El sindicalismo cordobés advierte una “avanzada” por la reforma laboral

La Regional Córdoba de la CGT reunió a sus referentes para profundizar el trabajo en pos de resistir a las iniciativas ya presentadas por Juntos por el Cambio en el Congreso.
CGT Cordoba01

chapa_ed_impresa_01  

 

EFECTO PASO

“El resultado de las elecciones aceleró los tiempos”. La frase se repite en todos los ámbitos de la política argentina y juega como factor gravitante a la hora de proyecciones y análisis “a futuro” de las relaciones de fuerzas entre oficialistas, opositores y organizaciones sociales, gremiales y políticas. 

Sin nada demasiado nuevo bajo el sol, en las últimas semanas fueron tomando impulso viejas iniciativas que vienen esperando el momento preciso para ser puestas a consideración. En los deseos opositores, ese momento llegará con el próximo Congreso, en el que confían ya no sólo arrebatar las mayorías oficialistas sino comenzar a construir las propias. Un puñado de ellos van “al hueso” en lo que concierne a uno de los temas más remanidos en la discusión política económica en el país, la reforma laboral. 

Se trata de un puñado de iniciativas que contemplan cambios que van desde el funcionamiento de las obras sociales sindicales, pasan por la democracia interna de los gremios y se animan a proponer modificaciones en algunos derechos históricos como el que establece que un trabajador debe ser indemnizado en caso de ser despedido de modo injustificado. Esos debates empiezan a gravitar también en el termómetro electoral. “Si ganan ellos no hay tutía”, dijo Pablo Moyano días atrás, apuntando directamente a Macri y, por consiguiente, a todo el equipo de Juntos por el Cambio, espacio del que provienen los principales proyectos que ya fueron presentados al Congreso. 

CGT Cordoba02

Congreso extraordinario de la CGT Regional Córdoba, para organizar la resistencia 

En la previa al acto del 17 de octubre (que se realizará el 18), el líder camionero llamó a “aunar criterios en contra de los proyectos de flexibilización laboral del macrismo”. En esa dirección comenzó a avanzar la CGT Regional Córdoba, que ayer reunió a sus principales referentes en una Congreso Extraordinario que tuvo como principal objetivo comenzar a plantear las herramientas para un plan de lucha que resista las iniciativas que podrían empezar a encontrar eco en la previa electoral y que podrían “avanzar contra los derechos de los trabajadores” a partir de las conformación del próximo Congreso.

Con propuesta de movilización que adelantará las celebraciones por el Día de la Lealtad en Córdoba, la central cordobesa volvió a reunir a casi todas delegaciones regionales de la provincia en lo que se presentó como el espejo mediterráneo a lo que ya había sucedido a nivel nacional el pasado mes, cuando en medio de las discusiones por la renovación de autoridades de la Confederación que tendrá lugar en noviembre, se comenzó a plantear un plan de lucha al que rápidamente adhirieron, incluso, los sectores que se organizan por fuera de la central sindical. 

“Son señales claras de que volvemos a vivir un embate que ya hemos vivido en varias oportunidades”, decía José Pihen en la previa al conclave.

Pihen: Lo más grave es que nuestros trabajadores están votando a sus propios verdugos; hay un trabajo concentrado desde los medios de comunicación que “denostan las iniciativas de los trabajadores organizados en pos de esos proyectos que avanzan sobre sus derechos”.

El fin de la indemnización por despidos sin causa

Entre los proyectos (son al menos tres) que buscan terminar con la indemnización por despidos sin causa, el que parece ir ganando fuerza entre los que avanzan sobre el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo y el artículo 14bis de la Constitución Nacional fue presentado casi en paralelo al trascurrir de las Paso. 

La idea fue expuesta por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el marco de la campaña (que ayer lo trajo a Córdoba para impulsar las candidaturas de Luis Juez, Rodrigo De Loredo y su equipo cordobés) y básicamente propone eliminar la indemnización, que debe ser una responsabilidad de la empresa, para crear un “seguro de garantía”, que se formaría a partir de los aportes de los propios trabajadores. En definitiva, un fondo de capitalización. 

La iniciativa del senador Martín Lousteau, que rápidamente fue asumida casi por todo el arco opositor nombra a ese fondo como “Fondo Nacional de Cese Laboral” (hay otro proyecto firmado por el diputado del PRO Hector Stefani que lo llama “Seguro de Garantía de Indemnización”) y lo pone a funcionar en el ámbito de la Anses.

Habla de un “aporte obligatorio”, como el jubilatorio, que no podrá exceder del 8% de la remuneración mensual bruta, salvo durante el primer año de aportes que podría extenderse hasta el 12%.

A grandes trazos, contra esos proyectos que esperan que las comisiones correspondientes le den curso para ser discutidos, se paran las organizaciones sindicales. Claro que tienen otras preocupaciones que se expresan en otros proyectos que también duermen en los recintos o esperan al momento justo para ser presentados, pero saben que el de las indemnizaciones en un punto neurálgico. “Si logran consensos para avanzar sobre eso, todo lo demás se empieza a caer tipo dominó”, advierten desde el oficialismo. 

El voto de los trabajadores

En Córdoba, el territorio en el que Juntos por el Cambio parece haber encontrado el hábitat más propicio para proyectar su crecimiento a nivel país, las conducciones sindicales advierten sobre el apoyo que esa opción electoral encuentra desde un amplio segmento del universo de trabajadores formales. “Eso es lo más grave porque es como estar votando a sus propios verdugos. ¿Cómo hacés para resistir una cosa así?”, advierten preocupados desde la conducción de uno de los gremios más importantes de la provincia. 

Para Pihen, esa realidad tiene que ver con la falta de información respecto a las propuestas reales y a un trabajo concentrado desde los medios de comunicación que “denostan a las iniciativas de los trabajadores organizados en pos de esos proyectos que avanzan sobre sus derechos”. “El futuro, en ese sentido, es bastante problemático. El resultado de las Paso es producto, sin duda, de una crítica a la administración nacional pero la situación nos obliga a tener claridad ideológica de cara a lo que viene, y desde nuestra representación necesitamos fortalecer las herramientas de participación y discusión”, decía el titular de la Regional Córdoba en una entrevista con Radio Nacional Córdoba, en la que definía al escenario como “difícil”.

“Lo que nosotros podemos hacer es mantener una posición ideológica, hacerla pública y advertirles a nuestros trabajadores respecto a cuáles son los riegos a los que nos estamos enfrentando para así interpelar a su conciencia o a su necesidad”, afirmó. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar