La trama de los lobos: los eventos y actos para encubrir el crimen de Blas

Córdoba 08/09/2022 Por Miriam Campos
El accionar policial “fue una ejecución extrajudicial”, dijeron los fiscales durante el alegato de apertura en el juicio por el crimen de Blas Correas y trazaron una genealogía.
Crimen de Blas by Lucía Ceresole/ LNM
El proceso tiene en el banquillo a 13 policías imputados, dos de ellos acusados de disparar y el resto de encubrir. Foto: Lucía Ceresole /LNM

“Hubo una cadena de eventos y actos, así funciona la maquinaria, con una propulsión de voluntades y responsabilidades que se encadenaron para hacer este desastre siniestro y temeroso”, dijo el fiscal Marcelo Hidalgo este miércoles, en su alegato de apertura en el juicio contra los 13 policías imputados por el crimen de Blas Correas, el adolescente asesinado por una bala policial en agosto de 2020. La fiscalía puntualizó que hubo una leontina de acciones para encubrir el homicidio. Una “maquinaria tropera” con mecanismos y métodos que delinean el encubrimiento policial de este hecho, convirtiéndolo en "un claro ejemplo de violencia institucional”. 

Ante una sala colmada en la Cámara 8° en Tribunales II, en el inicio del proceso, Hidalgo y el fiscal Fernando López Villagra expusieron ante el tribunal -conformado por Marcelo Nicolás Jaime, Juan Manel Ugarte y Mario Walter Centeno- la teoría de cómo, en menos de tres horas, esa noche del 6 de agosto de 2020 se gestó una trama de encubrimiento policial cuando asesinaron a Blas, que se trasladaba a bordo de un automóvil con otros cuatro amigos luego de salir a cenar. Para explicarlo, los fiscales trazaron una precisa línea de tiempo que pone en evidencia la participación y acción que tuvieron los efectivos “acusados de mentir”. 

Entre los imputados, Javier Alarcón y Lucas Gómez están señalados como coautores de homicidio calificado por abuso de su función como miembros de las fuerzas policiales y agravado por el empleo de armas de fuego. Asimismo, están imputados por homicidio calificado y agravado en grado de tentativa por cuatro hechos, alusivos a los cuatro amigos de Blas que sobrevivieron a la balacera luego de que en un retén policial les dispararan a matar y sin mediar palabra.

En tanto, los efectivos Sergio Alejandro González, Wanda Micaela Esquivel, Yamila Florencia Martínez, Walter Eduardo Soria, Enzo Gustavo Quiroga y Jorge Ariel Galleguillo, son juzgados por el delito de encubrimiento agravado por sus funciones desempeñadas y por omisión de deberes de funcionario público.

A su vez, Leonardo Alejandro Martínez y Rodrigo Emanuel Toloza están imputados por falso testimonio y encubrimiento agravados por sus funciones y la gravedad del hecho juzgado. Similar imputación reciben Ezequiel Agustín Vélez y Leandro Alexis Quevedo; y Juan Antonio Gatica debe responder como autor del delito de encubrimiento agravado por la calidad funcional.

WhatsApp Image 2022-09-08 at 7.40.53 AM

“Intentaron lograr que esto no trascendiera”, indicó el fiscal Hidalgo sobre el encubrimiento policial y describió que existe una violencia que genera el propio Estado a través de las fuerzas de seguridad, tal como lo expresan las convenciones internacionales a las que adhiere la Nación Argentina. “La primera violencia que hay que controlar es la que genera el Estado”, puntualizó el funcionario y agregó: “No es cierto que la libertad y la seguridad no pueden ir de la mano. Las fuerzas de seguridad están para brindarnos eso precisamente, para poder tener más libertades. Pero si estas fuerzas terminan transformándose en lobos que se comen a aquellas personas que tienen que cuidar, están al borde de ser una Policía que como institución nunca va a ser aceptada”.

Maquinaria tropera

A su vez, el fiscal López Villagra calificó el accionar policial como “una inadmisible masacre” y uno de los casos de “mayor trascendencia pública en el último tiempo”. Además señaló que toda la prueba respalda que el joven de 17 años “fue asesinado de manera absurda” por dos agentes policiales, y que “por suerte” sus cuatro amigos se salvaron. “Es un caso gravísimo de violencia institucional, fue una ejecución extrajudicial”, puntualizó el funcionario en referencia al accionar de encubrimiento y agregó: “Y después plantaron un arma trucha. Esto resulta vergonzoso e indignante”.

En ese marco, el fiscal Hidalgo describió que tras los seis disparos contra el vehículo, aparece la maquinaria con métodos que se terminan avalando para encubrir crímenes. Se trata de una “maquinaria tropera”, donde es la tropa -de efectivos- la que que acciona mecanismos de ocultar y encubrir y “es lo que se debe procurar desterrar”.

Ese mecanismo de ocultar y encubrir tiene métodos muy sencillos, según planteó Hidalgo: omitir conocimiento a los funcionarios que tienen que investigar, falsear información, plantar pruebas, evadir responsabilidades bajo los argumentos de “yo no sabía”, “yo no me enteré”, “yo no tenía funciones”. Finalmente esos mecanismos, en una especie de toque final, se terminan avalando por altos mandos.

WhatsApp Image 2022-09-08 at 6.39.05 AM

En la línea de tiempo trazada por los funcionarios, hay 10 eventos que fueron consumando el encubrimiento para proteger a los efectivos que accionaron los seis disparos:

00.04 a.m.: Desde el control policial en las inmediaciones a Canal 8, sobre avenida Vélez Sarsfield al 3.000, el cabo Quevedo y el oficial ayudante Ezequiel Vélez, irradian por frecuencia policial: "Seis sierras – en jerga policial “ladrones”-...un hecho". 

00.07 a.m.: El cabo Lucas Gómez y el cabo Javier Alarcón efectúan los disparos al vehículo donde uno de los proyectiles salido del arma de Gómez, le da muerte minutos después a Blas Correas. 

00.13 a.m.: El cabo Leonardo Alejandro Martínez y el agente Rodrigo Emanuel Toloza irradiaron por frecuencia policial: "Fiat Argo blanco, según un transeúnte 'descartaron' algo en la rotonda".

Los efectivos “escuchan una cosa, afirman otra cosa- explicó el fiscal- y terminan declarando en la Central de Policía” respaldando el encubrimiento. 

00.20 a.m.: El Fiat Argot conducido por el amigo de Blas, Juan Cruz Camerano, es interceptado en la calle Chacabuco y Corrientes. Pasaron 12 minutos desde el disparo hasta que se interceptó el vehículo, mientras los amigos, desesperados, buscaban ayuda para que Blas recibiera asistencia. Pasaron por la clínica Aconcagua, no los atendieron.

00.27 a.m.: Se empieza a poner en funcionamiento #las máquinas de vapor del encubrimiento”. Es la primera reunión entre el subcomisario Sergio González, el cabo Lucas Gómez y el cabo Leonardo Martínez. A la vez que se reúnen el cabo Javier Alarcón y la agente Wanda Esquivel. 

00.46 a.m.: Esquivel y Alarcón plantan el arma a metros de donde se produce la segunda reunión. Esquivel y Alarcón plantan el arma. "El Tango -en jerga policial-para tapar el mocaso", según lo denominaron. En menos de 20 minutos luego de la balacera, los efectivos lograron diseñar quién, cómo, cuándo iban a plantar el “fierro trucho”. 

00.46.13 a.m.: Inmediatamente, a 60, 70 metros de donde se planta el arma, se produce una segunda reunión entre los comisarios inspectores Jorge Ariel Galleguillo y Walter Eduardo Soria, el subcomisario Enzo Gustavo Quiroga y el subcomisario Sergio Alejandro González.

01.06 a.m.: "Lobo 1" informa qué móviles fueron los que efectuaron los disparos al Fiat Argo.

01:14 a.m.: Se produce el hallazgo del arma plantada, un revolver calibre 22. El “Tango”. 

03.00 a.m.: El último evento importante: González entregó el procedimiento en la Unidad Judicial Homicidios. Sin embargo, Gómez y Alarcón recién fueron detenidos nueve horas después. 

WhatsApp Image 2022-09-08 at 6.41.33 AM

El encubrimiento "no es menor"

En un recinto adaptado para la concurrencia del juicio - de alto impacto social y mediático-, la mamá del joven asesinado, Soledad Laciar, en una entrevista previa al inicio del juicio indicó a este medio que “el mensaje a la sociedad tiene que ser de justicia, porque la gente no cree”.

“Si disparás un arma el castigo es grande; si encubrís, el castigo debería ser enorme. Ojalá logre lo que pretendo, que aquellos que encubrieron no puedan volver a la fuerza”, dijo Laciar y aclaró que el encubrimiento “pareciera ser algo menor” y en realidad “es de las cosas más grave, porque habla de una manera de operar de la Policía de Córdoba”.  

“Pedimos perpetuas en las acusaciones de homicidio y para los que encubrieron queremos la máxima también”, puntualizó la mamá de Blas pero aclaró que “no pasa tanto por la cantidad de años de sentencia” sino porque los acusados “no puedan estar más en la Policía”, que queden fuera de la institución. “No puede pasar lo mismo que con el crimen de José Ávila que en cinco años, el que encubrió va a poder volver a la fuerza, eso es gravísimo”, indicó. 

“Venimos de unos años ‘70 de los que las deberíamos haber aprendido que esos métodos policiales no van más, pero lamentablemente algunos han quedado arraigados. Creo que la pandemia dejó al desnudo ese maltrato que se ejerce”, precisó la mamá de Blas que encabeza la querella particular y agregó: “No sé por dónde se empieza el cambio, pero la Policía tiene que generar confianza porque ahora, vemos que la parte de Derechos Humanos la tiene totalmente olvidada”. 

Noticias relacionadas: 

Soledad Laciar (Secretaría de Derechos Humanos de la Nación)Crimen policial de Blas Correas: “Una muerte del obrar injusto”
inicio juicio Blas Correas by Lucía CeresoleViolencia institucional: comenzó el juicio por el crimen de Blas Correas

Te puede interesar