MUSICA PARA EL ALMA00001
Es casi imposible no conectar con alguna situación, con una cara, con un gesto de los miles que se suceden en cada presentación. Foto: gentileza Agustín Benencia



¿Cómo están viviendo la salida del libro impreso y digital? ¿Qué expectativas para el futuro?

Jorge: Es un mensaje que esperemos llegue muy lejos. La posibilidad de que gente en cualquier parte del mundo pueda descargar el libro gratuitamente y acercarse a este resumen fotográfico de nuestra actividad es un sueño hecho realidad. Las devoluciones que nos llegan nos emocionan y las compartimos en las redes. Esperamos el año que viene poder presentar el libro con un concierto en vivo.

Agustín
Agustín Benencia, autor del libro. Foto: gentileza Agustín Benencia




El libro

El libro, además de contar con una edición impresa en colores y que puede conseguirse comunicándose al correo [email protected], puede leerse y descargarse gratuitamente de manera online en la web.  El libro, publicado con licencias Creative Commons que permiten su circulación libre y gratuita, se ofrece en el sitio en múltiples formatos, tanto para leer desde una PC, como desde tablet o celular o para descarga en formato pdf. Incluye pequeñas piezas textuales en formato de poesía, el ensayo “La cercanía solidaria de los afectos” de Adriana Bergero y palabras de Tere Andruetto. 



“Este año nuestra actividad se ve especialmente resentida porque los ámbitos más afectados son justamente nuestros ‘escenarios’”, dice Agustín. “El lanzamiento del libro pudo de alguna manera mantenernos en actividad ya que hubo muchísimo trabajo por detrás, incluida la presentación en formato audiovisual” .



Jorge cierra: “Es un año para tomar conciencia. La salud y el sistema de salud nos damos cuenta ahora que son una prioridad. Pero la salud no es solo el cuerpo y ahí es donde nuestro aporte con música toma relevancia y sigue presente en el recuerdo de la gente. En estos meses sin conciertos hemos sacado nuestro libro y estamos ordenando todo nuestro material musical. Esperamos que pronto sea posible hacer música en vivo nuevamente en los hospitales, mientras tanto el eco de más de 500 conciertos realizados y ahora el testimonio del libro seguirá acompañando a mucha gente. Nuestra web y redes sociales nos mantienen en contacto”.

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar