Aquella curiosa anécdota que pudo haber cambiado la historia

Se cumplen dos años del fallecimiento de “Chichina” Ferreyra, aquella novia que le rechazó el pedido de matrimonio en dos oportunidades a Ernesto “Che” Guevara.

Ed Impresa 12/05/2023 Marcos J. Villalobo Marcos J. Villalobo
chichina y el che
¿Qué hubiese pasado si Chichina le decía ‘sí’ al Che?  Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01   

 

El mundo está lleno de “¿Qué hubiese pasado si…?”. Abunda esa pregunta llena de misterios. Pero la hacemos una y otra vez. Y una de esos tantos “y sí” es: ¿Qué hubiese pasado si Chichina le decía ‘sí’ al Che? 
El sábado 13 de mayo se cumplen dos años del fallecimiento de María del Carmen Ferreyra, la novia de Ernesto “Che” Guevara en la adolescencia, y este aniversario nos permite recordar esa historia de amor. 
En 1950, en el casamiento de Carmen González Aguilar, el “Che” conoció a “Chichina”.

“Era muy bonita y simpática. Tenía una gracia particular. Apenas se conocieron, ambos se enamoraron. Para todos los amigos aquel flirt terminaría en noviazgo y el noviazgo en matrimonio. Como era natural, Ernesto comenzó a visitar a la familia Ferreyra, en cuya casa se reunía gente de la alta sociedad cordobesa, que contrastaba con el aspecto de Ernesto, quien siguió usando sus pantalones sin planchar y yendo generalmente en mangas de camisa y sin corbata”, supo narrar Ernesto Guevara Linch, papá del “Che” en una charla con Lois Pérez Leira, coordinador General de la Internacional Guevarista.

El génesis de un amor que parecía la clásica Romeo y Julieta. “Chichina” invitaba al joven Guevara, que todavía no era el popular “Che”, a Malagueño, donde su familia tenía tierras y una casa muy coqueta. La presencia de Guevara no cayó bien a los Ferreyra. No les gustaba y medio que le prohibieron la relación. Pero el “Che” siguió viendo a “Chichina” sin importarle la opinión de los padres de ella y la visitaba con ropa que llamaba la atención.

chichina
“Todo fue una luna de miel continua, con ese sabor amargo de la próxima despedida que se estiraba día a día. Cada vez me gusta más o la quiero más a mi cara mitad”. (fragmento de una carta del Che a su padre). 

“Me fascinó su carácter antisolemne”

“Me fascinó su físico obstinado y su carácter antisolemne”, supo contar “Chichina” en 1967 a la revista Primera Plana. “Ernesto venía de otro gallinero y conquistó a la princesa de la cual todos estábamos prendados”, supo contar Jorge Beltrán, amigo de la familia. 

El “Che” Guevara junto a su amigo Alberto Granado habían decidido viajar por América. Partieron desde San Francisco el 4 de enero de 1952. En el camino, cerca de Villa Gesell, encuentran un perrito en la ruta, y el “Che” lo recogió para regalárselo a Chichina como regalo de reyes. Durante todo el viaje el “Che” solo pensaba en encontrarse con su novia que estaba de vacaciones en Miramar. Aquel encuentro se dio, finalmente, el 13 de enero. Pero no fue como esperaba: El “Che” le contó sus planes de llegar a Venezuela, en este viaje en motocicleta y ella no recibió con agrado la noticia. Pero Guevara decidió continuar el viaje. La relación, finalmente, terminó cuando María del Carmen, desde Miramar, le envió una carta a Ernesto informándole su decisión de terminar con el noviazgo. Cuentan que el “Che” recibió la noticia el 11 de febrero en Bariloche. Granado, supo narrar: “Nunca lo vi tan conmocionado como después de leer aquella carta”.

Un amor lleno de presiones

El papá del “Che”, años después, contó: “Nuestra familia, que tenía simpatía por Chichina, no creía que fuera la persona indicada para casarse con él. Estaba educada de un modo muy distinto del que educamos a nuestros hijos, y yo suponía que si este matrimonio llegaba a realizarse sería muy difícil que anduviera bien”.

Guevara viajó y cultivó sueños de revolución. Y en la almohada, seguramente, siempre estuvo la imagen de aquella princesa cordobesa. Tan es así que ocho meses después, el Che volvió al país y visitó por última vez a “Chichina” en Córdoba. Y le propuso, por segunda vez, matrimonio -La primera vez había sido en 1951 e incluía un viaje por América del Sur y el Caribe-. Y, por segunda vez, Chichina le dijo “no”. 

El 5 de diciembre de 1952, el revolucionario le escribió: “Sé lo que te quiero y cuánto te quiero, pero no puedo sacrificar mi libertad interior por vos; es sacrificarme a mí, y yo soy lo más importante que hay en el mundo”.
Ernesto Guevara fue un médico, político, guerrillero, escritor… fue uno de los ideólogos y comandantes de la Revolución cubana, estuvo en pareja con Hilda Gadea y Aleida March, tuvo cinco hijos y falleció a los 39 años, en octubre de 1967.

María del Carmen Ferreyra se graduó como bióloga en la Universidad Nacional de Córdoba, se casó con un médico pediatra, tuvo tres hijos y murió a los 87 años en mayo de 2021.
¿Qué hubiese pasado si...?

  

 

Edición Impresa Nro.: 310

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Lo más visto