El Movimiento Campesino denunció despojo de tierras en el norte provincial

Córdoba 07/05/2021
La organización señaló que un empresario usurpa tierras trabajadas por productoras en el paraje El Barrial. Acusa también al Poder Judicial, que indagará a las campesinas este viernes.
movimiento campesino
El Movimiento Campesino denunció el accionar judicial. Imagen ilustrativa

El Movimiento Campesino de Córdoba emitió un comunicado por la situación que atraviesan productoras del norte provincial, que al considerar de la organización, sufren “despojo y criminalización de la defensa de tierras ancestrales”. Se trata de la familia Campos, que el MCC refiere que viene sufriendo “meses de hostigamiento” por la tenencia de un campo de 1200 hectáreas, y que este viernes serán indagadas por la fiscalía de Deán Funes.

“José Clemente Lascano, empresario de la ciudad de Córdoba dedicado a la compra venta de campos y a la ganadería, se ha decidido a usurpar las tierras de la Familia Campos localizado en el paraje El Barrial en el Departamento Sobremonte, al Norte de nuestra provincia”, señaló la organización.

El MCC refirió que “la familia Campos, poseedores ancestrales del Puesto San Francisco, producen vacas en un campo de 1200 hectáreas y viven de sus cabras en la Costa de la Salinas de Ambargasta. El año pasado Lascano irrumpió de manera violenta arrancando alambres de la colindancia con los Campos, plantando postes y robando la tranquera. Todo ello amparado en órdenes emanadas de la fiscalía de Deán Funes, que ordena selectivamente a lxs campesinxs abstenerse de actuar en defensa de su territorio, desconociendo los derechos posesorios de la familia”.

Las hermanas Josefa y Susana Campos están imputadas por usurpación, turbación y daño; para el MCC esta circunstancia evidencia “el modo patriarcal y sexista del accionar judicial”.

“Demandamos a la autoridad provincial poner en marcha medidas más contundentes y recursos para mejorar el acceso a la justicia por parte de las familias campesinas. Entendemos también que no sólo asistimos a un atropello en contra del territorio campesino, sino que también de los bosques nativos. Todo el campo en cuestión es “zona roja” según el mapa de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativos, por lo tanto, las acciones de intervención en el mismo son absolutamente ilegales”, consideraron.

“Más allá de las amenazas de muerte sufridas vamos a defender la tierra de los usurpadores de guante blanco”, finalizaron.

 

 

 

 

 

Te puede interesar