El FIT impulsa bono de $20 mil y salario mínimo para trabajadores informales

El PO en el FIT presentó un Proyecto de Ordenanza para crear un salario de $100 mil para más de 3.500 trabajadores precarizados del Municipio.
cintia frencia
La concejala del FIT, Cintia Frencia. Foto: gentileza.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda, presentó este lunes 25, un Proyecto de Ordenanza para establecer un bono de $20.000 y un salario mínimo de $100.000 para más de 3500 trabajadores precarios que desempeñan tareas en el municipio.

Al respecto, la concejala del FIT, Cintia Frencia, explicó: “Los índices de desocupación y precarización laboral se han disparado, dejando al 46% de la población del Gran Córdoba bajo la línea de la pobreza. Para mitigar esta crítica situación, y en consonancia con el plan de lucha nacional que impulsa la Unidad Piquetera, presentamos un proyecto por un bono de $20.000 para becarios, servidores urbanos, promotores, monotributistas, contratados y pasantes que desempeñen tareas en la municipalidad de Córdoba, como así también para trabajadores de cooperativas que desempeñen tareas para los Centros Verdes, Centros de Acopio y Transferencia, y todo trabajador que cumpla funciones en el municipio, bajo cualquier modalidad de contratación precaria”. 

Y agregó: “Estamos hablando de al menos 3.500 trabajadores que desempeñan tareas centrales para el funcionamiento del municipio, por un ingreso bajo la línea de la indigencia. En este universo se contabilizan a dos mil servidores urbanos que hacen mantenimiento y desmalezado en los espacios públicos, tareas operativas en los CPC, y trabajo en la obra pública, por una beca de $18.000. En la misma línea se encuentran 300 miembros de 9 cooperativas que trabajan en los Centros Verdes, Centros de Acopio y Centros de Transferencia municipales por una remuneración de $20.000. A esto se suman centenares de monotributistas, contratados, promotores y becarios que no llegan a la canasta de pobreza. Por eso en el mismo proyecto proponemos un aumento salarial de emergencia que lleve los ingresos de estos trabajadores arriba de los $100.000 de la canasta básica, y avanzar hacia el pase a planta”.

“Con una política de precarización laboral y ataque a la planta municipal, el gobierno de Llaryora hace la punta en materia de reforma laboral y ajuste fiscal, con consecuencias preocupantes no solo para los trabajadores afectados sino para la prestación de servicios esenciales al conjunto de los vecinos. Opuesto por el vértice a esta política, desde nuestra banca impulsamos este proyecto para respaldar la movilización fijada para el próximo 27 de julio, que rechaza el ajuste diseñado a medida del FMI. Y acompañamos el reclamo de trabajo genuino y un salario por arriba de la línea de pobreza”, finalizó Frencia.

Noticias relacionadas:

Cintia Frencia by Prensa ObreraEl FIT exigió ante el CD el fin de los despidos en salud y el pase a planta

Te puede interesar