La Nueva Generación: Cazzu presenta su disco Error 93 en Córdoba

El miércoles 4 de diciembre, Cazzu presentará su segundo disco en el Quality Espacio. La artista nacida en Jujuy es una de las grandes referentes de la música joven en nuestro país.
Cazzu Gentileza
Con su Error 93, Cazzu se impone como la referente femenina más importante de la nueva escena musical argentina. - Foto: gentileza

Este miércoles, Cazzu llegará a Córdoba con la excusa de presentar su segundo disco solista. El evento, se presenta como el gran cierre del año (en Córdoba) para un conjunto de artistas que están siendo los responsables de encender la llama de la música de la próxima década del siglo XXI en nuestro país. 

Sucede que Cazzu (Julieta Emilia Cazzuchelli, según su documento, o "la jefa", según el mote que ha sabido bien ganarse) se impone como la referente femenina más importante, ya no de algo que debiese encasillarse en el trap sino de algo mucho más grande que puede englobarse en el trasgenérico música urbana.

Con pasado en la música tropical (aunque con otro nombre) y un posterior y sólido anclaje en el reggaetón; su obra se caracteriza por combinar elementos de diferentes vertientes rítmicas y estéticas, que se unifican para abrir paso a una original manera de afrontar los procesos creativos en pos de un cancionero en el que pueden convivir Kurt Cobain y J-Mena, sin que eso sorprenda al cada vez más nutrido auditorio de artista nacida en Fraile Pintado, en el sudeste de la provincia de Jujuy.

Producido por Yael González y La Paciencia, Error 93, el disco que oficialmente viene a presentar a Córdoba sirve como muestra de toda su avalancha creativa.  Del #ModoDiablo de La clase (que se compra todos los pases para consagrase como himno generacional), la cadencia melódica de Visto a las 00:00 o Penas y problemas, pasando por el rap de Mucha data, el reggaetón (en un exquisito estado de pureza) de Nada y el trap latino (bandera) de Al revés y Te va doler, se compone el material aparecido a mediados de este 2019.  

Cazzu costea todo su abanico de formación musical y reconfigura la pista de baile tradicional con oscuridades temporales y seducciones de ocasión. No le escapa a ninguno de los trajes que son posibles de calzarse y se mueve con cada uno de ellos con una naturalidad que envidiaría (podría obviarse el potencial) cualquier artista que se propone a forjar una carrera con un sello propio fresco y auténtico.

Con más de 200 millones de reproducciones, sólo en YouTube, los videos producidos para acompañar sus canciones y por ella misma  protagonizados dan cuenta de esa flexibilidad propia de una artista integral que ya cosecha los laureles de una artista popular que se proyecta como una de las grandes referentes de la escena que parece forjar el porvenir de la música nacional. 

Te puede interesar