“Los que hoy dicen ‘basta’, cuando tuvieron que decirlo de frente fueron muy tibios”

El candidato por EVC, Juan Pablo Quinteros, explicó por qué su espacio es la “mejor opción para el voto castigo al kirchnerismo” y resaltó la posibilidad de quitarle el tercer lugar al FdT.
Juan Pablo Quinteros
“Devolver plata no es solamente una obligación por ley, porque este (la impresión de boletas) es el gasto de la política que deberíamos atacar en serio”.

chapa_ed_impresa_01  

Encuentro Vecinal Córdoba, el espacio liderado por Aurelio García Elorrio y Juan Pablo Quinteros, continúa su campaña en la capital provincial y el interior, buscando hacerse con ese “voto castigo” al kirchnerismo que hoy casi todas las listas pugnan. Ya sea desde Juntos por el Cambio con el slogan “basta”, como así también desde el schiarettismo y su reinstalada pugna con Nación. Es que con casi un 90% del electorado que no apoya y/o rechaza al Frente de Todos, buscar allí un margen de mejora respecto a las Paso suena más que lucrativo. Ante esto, desde EVC remarcan que los 15 mil votos de distancia con respecto a la lista K en la ciudad “no son parte de un slogan”, sino de un verdadero margen para “dejar atrás” al espacio que responde a los Fernández.

“Es un dato de la realidad que nosotros utilizamos en una provincia absolutamente anti kirchnerista. Acá hay un gran componente de voto castigo y Cambiemos, que tiene una estructura años luz de la nuestra, utiliza esta cuestión de que son los únicos que le pueden decir ‘basta’. Si el objetivo es dejar atrás al kirchnerismo el 14 de noviembre acá en Encuentro Vecinal tiene una mucho mejor opción”, indicó Quinteros en diálogo con La Nueva Mañana.

“El Pacto”

El PactoLos números de las PASO, sumados al renovado enfrentamiento entre Juan Schiaretti y el Gobierno nacional, más el arribo de figuras con pésima imagen como Aníbal Fernández, animan a vaticinar una merma en los votos frentetodistas, lo que entusiasma al partido vecinalista con, hasta ahora, presencia en la Legislatura provincial y el Concejo Deliberante capitalino. Es justamente en ese primer recinto donde García Elorrio denunció abiertamente el “pacto” entre Schiaretti y Mauricio Macri. Desde allí, el ex legislador junto a Quinteros (en ese tiempo, parte del Frente Cívico) y Liliana Montero, hoy funcionaria de Martín Llaryora, presentaron distintas denuncias y se transformaron en tres de los únicos legisladores que plantaron bandera ante los acompañamientos de Cambiemos a la Provincia y viceversa cuando se trataba de votaciones en Diputados. Uno de los puntos centrales del libro “El Pacto (A espaldas de los cordobeses)” -recientemente publicado por García Elorrio- es la deuda en dólares tomada por el Panal, con aval de la gestión macrista, que derivó en que fuera contratada la constructora de Ángelo Calcaterra, Iecsa, y empresas amigas del poder en Córdoba, asegura Elorrio.

“Yo lo puedo contar en primera persona: cuando los diputados de Unión por Córdoba le votaban las leyes a Macri, en Córdoba los de Cambiemos apoyaban a Schiaretti. La máxima expresión de ese acuerdo llegó cuando en las elecciones provinciales fueron con dos listas para garantizarle el triunfo a UPC. Allí renuncié a mi banca”.

Pelea ficticia

Hoy, con la nueva pelea por los subsidios ¿ese pacto se rompió? Quinteros indica que se trata de una jugada para “recolectar un par de votos”: “Ahora agarraron esa lanza y apuntan hacia eso. A la hora de sentarse a hacer negocios son todos lo mismo y nadie piensa en el usuario. El agua va por su quinto aumento en este año y Aguas Cordobesas, del Grupo Roggio, va a llevar a un acumulado de casi el 97% porque obviamente el Ersep se lo va a avalar. Estuve cinco años en el ente y nunca los vi preocupados como ahora. Es que tampoco se trata de una preocupación por lo que paga el vecino, es simplemente un acto de campaña para crear una pelea ficticia. Al frente está Cambiemos, que no puede decir nada porque uno de los beneficiarios del tema tarifas es Horacio Rodríguez Larreta, que aparece atrás de los candidatos”. El actual concejal también disparó: “No lo arreglaron con Cristina, no lo arreglaron con Macri y no lo arreglan ahora porque no hay voluntad política. Los que hoy dicen ‘basta’, cuando tuvieron que decirlo de frente fueron muy tibios”.

Impresión de boletas

Hay dos alternativas. O Encuentro Vecinal es muy hábil para encontrar precios, unos negociantes brillantes, o los otros son muy nabos y los estafan. Es que no puedo explicar que un voto que nos sale $0,63, el resto lo pague $2,66”, ironizó Quinteros. El partido vecinalista adquirió notoriedad a nivel nacional cuando se difundieron los montos devueltos al Estado Nacional por la impresión de boletas para los tramos de diputados y senadores durante las Paso: $6.600.000 de los $7.900.000 recibidos. Esta vez, para lo que serán los comicios de noviembre, EVC restableció la suma de $17.140.000, lo que equivale al 86,39% de los fondos recibidos. Sumando este monto a lo devuelto en las Primarias, Encuentro Vecinal habrá restituido $23.740.000, muy por encima de lo restituido por otros espacios, que en algunos casos devolvieron sumas simbólicas o directamente informaron que se usó todo el dinero depositado.

“Devolver plata no es solamente una obligación por ley, porque este es el gasto de la política que deberíamos atacar en serio. A muchos partidos que hacen de la cuestión ecológica uno de sus ejes no les interesa los millones que se gastan en papel. No los escuché hablar de este daño”, finalizó el candidato.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar