Dique La Viña, un paseo por el embalse más alto de la provincia de Córdoba

Turismo 30/11/2019 Por
El Valle de Traslasierra no sólo regala sorprendentes paisajes, sino que también ofrece vistas increíbles desde uno de los diques de mayor altura de la Argentina.
La viña © vanina boco 00001
El paseo por el Dique La Viña conjuga la extraordinaria vista panorámica del paisaje natural con la magnitud de la obra. - Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Cuando después de cruzar el camino de las Altas Cumbres llegás y te internás en el valle de Traslasierra, lo primero que recibís es una bocanada de aire fresco y renovado. Somos muchos los que quedamos prendados  por ese valle de sierras grandes y formas antojadizas, de ríos que se tornan caudalosos y mansos, de una nutrida vegetación y hasta un dique que es el más alto de Córdoba y uno de los más altos del país.

El Dique La Viña es un paseo inevitable a la hora de recorrer esta zona de la provincia. Su imponente muralla, las asombrosas vistas panorámicas y las actividades que proponen en su entorno hacen que se convierta en una cita obligada de cualquier turista.

Un camino de ensueño

Para llegar hasta el dique hay que recorrer un poco más de 180 kilómetros desde Córdoba capital. Una de las opciones es tomar la vía de las Altas Cumbres hasta arribar a la localidad de Mina Clavero y de allí continuar unos 35 kilómetros por la Ruta Provincial Nº 14 y doblar en la rotonda Quebrada de los Pozos que da ingreso al camino del Dique La Viña.

Una nueva alternativa se abrió hace poco con la flamante ruta que une Falda del Cañete con Copina y permite agilizar el viaje al valle de Traslasierra, evitando el complejo tránsito por las localidades del sur de Punilla.

La viña © vanina boco 00008

Pasando Mina Clavero, el trayecto continúa cruzando por pintorescos pueblos como Nono, Las Rabonas, Los Hornillos, encantadores rincones serranos que invitan a entrar y recorrerlos, pero el camino en sí mismo también es una postal que deslumbra con las sierras y los tonos verdes de la vegetación como una constante. En algunos tramos donde el ascenso es más pronunciado, se puede ver cómo la ruta se topa con el horizonte azulado del cielo y las nubes se cuelan entre las montañas como si tejieran distintas formas.

La gran muralla cordobesa

Las aguas del Río de los Sauces –formado por la confluencia de los ríos Panaholma y Mina Clavero- se pueden ver desde el camino. Las pequeñas islas también se van descubriendo y anticipan algunas postales que se verán desde el murallón. Y ya en el lugar de destino, con sus más de 100 metros de altura, el dique se presenta imponente.

La viña © vanina boco 00004
Esta obra fue impulsada por el ingeniero Medina Allende –por eso, su nombre oficial es Embalse Ingeniero  Luis Antonio Medina Allende– en el año 1938, y el encargado de su diseño fue el ingeniero Fitz Simmons. Un año más tarde de su presentación,  comenzó la construcción de este gran proyecto que fue finalmente inaugurado en 1944. Ya en la década del 50, las obras continuaron para darle mayor desarrollo a este sector de la provincia, y se construyó la Central Hidroeléctrica La Viña que, siete años más tarde, permitió la primera conexión a la red.

La viña © vanina boco 00005
Comenzar a caminar por la gran muralla brinda distintas perspectivas del espectacular entorno del dique. Mirando hacia abajo, sus enormes paredes y la profundidad en que se observa el río, da cuenta de las dimensiones descomunales de la construcción. Levantando la vista, la inmensidad de las sierras más grandes al fondo y un cordón más bajo pegado al espejo de agua de 1050 hectáreas que se mantiene calmo.

La viña © vanina boco 00003
Allí, los amantes de la pesca pueden disfrutar sacando especies como pejerrey, carpa, dientudo, tararira y bagres. Pero la gran estrella es el pejerrey, que se ofrece en los restaurantes de la zona e, incluso, este año el dique fue sede del “Segundo Torneo Provincial del pejerrey”. Para realizar este tipo de actividad, siempre es necesario asesorarse antes en los organismos provinciales para adquirir el permiso y saber las condiciones en que se puede pescar. En esta zona también tiene su sede un Club de Pesca que brinda alquiler de botes, restaurante a la carta, asadores y baños.

La viña © vanina boco 00006
El paseo por el Dique La Viña conjuga la extraordinaria vista panorámica de un paisaje maravilloso con la magnitud de una obra de la ingeniería que le brinda otro atractivo a lo natural. Un recorrido sumamente recomendable que, sin dudas, hay que agregar en el itinerario de visita al valle de Traslasierra.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"