El carro de Brenda Uliarte estuvo cerca de la casa de CFK días antes del ataque

Así lo determinó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Las imágenes demostrarían las “tareas de inteligencia previa” en el ataque a la Vicepresidenta
carro de brenda
El carro de copos de azúcar de Brenda Uliarte aparece en distintas imágenes días antes al atentado. Foto: gentileza.

Este miércoles la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) logró determinar la presencia del carro de “copos de azúcar" que Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte se dedicaban a comercializar, en los alrededores del domicilio en Recoleta de Cristina Fernández  días antes del ataque.

Las imágenes demostrarían las “tareas de inteligencia previa” que la pareja habría llevado a cabo antes del atentado.

Los investigadores del ataque a Cristina Fernández, por el que se encuentran detenidos Fernando Sabag Montiel y su novia, analizaron cámaras municipales o de canales de televisión y otras aportadas por teléfonos celulares de manifestantes en las que se observa un carrito de venta de copos de nieve (algodón de azúcar) que, supuestamente, vendía la joven apresada en los alrededores de la casa de la vicepresidenta.

Para los pesquisas, la presencia en el lugar de Brenda Uliarte es un indicio más de que el ataque concretado el pasado jueves por la noche en Juncal y Uruguay contra Cristina Fernández pudo haber sido premeditado, y que los agresores estuvieron realizando inteligencia previa en la zona.

Según los investigadores, hay múltiples imágenes que se están analizando, algunas de ellas aportadas de cámaras de seguridad, canales de televisión y otras de teléfonos celulares de manifestantes que estuvieron en los alrededores de la casa de Cristina.

En todas las imágenes que están en poder de los pesquisas se observa el carrito del cual se exponen los copos de nieve de color rosado similar al que vendía Uliarte.

Expertos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) trabajaban desde anoche en el contenido del teléfono que se le secuestró a Uliarte al momento de ser detenida y de los cinco amigos con los que trabajaba ella vendiendo copos de nieve, quienes aportaron sus aparatos cuando declararon como testigos.

Te puede interesar