15 años de prisión para un hombre por matar a un joven para robarle el celular

País 17/12/2020
La Justicia provincial salteña condenó a Juan Ignacio De Singlau Naser a la pena de quince años de prisión efectiva, por resultar autor del delito de homicidio en ocasión de robo.
Caso Farfán by Agenda Salta
La Sala I del Tribunal de Juicio condenó a Juan Ignacio De Singlau Naser por el asesinato de Roberto Ezequiel Farfán. Foto: gentileza Agenda Salta.

Un hombre fue condenado este miércoles en Salta a 15 años de prisión por el homicidio en ocasión de robo de un joven que en febrero del año pasado salió a correr y fue atacado a golpes para robarle el celular.

Fuentes judiciales informaron que los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio, Federico Armiñana Dohorman, Javier Aranibar y Martín Pérez condenaron a Juan Ignacio De Singlau Naser a la pena de 15 años de prisión efectiva, por resultar autor del delito de homicidio en ocasión de robo, en perjuicio de Roberto Ezequiel Farfán.

Durante los alegatos, el fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Gustavo Torres Rubelt, solicitó la pena de prisión perpetua para De Singlau, por considerar al acusado autor de homicidio doblemente calificado por ser cometido con alevosía y criminis causa.

En tanto, la defensa del imputado, a cargo del abogado Mario López Escotorín, pidió que se lo condene por el delito de homicidio preterintencional o, subsidiariamente, por homicidio simple, y que en cualquiera de los casos la pena no fuese superior a diez años de prisión.

El hecho por el cual resultó condenado De Singlau Naser ocurrió el 7 de febrero de 2019, cuando Farfán salió a correr y no regresó a su domicilio, lo que motivó a sus familiares a reportar su desaparición.

El cuerpo del joven fue encontrado en la tarde del día siguiente en inmediaciones de la Circunvalación Sudeste, cerca de la intersección de las rutas nacional 68 y provincial 21.

Según consta en la causa, Farfán falleció por traumatismo encéfalo craneano grave, y De Singlau Naser lo interceptó y lo golpeó en la cabeza y en el rostro, con el objetivo de sustraerle el celular.

En el mismo fallo, los jueces ordenaron que se le extraiga al condenado material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

El juicio comenzó el 4 de diciembre pasado, cuando el acusado hizo uso del derecho de declarar y aseguró que el día del hecho regresaba a su casa, luego de mantener un encuentro con un amigo con el que había tomado cervezas y estupefacientes.

Dijo que al acercarse a orinar a la Circunvalación, se encontró con Farfán, con quien mantuvo una gresca, y contó que cuando se retiró del lugar estaba vivo.

Fuente: Télam

Te puede interesar