Tragedia en Circunvalación: buscan cambiar la carátula de culposo a doloso

Ed Impresa - Sociedad 25/06/2021 Por Carlos Torino
La única sobreviviente se recupera lentamente, mientras el victimario se fue a la casa de su madre, en el norte de la provincia. Duro cuestionamiento a la actuación del fiscal del caso.
sol-agustin-fer-amoedo
Rubén Stiberman: "Hay que dar una batalla cultural para distinguir entre un accidente de tránsito y un delito de tránsito".

chapa_ed_impresa_01  

Especial para La Nueva Mañana

Los familiares de las víctimas del siniestro vial de la Circunvalación reclaman justicia y buscan cambiar la carátula de culposo a doloso. El lunes se reunirán con el Fiscal General. 

“El próximo lunes iremos a ver al fiscal General con una carpeta que tiene el apoyo de 18.000 firmas de instituciones y de la opinión pública”, anunció Natalia Lezcano, madre de Sol Viñolo, una de las dos víctimas del siniestro vial en la Circunvalación provocado por Alan Amodeo, hace un poco más de un mes. Entre la resignación y el dolor que significa la pérdida de una hija, Lezcano arremetió fuerte contra la administración de Justicia y fundamentalmente contra la figura del fiscal de la causa, Tomás Casas, quien en menos de tres semanas, bajo la imputación de homicidio culposo agravado y lesiones graves, le posibilitó la excarcelación al conductor. 

Sostuvo que al no tener acceso a los expedientes “no pudimos hacer el cambio de carátula” y con indignación manifestó su creencia de que está protegido. “Mientras él se fue a vivir a la casa de su madre en Deán Funes, nosotros vivimos una realidad destrozada”, exclama. El pronombre en plural engloba a las tres familias de las víctimas que lloran dos muertes y una herida que aún busca recomponerse en el Hospital de Urgencias. La madre de Sol, es abogada y se dedica al Derecho de Familia, por estos días y obvias razones retomó la especialidad penal en la que trabajó por más de 20 años. No deja de sorprenderse por la actitud que adoptó el joven del siniestro cuando reaccionó después de las selfies con cervezas viralizadas en las redes sociales y el hecho luctuoso estaba consumado. “Se baja. Se sienta entre la gente que se acercó cuando Sol no estaba del todo muerta y Fer aullaba de dolor”, cuenta con crudeza y repudio por el drama vivido a la vera de la Circunvalación.  

Volviendo a la causa, acusa que los familiares y abogados solo pudieron ver la mitad del expediente y que la información que manejan se debe a informes periodísticos. “Al sustento de la causa como los informes técnicos, dosajes de sangre, pericias, huellas y autopsias no pudimos acceder”, afirma molesta. No obstante, sostiene que por los videos difundidos donde el victimario se jactaba tomando cerveza y  no se veían controles de la Policía Caminera a una hora pico, se pueden observar “algunas pruebas”.

La letrada del siniestro de su propia hija admite que el Poder Judicial en un contexto de pandemia se convierte en lento pero al mismo tiempo, cree que la voluntad del fiscal también juega “cuando quiere”. Pero parece que en este caso no fue así. Según detalló, Casas “el 4 de junio le dio la libertad a Amodeo y antes de escuchar a una víctima directa como Fernanda y nosotros. Me da a pensar que no se actuó ni diligente ni responsablemente”, y añadió que “no es usual la falta del dictado de la prisión preventiva cuando la Justicia en Córdoba se caracteriza por aplicarla. Es llamativo”, expresa indignada y con dudas sobre un procedimiento cristalino.

Una vez más y como cada vez que el luto se apodera de alguna familia, asiste el Foro de Familiares de Siniestros Viales de Córdoba (FFVSVCBA) En ese marco, el abogado Rubén Stiberman, integrante de su comisión directiva no se cansa de remarcar que “el debate está en la carátula”. O sea cambiar la acusación de culposo a doloso. “En el homicidio doloso hay una intención que desprende otro concepto: el dolo eventual; que es un delito, por el cual con mi conducta representé que se podría matar y, a pesar de esa evidencia, actué lo mismo. Es decir: no frené y continué adelante”. Con la carátula de doloso, la pena mínima no admite la libertad. Por ello, sostiene que hay que dar una batalla cultural para distinguir entre un accidente de tránsito y un delito de tránsito.

Remarca que muchas situaciones en las calles y rutas se evalúan como meras infracciones o contravenciones  pero “en realidad, debieran estar en los códigos penales”. Cita por ejemplo los casos de alta velocidad y tomar alcohol al conducir. “Son flagelos que deben terminar. Las víctimas se mueren y se quedan discapacitadas por los siniestros”, subraya. Este jueves Fernanda Guardia, la única sobreviviente del siniestro regresó a su casa para curar sus heridas para luego volver al hospital a afrontar cirugías que le devuelvan la movilidad de su cuerpo.

El siniestro vial rompe sueños, acalla la vida

Sol detuvo su auto en la Circunvalación a la altura de Fuerza Aérea. Llamó a la grúa y junto a Fernanda acudieron a su entrañable amigo: Agustín Burgos, quien partió  de su departamento de San Vicente apenas vio el mensaje de sus amigas que se sentían inseguras en el lugar porque cargaban costosos equipos de filmación y lo llamaron para que las acompañe hasta que llegue la grúa del seguro. Estacionó, bajó del rodado y un puñado de minutos después fue arrollado junto a sus amigas. 

Alan Amodeo se iba sacando una selfie y tomando cerveza mientras manejaba un auto de alta gama, al que no pudo dominar y desbarrancó para ser parte de los victimarios que arrollan a otras personas como él. Con los sueños y proyectos, como seguramente tendrá (o tenía) él.

Sol y Fernanda venían de hacer una última entrevista para su proyecto de tesina. Una para el doctorado en Antropología  y la otra para su licenciatura en Cine. “Literatura y política desde el lector. Militancia y cultura escrita en Córdoba” será ahora publicada. De Amodeo solo se supo que lo defendió un abogado de fuste del fuero local. Según contó la mamá de Sol, ningún familiar ni allegado a su círculo afectivo, dejó siquiera un mensaje en el contestador. Como vuelta del destino, la madre de la hija de Agustín Burgos es de Deán Funes, la localidad donde pasa sus días Amodeo luego de la devastación.

Agustín Burgos era licenciado en Cine. Como será Fernanda. Junto a Clarita fue padre de una nena que hoy tiene cinco años. Tocaba el bajo y según cuenta su hermano Daniel, tenía múltiples proyectos. “Era polifacético. Siempre vinculado a la música, la fotografía y el cine”, describe. “Estaba trabajando como camarógrafo de streaming en un bar de Agua de Oro que es de la familia de Fernanda”, comenta y lo define como “un ser solidario, que se transformó en un símbolo de lo bueno”.


Nota no tan al margen

Accinte

Córdoba tiene un grado de siniestralidad moderada pero estable. No obstante, está en segundo lugar en el podio nacional en lo que a siniestros y víctimas viales se refiere. En el periodo comprendido entre enero y mayo de este 2021, ocurrieron 138 siniestros viales que resultaron con 152 víctimas. La moto, es por lejos, el automotor que más siniestros provoca: alcanza un 49% la siniestralidad ante un 24% de autos. O sea, uno de cada dos fallecidos es por la moto. La información del observatorio vial nacional, que reporta cuatrimestralmente los datos, es proporcionada por la Dirección General de Tecnología de información y análisis estadísticos de la Policía Provincial.  

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar