Se aprobó la designación de Juan Manuel Delgado como fiscal general

La aprobación en la Legislatura se dio con 62 votos. El nombramiento de Delgado fue repudiado por su vínculo con el Portal de Belén y su cercanía al schiaretismo.
Juan Manuel Delgado gentileza Perfil
Juan Manuel Delgado fue finalmente elegido como nuevo fiscal general de la provincia. Foto: gentileza.

En medio de duras críticas por parte de distintos sectores y organizaciones por los derechos humanos, este miércoles la Legislatura aprobó con 62 votos a favor, la designación de Juan Manuel Delgado como fiscal general de la provincia.

Cabe destacar que previo a su designación, Católicas por el Derecho a Decidir, Fundeps y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto emitieron un duro comunicado cuestionando la figura del postulante y señalando que “el perfil del candidato para este puesto no sólo resulta carente de idoneidad -ya que no cuenta con formación ni trayectoria en Derecho Penal- sino que actualmente se desempeña como Procurador del Tesoro de la Provincia, lo cual socava gravemente el mandato constitucional de la independencia entre los poderes”. Y consideraron que Delgado “no cuenta con ningún tipo de formación y/o antecedentes en Derechos Humanos, particularmente en perspectiva de género”.

Sin embargo, finalmente la Unicameral prestó conformidad al pliego enviado por el Poder Ejecutivo, con 51 votos afirmativos del bloque Hacemos por Córdoba, ocho de Juntos por el Cambio y tres de la Unión Cívica Radical.

La aprobación se dio con 62 de los 70 votos del pleno, tras el despacho favorable emitido por la Comisión de Asuntos Constitucionales, Justicia y Acuerdos, que preside Juan Manuel Cid. El 58 por ciento de los bloques de la minoría votó a favor de la designación.

De esta manera, la Legislatura de Córdoba aprobó este miércoles la propuesta del Gobernador Juan Schiaretti y designó a Juan Manuel Delgado como el nuevo Fiscal General de la Provincia, cargo que se ocupa luego de una vacancia que se extendió por más de dos años. 

Pese a las críticas previas, el oficialismo no se quedó en soledad votando la designación del Delgado sino que la votación final también contó con el visto bueno de legisladores pertenecientes al radicalismo y al bloque de Juntos por el Cambio. Algo que desde el oficialismo se destacó en pos de “la legitimidad” del nuevo Fiscal General. 

Delgado se desempeña en el ámbito privado desde 1994. Además, es docente en la Universidad Católica de Córdoba y en la Universidad Nacional de Córdoba. En mayo de 2019, fue designado Procurador del Tesoro de la Provincia de Córdoba.

La sesión

El miembro informante que abrió el debate fue el legislador Juan Manuel Cid, que señaló que el postulante cumplía con todos los requisitos técnicos legales para ocupar el cargo, destacó la cantidad de adhesiones a la designación de Delgado y advirtió que en la audiencia pública sólo se habían recibido seis impugnaciones. 

De cara a una tarea que tendrá a su cargo la coordinación de un equipo de 130 abogados, Cid destacó la “probada” capacidad de conducción de Delgado, y señaló que, incluso quienes presentaron objeciones, destacaron la  tarea del candidato propuesto por el Gobernador en su rol de procurador. 

Respecto a la imparcialidad, Cid retomó la diferenciación que el propia Delgado había hecho entre los roles de “un empleado” y “un funcionario público”, a la vez que enumeró casos precedentes de profesionales que habían sido parlamentarios y funcionarios y luego ocuparon cargos similares al que ocupará Delgado. El más cercano, el de Juan Carlos Maqueda, quien fuera parte del gabinete del Gobierno de Córdoba, senador nacional y luego integrante de la Corte Suprema de Justicia. 

En contra

Entre los rechazos opositores, la relación entre el actual procurador y el Gobernador ocupó un lugar preponderante en las críticas que, también cargadas de chicanas, compararon a lo largo de la tarde el accionar del Gobierno provincial con el nacional.

“Ojo, porque se parecen cada vez más al kirchnerismo”, tiró el radical Dante Rossi promediando la sesión. “El Gobierno ha invadido la Justicia de fiscales y de jueces para garantizar la impunidad”, afirmó el legislador que enumeró una serie de acontecimientos que, en su parecer, hubiesen justificado algún tipo de investigación con funcionarios entre los actores involucrados. “No se investiga en Córdoba nada que tenga que ver con los funcionarios del poder, y eso aleja de cada vez más a la política, a la legislatura y a la propia Justicia de la ciudadanía”. 

"Vamos a designar un fiscal antiderechos", dijo también Rossi que se anticipó a las críticas que iban a llegar desde otras bancadas y que tienen que ver con la posición de Delgado respecto a algunas cuestiones relacionadas con la violencia de género y los derechos de las mujeres.  

Desde el Frente de Izquierda, en ese sentido, Noel Argañaraz decidió romper con la tradición del bloque de abstenerse en la discusión de designaciones en el Poder Judicial para sentar postura en contra del nombramiento de Delgado, a quien acusaron de tener "ligazón con algunos de los sectores del poder real de la Provincia que rigen la vida de los cordobeses sin que nadie los haya elegido nunca". "La Bolsa de Comercio, los desarrollistas inmobiliarios, los sojeros, instituciones privadas relacionadas con la Iglesia Católica, instituciones ligadas al Opus Dei, el Portal de Belén", enumeró la legisladora. 

"Pueden contar aquí con el voto de diferentes bloques, pero no cuentan con el apoyo de la sociedad que en su gran mayoría se ha manifestado en contra", aseguró Argañaraz que leyó parte de un documento de la Asamblea Ni Una Menos Córdoba que define a Delgado como una persona "nefasta". 

"Cuando reclamamos perspectiva de género en la Justicia no sólo estamos hablando de la Ley Micaela, sino que hablamos de una modificación profunda. Y a juzgar por la trayectoria de Delgado sólo podemos esperar una profundización de los rasgos patriarcales de Justicia, de la mano de este hijo del Opus Dei", dijo, a su turno, Luciana Echevarría. 

“Resulta difícil pensar que Delgado podrá ser independiente e imparcial porque, en los hechos, responde al Gobernador Schiaretti en su cargo de procurador”, señaló Cecilia Irazuzta, la legisladora de la Coalición Cívica-ARI, que fue el primer partido en presentar una objeción contra el postulante propuesto por el Poder Ejecutivo. “Estamos en presencia de un caso inédito de concentración de poder tan alto, que sin dudas, pone en peligro la representación de las minorías y la división republicana de poderes”, afirmó la legisladora que también anticipó su voto en contra. 

"¿Cómo se va a investigar la corrupción en esta provincia si todos los jueces son funcionarios del Gobierno?" se preguntó Marcelo Cossar. “¿Qué imparcialidad puede llegar a tener un profesional al tener que investigar el poder si proviene del mismo riñón del poder?”, alertó Gerardo Grosso (Encuentro Vecinal Córdoba) y repitió nombres que fueron sonando a lo largo de toda la jornada: Luis Angulo, María Marta Cáceres de Bollati, Franco Mondino y Sebastián López Peña. 

A favor

“No tengo elementos para afirmar que Delgado no va a cumplir con su tarea, porque para eso estaremos presentes para controlar esa actividad”, aseguró la legisladora de Juntos por el Cambio Silvia Paleo. “Entender que una única rama del derecho es la solución para todos los problemas no es más que una necedad. Para transversalizar las soluciones no alcanza únicamente con saber derecho penal, por eso necesitamos que las políticas que se impulsen desde el Ministerio Público no sean sólo reactivas”, dijo Paleo enumeró entre los desafíos urgentes para la futura tarea de Delgado. “Hay tres ejes fundamentales que son prioridad para los cordobeses: la inseguridad, el narcotráfico y la violencia de género”, señaló. “Espero que la gestión sea exitosa, la realidad del pueblo de Córdoba lo necesita. Espero que la actividad del Ministerio Público esté guiada por la agenda de la gente y no por la agenda del Gobierno”, auguró la primera representante opositora que anticipó su voto de acompañamiento en la tarde del miércoles. 

De ese mismo bloque forma parte Alberto Ambrosio, que (algo ofuscado por el "fuego amigo" de algunos tweets que cuestionaron a los opositores que acompañan la designación) advirtió que el Gobierno no debe caer en la tentación de querer manejar el Poder Judicial. “Prácticamente no debe haber ningún juez que no haya pasado por un partido político, que haya tenido alguna manifestación acorde a algún tipo de ideología o cercano a alguna agrupación universitaria, no voy a juzgar en ese sentido al Dr. Delgado”, aseguró el legislador que dijo entender que “no hay allí elementos que invaliden” la designación del Fiscal General. “No dejemos que la discusión nacional se nos traslade a la Provincia”, advirtió Ambrosio que también se anotó en el lote opositores que acompañó la propuesta del Ejecutivo. “Está acreditada la solvencia moral y profesional de Delgado, por lo que no nos queda otra que desearle suerte en sus funciones”, señaló.

Te puede interesar