Autovía de Punilla: una nueva traza pero “sin tiempo de participación”

La traza complementaria de la Ruta 38 vuelve con una ‘reversión’ y gestiones de préstamos sin que haya todavía estudio de impacto ambiental. Y se da cuando la situación ambiental de la provincia "es la peor en toda su historia”, indicó Funam.
Punillazo
Hace dos años, la autovía de Punilla fue fuertemente resistida por la sociedad por el impacto ambiental que significaba Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01  

 

“Esta obra no se da en cualquier momento, sino cuando Córdoba tiene la peor situación ambiental porque, nunca antes, habíamos tenido tan poco bosque nativo, tanta superficie incendiada, una provincia sin mapa de biodiversidad y con cuencas destruidas, es decir, se da en un momento donde la situación ambiental es la peor en toda su historia”, dice sobre la nueva traza de la Autovía de Punilla, Raúl Montenegro, biólogo, docente, Nobel Alternativo en 2004 y presidente de la Fundación para Defensa del Ambiente (Funam). El complemento de la Ruta 38, que resurgió nuevamente con el Aviso de Proyecto presentado por la empresa Caminos de las Sierras ante la Secretaría de Ambiente -a cargo de Juan Carlos Scotto-, en esta reversión, avanza por el oeste del valle y se extiende hasta La Cumbre.

En ese marco, el propio Jorge Alves, titular de la empresa, indicó a la prensa que “la primera etapa es de 15 kilómetros y empezaría a construirse en la primera mitad de 2021”, pero hasta el momento, nadie -ni la empresa ni el Gobierno-, mostró la condición primaria que establece la legislación local: el estudio de impacto ambiental y en consecuencia, el llamado a una audiencia pública.

“Vemos que en lugar de hacerse las cosas como prevé la ley, en realidad, se la modifica para que se adapte a los requerimientos del Gobierno y no el Gobierno adaptándose a lo que establece la ley”, agrega Montenegro. 

Raul Montenegro © WolfgangSchmidt
"Se hace una nueva traza pero sin ningún tiempo de participación”, dice el biólogo Raúl Montenegro  y agrega: “Es decir, se vuelve  cometer el mismo error pero empeorándolo”. Foto: gentileza WolfgangSchmidt.

Lo que el presidente de Funam señala es que en Córdoba, desde 1985, rige la Ley de Política Ambiental Provincial 10.208, que complementa la Ley de Ambiente 7.343, donde consta que la evaluación de impacto ambiental, es condición necesaria para proyectos como el desarrollo de la Autovía complementaria. La misma que en 2018, con un trazado de 15 kilómetros entre San Roque y Cosquín, fue resistida por la sociedad por el alto impacto ambiental. Dos años después, a poco de terminar el 2020, el tema volvió a la agenda porque se conoció el nuevo trazado: 43,5 kilómetros en total, divididos en dos partes; una que va desde la Variante Costa Azul hasta Molinari y la otra, presentada como obra aparte, completa el kilometraje hasta La Cumbre. 

El proyecto cotiza entre los 100 millones de dólares, y desde Funam, puntualizan que el Estado provincial “vuelve a saltarse la normativa”, al iniciar gestiones con el Banco de Desarrollo de América Latina  por unos 75 millones de dólares (los otros 25 millones correrían por cuenta del Estado provincial).

“En esta versión se volvió a hacer exactamente lo mismo pero con una variante, la primera traza de hace dos años, decidida arbitrariamente y que era una desastre técnico, fue volteada por la resistencia pública y por dos años no anduvo. Ahora, se hace una nueva traza pero sin ningún tiempo de participación”, dice el biólogo y agrega: “Es decir, se vuelve  cometer el mismo error pero empeorándolo”. 

En la nueva traza lo único que hay es este Aviso de Proyecto, liderado por Alejandra Toya, que fue encomendado por Camino de las Sierras y para Montenegro “es poco comprensible respecto a los pasos”, porque previo a la presentación del estudio de impacto ambiental, “el Gobierno de la Provincia avanzó decididamente, en los trámites para el crédito y acá, no están completados los trámites que prevé la ley. Aún así, se avanzó en una situación de compromiso bancario”.

En esa línea, el presidente de Funam anticipó a este medio: “Vamos a informar al banco sobre las irregularidades, o la ilegalidad, para usar la palabra correcta, que está cometiendo el Gobierno de Córdoba. Es decir, mostrarle al banco que se ha procedido en forma unilateral, sin participación ciudadana y conformando un proyecto que es claramente ilegal. No es casualidad que estas cosas vienen estallando más fuerte cuando termina un año y en periodo de vacaciones. Es una característica de Juan Schiaretti en su proceder: esperar a que la gente esté distraída para avanzar”.

El estudio y las audiencias públicas, según consta en la legislación ambiental de Córdoba, es el proceso que permite identificar, evaluar, predecir y mitigar los potenciales impactos de un proyecto y no se puede ir modificando el mismo mientras se está evaluando porque pierde sentido. “En este caso, por información extraoficial, sabemos que mientras se fue haciendo la evaluación, se fueron haciendo cambios en el proyecto”, aporta Montenegro y agrega: “Quiero aclarar esto porque no se hizo sobre el proyecto cerrado”.

WhatsApp Image 2021-01-14 at 10.51.43 (1)
Según se dio a conocer, la nueva traza de la autovía presentada tendrá un total de 43.5 kilómetros hasta La Cumbre, pero aún no hay noticias de la convocatoria a audiencia pública. Foto: gentileza

Respecto a las medidas de mitigación que suelen incluirse en los estudios de impacto ambiental -el paso que tiene que dar la Provincia ahora-, el biólogo anticipa que bajo ningún punto de vista, “la medida de mitigación invalida la ilegalidad o impacto que no son suplantables para una remediación”.

En el documento del Aviso de Proyecto consta textual que la traza afectará a tres aspectos sensibles: se dañarán áreas rojas, es decir, bosques con el máximo de protección; se afectarán áreas naturales protegidas que no pueden ser atravesadas por una ruta y también, se afectarán zonas arqueológicas que forman parte del patrimonio cultural de la provincia. “Esos tres elementos, juntos, determinan la ilegalidad”, dice el docente y completa: “Esta obra cae en el peor momento, donde cada pedazo que se destruya de bosque nativo, en cada trozo de ambiente protegido que se viole, no es lo mismo hoy que antes. Ahora tiene una magnitud enorme, en términos relativos por el daño que ya tiene acumulado esta provincia”.

“A mí me parece de una torpeza increíble que el Gobierno de Córdoba siga con esta técnica enferma respecto a su procedimiento con algunos proyectos y en el caso particular de la Ruta 38, no haya aprendido la lección”, dice el Nobel Alternativo y cierra: “Volvemos a la misma situación donde hablamos de lo mismo porque en este momento todo indica, que el gobernador, ha vuelto a actuar con una acción absolutamente reprochable ante lo que es una ley”.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar