Lanzaron una campaña para prevenir el Chagas congénito

Mediante un video corto, publicado primeramente en youtube, se trata de concientizar el tratamiento en mujeres portadoras de la enfermedad, quienes pueden llegar a la cura y no transmitir el mal a sus hijos. La actividad fue realizada por Mundo Sano, una fundación familiar que trabaja desde 1993.

Córdoba 20/01/2024 Mónica Hernández
Chagas-3
La Campaña se llama “Herencia-Ningún bebé con Chagas” y fue difundida en distintas plataformas virtuales. Foto: gentileza.

La actividad fue realizada por Mundo Sano, una fundación familiar que trabaja desde 1993 para reducir el impacto de las enfermedades desatendidas, y que inició la Campaña “Herencia-Ningún bebé con Chagas” con un video publicado en YouTube.

“En 2023 implementamos programas, proyectos y acciones con fuerte impacto regional, para que las enfermedades desatendidas tomen protagonismo dentro de las agendas globales y regionales de cooperación”, manifiestan los integrantes de la organización.

Con rigor, respeto, pasión y un propósito claro que le da sentido al trabajo, que es el de aportar conocimiento, experiencia y recursos de manera sostenible para contribuir a una mayor equidad en salud, damos “gracias a nuestros colaboradores, socios y aliados por acompañarnos”, resaltan desde Mundo Sano.

En tanto, la misión de Mundo Sano es desarrollar modelos de gestión eficaces que sean replicables, escalables y transferibles, a través de alianzas público-privadas, sobre la base de la investigación científica multidisciplinaria en conjunto con las comunidades afectadas.

Asimismo, “en Mundo Sano sabemos que la única manera de transformar la realidad y mejorar la calidad de vida de las poblaciones desatendidas es mediante el compromiso con la comunidad y el involucramiento de todos los sectores”. 

Enfermedades tropicales desatendidas

Con el objetivo de promover el acceso a la salud, la investigación y la innovación para mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas afectadas por las enfermedades tropicales desatendidas, el doctor Walter Rivarola, director del Centro de Estudios e Investigación de la Enfermedad de Chagas y Leishmaniasis, dialogó con La Nueva Mañana y dio detalles acerca de la patología que investiga con su equipo de trabajo.

“En principio podemos decir que la enfermedad de Chagas es una zoonosis causada por el Trypanosoma cruzi, un parásito endémico en 21 países del continente americano. Entre 70 y 80% de los infectados permanecen sin síntomas durante el resto de su vida, los demás evolucionan a la fase crónica de la enfermedad. El parásito se trasmite de diferentes maneras; la más común es a través de la picadura de las vinchucas, principales vectores del parásito”, refirió el investigador.

Asimismo, la forma de transmisión menos frecuente es por transfusiones de sangre, trasplante de órganos, por la ingestión accidental de alimentos contaminados con el parásito y la transmisión a través de una madre infectada al recién nacido durante el embarazo o el parto. Se estima que en el mundo el Trypanosoma cruzi infecta cada año a 8 millones de personas. El número de nuevos casos por año de la enfermedad de Chagas en América Latina es de 28.000 y causa, en promedio, aproximadamente 12.000 muertes anuales. En la misma región, la prevalencia de la enfermedad en mujeres embarazadas va de 5 al 40%, según la zona geográfica. La mayor parte de las veces las embarazadas infectadas pasan por un proceso crónico y asintomático.

La infección a través de la madre puede producir graves consecuencias

Respecto a la probabilidad de transmisión congénita, Rivarola dijo: “Depende de la respuesta inmunitaria materna, fetal y neonatal, de factores placentarios y de la virulencia del parásito. La infección a través de la madre al bebé por Trypanosoma cruzi puede producir parto prematuro, bajo peso al nacer, hepatoesplenomegalia, trastornos neurológicos, lesiones cutáneas, ictericia, hidrocele, cuadros febriles, insuficiencia respiratoria, meningoencefalitis, miocarditis, cardiomegalia, y muerte neonatal, pero puede ser asintomática incluso en el 90% de los casos”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) calcula en 6 millones las personas que viven con la infección de Chagas en todo el mundo. De ellas, 1,12 millones son mujeres en edad fértil, lo que supone un riesgo de nuevas infecciones ya que una madre afectada puede trasmitir la enfermedad a su hijo durante el embarazo o durante el parto (un riesgo de transmisión calculado entre un 3% y un 5 %). Por lo tanto, cada año nacen más de 15.000 bebés en el mundo infectados con Trypanosoma cruzi. De estos bebés, menos del 20% serán diagnosticados de forma temprana y recibirán tratamiento.

“La transmisión congénita (de madre a hijo) es la forma de contagio que genera mayor número de casos nuevos agudos y, por lo tanto, es la clave para el control de la enfermedad, tanto dentro como fuera de Latinoamérica. Es obligatorio (Ley 26.281) estudiar a toda persona gestante para confirmar o descartar una infección crónica por T. cruzi a través del estudio serológico por 2 técnicas diferentes”, acotó.

 De acuerdo a los datos de diversas investigaciones “el no tratar a las mujeres jóvenes afectadas por Chagas antes del embarazo implica un riesgo 25 veces mayor de transmitir el parásito al recién nacido. Al mismo tiempo, el tratamiento también reduce los riesgos de mortalidad y morbilidad que pueden causar la infección en estas mujeres, lo que funcionaría como un segundo mecanismo de prevención”, respondió respecto a los estudios que vienen realizando en el laboratorio de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC.

“No tratar a las mujeres jóvenes afectadas por Chagas antes del embarazo implica un riesgo 25 veces mayor de transmitir el parásito al recién nacido”.

Recomendaciones

La recomendación de tratar a las mujeres jóvenes en edad fértil tendría un importante impacto en la salud, tanto para prevenir nuevos casos por transmisión congénita como para reducir los riesgos de las mujeres afectadas por Chagas crónico. En Argentina, se estima que anualmente nacen alrededor de 1.500 personas infectadas. Solo el 10-20% de las personas recién nacidas infectadas presentan sintomatología, sin embargo, si no son diagnosticadas adecuada y oportunamente, pueden progresar a la fase crónica de la enfermedad y presentar o no las manifestaciones clínicas de la enfermedad en la adolescencia o en la adultez.

Por último, el catedrático recomendó: “Los esfuerzos de control deben centrarse en diagnosticar y tratar a todas las niñas y mujeres en edad fértil, así como los recién nacidos que contraen la enfermedad de sus madres, ya que la tasa de éxito del tratamiento antiparasitario para niños menores de 1 año es cerca del 100%”. De allí la importancia de la campaña que lanzó Mundo Sano.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
SEP paritarias prensa.cba

El SEP y la Provincia firmaron un acuerdo salarial hasta septiembre

Redacción La Nueva Mañana
23/07/2024

El entendimiento contempla los incrementos para el personal de la Administración Pública durante el periodo que va de julio a septiembre de 2024. Un Plenario Provincial de Delegados y Delegadas del Sindicato de Empleados Públicos aprobó el acuerdo.