Segunda ola de contagios: “La responsabilidad es compartida”

Sociedad 27/11/2020 Por Miriam Campos
Se consolida la baja de contagios asociada a lo estacional, pero la mortalidad no decrece. A semanas del arribo de la vacuna, la relajación social podría adelantar “la segunda ola”.
Miramar Turismo Córdoba Ocupación Hotelera @turismocba
“Esto implica una adhesión absoluta, sobria, responsable, a todas las medidas sanitarias, es fundamental”, indicó el infectólogo Hugo Pizzi, sobre la importancia de los cuidados sanitarios. (Foto: gentileza @TurismoCba)

chapa_ed_impresa_01

 

“Este comportamiento tiene que ver con los cambios de conductas y estos no se realizan de un día para el otro, sino que necesitan mucho tiempo. Es una cuestión de educación y de empoderamiento de las personas respecto a las normas preventivas”, dice el inféctologo Miguel Díaz, director del Hospital Rawson, tras la preocupación que generó la masividad de personas que colmaron los ríos serranos durante el fin de semana largo, pese a que el traslado interdepartamental solo estaba habilitado para propietarios de viviendas. En ese ínterin, solo Carlos Paz reportó 2.500 vehículos sin justificación para circular. 

 “Si uno extrapola estas conductas de no cuidarse en la pandemia a lo que son las infecciones de transmisión sexual, o la prevención del VIH, a pesar de que han pasado muchos años desde el inicio de la pandemia VIH, todavía no se ha incorporado el uso del preservativo en forma regular y todavía se relajan las medidas preventivas, todo lo que es cambio de conducta y educación en este caso, como medidas sanitarias, lleva mucho tiempo implementarlas”, explica el infectólogo.

Miguel Díaz - Director H Rawson
Miguel Díaz: “Si no se respetan las medidas preventivas, lo que es una segunda ola puede adelantarse; y eso es independientemente del calor”. 

Respetar los cuidados, más allá del calor 

En ese marco, Díaz aclara que la baja de contagios este mes tiene que ver, por una parte, “con la biología del virus” y también con la exposición de las personas: “Seguramente en la época estival es menor, porque no hay tanta aglomeración pero si no se respeta lo que es la medida preventiva, lo que es una segunda ola puede adelantarse”, dice el especialista y agrega: “Por eso es tan importante respetar los cuidados. Y eso, es independientemente del calor”. 

“De hecho en Brasil, está habiendo un repunte de la epidemia con muchos muertos y claramente podemos ver que Brasil no está en inverno para nada”, grafica el director del Rawson sobre el alerta en el país vecino, donde el investigador Domingo Alves, de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo, puntualizó días atrás, que el aumento de contagios se observa en numerosos estados y la situación, donde ya suman más de 5,9 millones de contagios desde el inicio de la pandemia y unos 167 mil fallecidos, “autoriza a decir que Brasil ya está en la segunda ola de contagio del Covid-19”. 

Los más afectados

En esa línea es que preocupa el relajamiento individual de las medidas sanitarias, ya que tal como indicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti en el último reporte de Nación, “son las únicas herramientas para sostener y acelerar la baja de nuevos contagios en el país”. 

De acuerdo al promedio semanal, desde el 19 de noviembre, la curva epidémica muestra que la mortalidad en las provincias no tiene el descenso que se evidencia en el número de casos, aunque también baja. Los datos del Ministerio de Salud en su último reporte indican que el mayor porcentaje de personas fallecidas, más del 80%, siguen superando los 60 años. Es decir que si se incrementa la edad, sube la mortalidad, más aún si hay comorbilidades. 

“El hecho que la gente se vacune no quiere decir que no habrá más contagios y entre ellos, internados en grave estado”.

Entre los 60 y 69 años, la letalidad es de 5,5% para mujeres y 9,7% para varones; entre los 70 y 79, el índice alcanza el 14,6%y 21,3%; entre los 80 y 89 años, sube al 24,5% y 35,7%; mientras que en los mayores de 90 es de 29,7% y 43,9%, respectivamente. 

Con este panorama, el director del Rawson enfatiza: “La responsabilidad es compartida” y cuenta que semanas atrás, el nosocomio alcanzó en Córdoba el ciento por ciento de ocupación en sus camas y si bien ahora la ocupación de camas es menos del 50%, la situación podría cambiar si aumentan los contagios. “Es importante no bajar la guardia”, agrega. 

“Es el momento en que más debemos cuidarnos” 

En esa misma línea el infectólogo, magíster en Salud Pública y asesor del Gobierno, Hugo Pizzi, comparte: “Creo que faltando tan poco, esto implica una adhesión absoluta, sobria, responsable, a todas las medidas sanitarias; es fundamental”. 

Pizzi fue uno de los primeros sanitaristas en calificar de “desborde” la aglomeración de gente en Miramar de Ansenuza durante uno de los días más calurosos de la primavera. En declaraciones a este medio, el infectólogo indicó: “Acá hay una responsabilidad del ciudadano común, hay que ser muy coherentes porque esto es colectivo”.

“Córdoba se está amesetando a la baja y es el momento en que más debemos cuidarnos”, explica Pizzi para quien el calor también es “una gran ventaja”, porque hace que se puedan airear las habitaciones, la limpieza en las casas es diferente y la gente tiende a estar afuera y “si guarda distancia, es mejor”. 

“Hay una serie de detalles positivos pero con el anuncio mismo de la presencia de la vacuna sin que aun haya llegado, más la flexibilización para circular, ya fue suficiente con esos dos elementos para que la ecuación sea totalmente negativa”, explica el asesor de Schiaretti.

“Lo más importante es que toda actividad que movilice a mucha gente puede llevar al riesgo de transmisión del virus, por eso es muy importante que hasta tanto haya una herramienta eficaz para combatir la infección, se respeten todas las normas de prevención y es fundamental el distanciamiento social, el uso del barbijo, la higiene respiratoria y evitar las grandes aglomeraciones de gente, por más que se esté al aire libre”, retoma Díaz y aclara que aunque llegue pronto la vacuna, una campaña de vacunación demora un tiempo en implementarse. 

“No significa que hoy llega la vacuna y todos ya pueden ser inmunizados, sino que requiere una logística y una cuestión particular. Por otra parte, el hecho que la gente se vacune no quiere decir que no habrá más contagios y entre ellos, internados en grave estado” y lo que se intenta evitar: “más personas fallecidas”.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"