El “Vientre Vestido”, una voz sobre las infancias de la ruralidad

Ed Impresa 30/09/2022 Por Miriam Campos
El mundo secreto y silencioso de Nefer, una adolescente hija de peones de estancia, emerge en escena en este unipersonal dirigido por Belén Pistone y dedicado a Delia Gerónimo Polijo, desaparecida en Traslasierra hace ya cuatro años.
Vientre Vestido © Rodrigo Brunelli00002
Laura Gallo protagoniza este unipersonal que se presenta en El Cuenco Teatro. Fotos: gentileza Rodrigo Brunelli

chapa_ed_impresa_01   

Aniv Web 2022 - Cbzal noticias

TEATRO EN CÓRDOBA

La obra “El Vientre Vestido” es una adaptación al sistema de narración oral de la novela Enero de Sara Gallardo. Esta reposición de la actriz, escritora y directora teatral María Belén Pistone habla sobre las infancias en la ruralidad y cuenta la historia de Nefer, una adolescente hija de peones de estancia que es abusada sexualmente y queda embarazada. Se trata de un relato escénico que suscita personajes y acontecimientos que mutan según la imaginación de quien recibe esa trama narrativa.

“El mundo secreto y silencioso de Nefer se pone de manifiesto en la puesta en escena de un unipersonal que le da voz a esa realidad acallada”, expresa el equipo “interterritorial” de trabajo que entre Córdoba capital y Traslasierra fue materializando el espectáculo protagonizado por Laura Gallo y dirigido por la propia Pistone y María Sol Naldoni. Este viernes, sábado y domingo, la obra vuelve a presentarse en la Ciudad, en El Cuenco Teatro. 

“Lo rural es una cultura de muchos valores, muy preciosa pero en muchos sentidos también registra atrasos en el otorgamiento de derechos y paradigmas de géneros. La mujer en el ámbito rural sí está bastante subordinada a ocupaciones que tienen que ver con lo doméstico, con una cierta subordinación a un jefe de familia, es complejo”, dice a este medio Belén Pistone sobre esta producción que enmarca un entorno social, de sensibilización y confiere voz a esos relatos silenciosos que permanecen lejos de la urbanidad. “En ese contexto están las niñas, qué oportunidades, qué miradas sobre el mundo pueden tener y qué vivencias tienen de sus propios cuerpos y lo que los otros ven además de esos cuerpos, que se vuelve ahí amenaza”, añade. 

Es en ese marco, que la nueva puesta no es indiferente al caso de Delia Gerónimo Polijo, la adolescente de la localidad de La Paz, al sur del valle de Traslasierra, desaparecida en septiembre de 2018 cuando tenía 14 años. Con este hecho, sumado a “un escenario donde el abuso y embarazo adolescente son situaciones presentes cotidianamente”, esta producción se propuso profundizar las acciones sobre la temática de género. “Maduramos esta nueva versión de la obra, gestada desde una realidad social y geográfica en simbiosis con la relatada”, indicó el equipo de trabajo y por ello, dedica esta acción a Delia y la carga de su historia.

Vientre Vestido © Rodrigo Brunelli00003

“El teatro siempre pertenece a su época”

“El Vientre Vestido” tuvo una primera puesta en escena hace 11 años y en ese momento fue interpretada por Pistone: “Yo en Córdoba la hice muchísimo, en barrios, en centros vecinales, en zonas periféricas, en algunos CPC, y realmente dio frutos en el sentido de la reflexión, algo se quebraba en la función”, cuenta. Tiempo después, Laura Gallo, que es la actriz que convocó al equipo desde Traslasierra, le dijo a Pistone: ‘Este texto es muy necesario acá, viene a abrir una pregunta, a tocar una herida que nadie se anima a tocar’.

“Lo que Laura le completa a esta reposición, y me parece muy inteligente, es que dice “la obra es dolorosa por el tema que aborda, entonces hay que darle un espacio de reflexión post función”, dice la directora.

-¿Cuál es la importancia de focalizar en estos relatos y contextos?

-A las niñas de la ruralidad les queda lejos esa elaboración de algunos discursos que tenemos en las ciudades. No es que en la urbanidad termine de condensarse en una adquisición de derechos definitivos y eso lo sabemos porque las muertes de mujeres siguen ocurriendo. Acá en Alto Alberdi todavía estamos consternados por un cuerpo de una mujer que apareció mutilado en un terreno, no hace más de un mes. Pero en la ruralidad ni siquiera está esta construcción del discurso que le permite a las niñas entender cuáles son sus derechos.

- Esta reposición de la obra está dedicada a Delia, no es indiferente a su historia

-La urbanidad y ruralidad son ambientes diferentes y acá mucho nos ocupamos de las poéticas de la ciudad, eso es porque obviamente habitamos mucho la ciudades pero en la ruralidad hay toda una temática que está expresada en la figura de Delia Gerónimo Polijo porque su desaparición, el contexto en que desaparece, los hechos que suceden hasta su desaparición hace que uno pueda ver concretamente que no son accidentes sino que hay un paradigma cultural que resguarda este tipo de acciones y agresiones a las infancias y a las mujeres. En lo personal, vengo muy atravesada con el feminismo, siempre me parece una emergencia y ahí hay un ejercicio de que nos reconozcan derechos, que nos reconozcan como ciudadanas de igual condiciones a igual ciudadano y esta emergencia donde el feminismo es la alarma está atravesando todos mis trabajos y siento que no puedo evadirme de eso. 

-En una mirada más amplia, cómo atraviesa al teatro el enfoque de la perspectiva de género

-El teatro tiene una inteligencia. Vino el cine en su momento, pero el teatro sigue ahí, llegó Instagram, WhatsApp, otras redes sociales pero al teatro no lo mueve nada. Y en más de una carrera le gana a otros medios de expresión que el ser humano ha desarrollado porque el teatro tiene una inteligencia fundacional, prehistórica que es que pertenece a su época. 

Vientre Vestido © Rodrigo Brunelli00001

-¿Es una línea de trabajo?

-No busco problemáticas feministas, yo trabajo sobre testimonios; sin embargo termino atravesada. En las obras trabajadas como Sensación Cuarteto, Mi Nombre es Eva Duarte, Despechadas, en todos lados empieza lo femenino a pedir cancha, es el momento y hay que darle lugar. Hay que saber pertenecer a la época y dar las batallas que hay que dar. El teatro también lo que hace es que interroga la realidad. Si estás conectada y pertenecés a tu época, es difícil evadirse de esto temas. Eso es urgente y las obras se abren camino. 

-  ¿Qué destacás en este contexto sobre el teatro local?

- El teatro es el que nos da la posibilidad de poner de pie ideas que en la vorágine de una vida laboral, entre el auto y la oficina, no se pueden poner en pie del todo, entonces es el lugar perfecto para tocar estos temas. Esto lo digo de forma universal respecto al teatro pero particularmente sobre el teatro independiente cordobés de toda la provincia destaco que tiene un rasgo muy importante que es la creación de lenguaje, y también la creación de nuevas ideas, nuevos conceptos, ese es su rasgo ético pero también estético. Está profundamente atravesado por estas problemáticas. 

Ficha técnica: 

Actuación: Laura Gallo

Dirección: María Belén Pistone y María Sol Naldoni

Diseño de Vestuario: Valentina Bari

Realización de Vestuario: Gina Peiretti

Fotografía y diseño gráfico: Rodrigo Brunelli

Diseño y realización escenográfica: Rodo Ramos

Diseño y operación de luces: Rodrigo Brunelli y Luis Ramirez

Funciones: 

Viernes 30 de septiembre: 20 horas; sábado 1 y domingo 2 de octubre a las 21 en El Cuenco Teatro (Mendoza 2063). Entradas: $1.000. En puerta: $1.200 (sujeto a disponibilidad). Se adquieren en www.antesala.com.ar

 

 Aniv Web 2022 - Cbzal noticias

La Nueva Mañana - Edición Impresa 278

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar