Fuerte interna dentro del Frente de Todos: ¿quién quiere ser Presidente?

La danza de nombres ya no enumera a quienes se suben a una candidatura, sino a quienes esquivan la chance de subirse al frente de la campaña. Por qué todos miran a Massa.
Fernandez Massa Kirchner
Con contactos internos cada vez menos frecuentes, los medios de comunicación se convirtieron en la tribuna en donde los posicionamientos y los mensajes al aire se arrojaron a la luz pública.

chapa_ed_impresa_01   

 

“Hace mucho que no tengo idea en qué andan”. Con esa frase, Máximo Kirchner dejó en claro que en las relaciones entre las facciones internas del Frente de Todos volvieron al silencio y la distancia. A comienzos de semana, el líder de La Cámpora  volvió a dar su impresión sobre el estado de situación y abrió un debate en torno al futuro del espacio, de cara al comienzo de la carrera electoral al 2023 y fue tajante respecto a la realidad que vive el oficialismo respecto a los potenciales candidatos a la Presidencia. “Alberto ha dicho que sí. Por lo que leído, Massa dijo que no y creo que Cristina no va a ser”, dijo instalando el título que dio vueltas al mundo respecto al futuro de su madre, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

Con contactos internos cada vez menos frecuentes, los medios de comunicación se convirtieron en la tribuna en donde los posicionamientos y los mensajes al aire se arrojaron a la luz pública. Por el programa de radio de Roberto Navarro pasaron Máximo Kirchner, Axel Kicillof y Alberto Fernández, en ese orden. Acompañado por su hijo, Tomás, Sergio Massa estuvo de invitado en el ciclo que Luquitas Rodríguez conduce en Vorterix.

“Me pidieron que no siga en política”

Más distendidos que los primeros, Massa volvió a dar indicios de que no será candidato en el 2023, tal como lo había insinuado cuando fue a presentar del Presupuesto al Congreso y aseguró que estaba dando “los últimos pasitos de su vida política”.

En el programa, se explayó en torno a las razones que lo harían correrse de un camino que muchos pensaban que le estaba signado. “Me pidieron que no siga en política. El planteo es que elijamos para tener algo más de vida familiar. Quiero cuidar a mi familia. Me perdí un montón de cosas de ellos y hoy me duelen”, aseguró Massa que recibió la pregunta de rigor sobre su candidatura sobre el final de la charla. La consulta fue respondida por un “no” seco que salió de boca de su hijo. “¿La palabra final la tiene él?”, repreguntaron. ““No, pero la familia pesa mucho”, dijo el ministro que a mediados de semana volvió a tener una maratón de actividad en medio de la discusión por el Presupuesto en la que sumó el poroto de la aprobación pero recibió dos baldazos de coyuntura política, en la que la oposición volvió a mostrar su poder de incidencia en los planes del equipo económico. Sobre todo en uno de los temas que más preocupa en el Palacio de Hacienda, buscar la forma para incrementar la recaudación para mostrar números que permitan mantener buenas relaciones con el Fondo Monetario Internacional. 

En el gobierno, todos saben que de eso depende cualquier futuro imaginable. El apoyo que consigue Massa no exime al oficialismo de pujas internas, de hecho CFK acaba de cuestionarlo públicamente por el aumento a las prepagas, pero sí demuestra que la madre de todas las batallas es económica y que, las relaciones que el tigrense ostenta con algunos actores del mercado y la geopolítica son la llave para intentar acomodar el barco. “Por el momento, parece que se mantiene, si sale a flote estamos todos arriba. Pero si se hunde también”, dicen, medio en broma, medio en serio, en los despachos oficiales. 

Alberto quiere

Alberto Fernández parece ser el único hombre del oficialismo convencido de que puede enfrentar un proceso electoral con chances de ganarlo. Desde el último cambio de gabinete, que decidió en absoluta soledad, el Presidente parece enfocado en recobrar la centralidad con presencias públicas, anuncios y actos que buscan reivindicar lo hecho hasta el momento “pese a la pandemia, pese a la guerra”. “Me dejaron una tarea durísima y la voy a enfrentar. Mi mayor preocupación es gobernar”, dijo el miércoles en la entrevista en la que volvió a deslizar que aspirará a una reelección como parte de “un proyecto político”. “Yo no quiero que vuelvan los mercaderes de la derrota, los profetas del odio y del desánimo. No quiero que se hagan cargo del país porque lo único que trajeron fue dolor a la Argentina, y para eso voy a trabajar”, sentenció. 

El miércoles finalmente ingresó el proyecto para suspender la realización de primarias en todo el país. Lo presentó el diputado rionegrino Luis Di Giácomo, integrante de un bloque minoritario aliado del Frente de Todos y ya genera algunos resquemores en el espacio gobernante en donde están quienes sostienen que puede resultar peligroso para la unidad quitar esa posibilidad del campo estratégico.
 
Al igual que sucede con la oposición, la posibilidad de definir con una elección abierta, y no mediante un acuerdo que obligue a algunas de las partes a ceder en sus voluntades, las candidaturas para el año 2023, facilitaría las cosas para una coalición en la que las diferencias son más estruendosas que los acuerdos. El problema, advertido por el propio Kirchner, es la forma en que un frente de gobierno podría encarar una elección interna, cuando uno de los espacios deberá necesariamente remarcar errores a un Presidente que, para colmo, podría ser candidato. “Macri fue a internas en el 2015, no en el 2019”, advirtió el diputado en la mencionada entrevista para ejemplificar su postura, aunque no dejó en claro si su espacio está de acuerdo o no con un tratamiento legislativo que suspenda esa instancia electoral. 

“Yo quiero que seamos capaces de ir a un debate democrático interno, sin exclusiones y respetándonos. Yo soy, por sobre todas las cosas, un militante político que aprendió con Néstor Kirchner que la política es un proceso colectivo. Yo lo que más preservo es la unidad de ese colectivo porque creo que la unidad del Frente de Todos es importantísima”, dijo Alberto Fernández horas antes de que el proyecto ingresara al Congreso. 

“Lo mejor es que la gente vote. Mientras más movilicemos a la gente y más participación haya, mejor. Las Paso ha sido un gran instrumento para que la gente se meta en los partidos políticos y pueda calificar a los candidatos”, consideró el Presidente que también afirmó que está en condiciones de participar de un proceso interno o de excluirse si eso resulta necesario para garantizar un triunfo. 

“Yo soy parte de un proceso colectivo que está acá tratando de cumplir una misión en el peor tiempo de la historia. Me tocó ser el soldado que se quedó sólo ante toda la artillería enemiga, bueno acá estoy”, afirmó deslizando alguna que otra crítica a sus socios políticos de quienes considera exactamente lo que dijo, que en momentos complejos, suelen dejarlo solo. 

  

  

La Nueva Mañana - Edición Impresa 282

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

2022-09-05_360x360

 

 

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"