La Corte Suprema de la Nación revisará la condena a Flavia Saganías

Córdoba 15/04/2022 Por Consuelo Cabral
La mujer fue condenada en 2019 a 23 años de prisión por la Cámara del Crimen de Cruz del Eje, tras escrachar al presunto abusador de su hija. LNM habló con Carlos González Quintana.
libertad para flavia
"Un abuso sexual seguido de muerte, por ejemplo, puede trepar hasta 17, 18 años, pero 23 años, que es lo que le dieron a Flavia, es una peña exorbitante", indican desde la defensa de la mujer. Foto: gentileza.

El pedido de justicia para la cordobesa Flavia Saganías sumó este miércoles un capítulo clave, inédito, y que podría marcar un antecedente histórico en materia de género: la Corte Suprema de Justicia de la Nación -CSJN- aceptó un recurso de queja por denegatoria de justicia y revisará la condena a 23 años de prisión que le impuso la Cámara del Crimen de Cruz del Eje en 2019 por denunciar en Facebook que su expareja abusaba sexualmente de su hija de 8 años.

Cabe recordar que dos años antes, Flavia había denunciado penalmente a Gabriel Fernández por los presuntos abusos contra la niña, pero ante la inacción de la Justicia la mujer de 43 años decidió difundir el nombre del supuesto abusador en la red social. Tras la publicación, Fernández fue atacado por vecinos y familiares.

Posteriormente, y en un fallo sin perspectiva de género, la Justicia cordobesa condenó a Flavia a 23 años de prisión por “instigar” los golpes que recibió su ex pareja. Pasó 203 días presa en la cárcel de Bouwer, sin poder cuidar de sus cinco hijas e hijos, incluidos mellizos de apenas 3 años de edad. Distintas organizaciones integradas por mujeres la acompañaron durante su encierro, y articularon una red de cuidado y contención para sus hijes afuera, quienes gracias a esa articulación colectiva pudieron permanecer juntos en su hogar.

Mientras tanto, Gabriel Fernández, su expareja y presunto abusador, siempre y en todo momento permaneció libre.

Luego de esa inesperada sentencia, no solo por la condena, sino por los años de encierro carcelario a los que Flavia fue sometida, el equipo de la defensa interpuso un recurso de casación ante el TSJ de Córdoba que fue rechazado dos años después, confirmando la sentencia.

"Ante eso interpusimos el recurso extraordinario federal para que sea la CSJN quien revise nuevamente su condena, acción que fue rechazada nuevamente por el Máximo Tribunal de Justicia Cordobés", explicaron desde el equipo de defensa a través de un comunicado.

En ese marco, es que solo quedaba una instancia más: la de interponer una queja por denegación de justicia, que finalmente llevaron adelante este miércoles. Este recurso fue admitido y radicado en la Secretaría 3 de la Corte.

La Nueva Mañana dialogó con Carlos González Quintana, abogado integrante del equipo de defensa de Flavia, para conocer cuáles son las posibilidades de alcanzar una reducción en la pena o incluso, la absolución, reclamo que viene siendo sostenido por distintas organizaciones y agrupaciones feministas de todo el país.

LNM: ¿En qué consiste la presentación del recurso de queja y su aceptación por parte de la CSJN?

CGQ: La queja es el último de los recursos posibles en materia penal y se interpone ante la Corte cuando sistemáticamente los recursos anteriores han sido rechazados o denegados. Es la última herramienta recursiva que existe en materia penal y tiene lugar cuando el máximo tribunal provincial, el TSJ en el caso de Córdoba, te deniega la posibilidad de que la Corte revise el caso, porque de lo contrario la sentencia quedaba firme y era irreversible. 

LNM: ¿Qué expectativas manejan desde la defensa de Flavia ante la aceptación de este último recurso? 

CGQ: Nosotros estamos buscando como objetivo de mínima, que la Corte revise la cantidad de años de la pena a la que fue condenada Flavia, que son 23, y la reduzca porque es un pena exorbitante. Porque 23 años no se le da a nadie. Un abuso sexual seguido de muerte, por ejemplo, puede trepar hasta 17, 18 años, pero 23 es una peña exorbitante. Por eso pretendemos que por lo menos la bajen a la mitad, es decir al mínimo de las penas de los delitos por los que fue condenada. El mínimo de esos cuatro delitos suma 10 años, por eso para nosotros sería un triunfo que de 23 la Corte lo baje a 10. 

LNM- ¿Y cuál sería el objetivo de máxima?

CGQ: El objetivo de máxima al que aspiramos es que la Corte decida anular el fallo y ordenar la absolución de Flavia por ser ajena a los hechos que sufrió su ex pareja a manos de su hermano y de su madre. La causa entró ayer y el mecanismo que tiene este recurso concretamente es que ingresa, ya tiene sorteada la secretaría que lo va a tratar, después lo agarra un relator que lo estudia a fondo durante todo el tiempo que considera tomar, y recién ahí la Corte resuelve. Hay casos que han estado ocho años en revisión y se han conseguido sentencias favorables, por lo que sabemos que es un camino que puede ser muy largo.

LNM: ¿Cuál es la situación actual de Flavia?

CGQ- Nuestra defendida hoy cumple arresto domiciliario al cuidado de sus hijes menores de edad, pero tuvo que purgar para eso siete meses de tortuoso encierro en una cárcel provincial, alejada de su familia, y sobre todo de su pequeña hija víctima de abuso sexual infantil.

LNM:  ¿Cuál consideran que ha sido la actuación de la Justicia cordobesa? 

La Justicia de Córdoba se ha alejado -una vez más- de la perspectiva de género y ha dictado una sentencia disciplinadora agregándole una escalofriante sanción penal que ni siquiera recibe un violador y homicida. Por ello estos cuatro jueces actuales de la Corte tienen la oportunidad de revisar un caso atravesado por diferentes violencias. En primer lugar la violencia sufrida por una niña de 8 años abusada sexualmente. Y en segundo lugar, la violencia institucional y judicial contra su propia madre, quien por intentar protegerla alertando a la sociedad sobre el peligro que supone un abusador libre en un pequeño pueblo del interior provincial, se vio envuelta en un lamentable episodio, también de violencia, que la llevó a ser juzgada y condenada por instigar las agresiones físicas que sufrió el abusador a manos de su suegra y su cuñado.

Desde el equipo de defensa de Flavia Saganías adelantaron que viajarán a Buenos Aires el 27 y 28 de abril para presentarse ante la sede de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para impulsar el avance del recurso y brindar una conferencia de prensa.

Por otra parte, y finalmente, invitaron a todas aquellas ONG con personería jurídica cuyo trabajo tenga que ver con la defensa de los derechos de las infancias, de los derechos humanos, y de los derechos de las mujeres y personas condenadas por la justicia penal, a sumarse a la causa por la absolución para Flavia, como amicus curiae o “amigos del tribunal”. 

Te puede interesar