Atilio Borón: “Es una reivindicación a la gestión de Evo Morales”

Política / Economía 23/10/2020 Por Daniel Salazar
Así lo sostuvo el analista internacional, al referirse, en entrevista con La Nueva Mañana, al aplastante triunfo de Luis Arce en las elecciones de Bolivia que le devolvieron el poder al MAS.
Morales-Arce

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

El rotundo triunfo de Luis “Lucho” Arce  por un margen mayor al esperado,  que le devuelve el poder a la izquierda en el Estado Plurinacional de Bolivia  y las implicancias para los países latinoamericanos  fue analizado por el sociólogo, politólogo, catedrático y reconocido analista político Atilio Borón en la entrevista que mantuvo con nuestro medio.

¿Qué significa para la Región el aplastante triunfo del Movimiento al Socialismo en Bolivia?

- Es un triunfo importantísimo porque derrocan a la dictadura y toda vez que se derroca a una dictadura uno tiene que celebrar.  Una dictadura que se impuso a sangre y fuego con dos masacres muy significativas que dejaron más de treinta muertos en Sacaba y Senkata,  con una política económica que castigó brutalmente a los sectores populares y un entreguismo total a la voracidad del imperialismo y derrotar a un gobierno de esa naturaleza, siempre es un signo de felicidad para quienes queremos un mundo mejor.

Además,  espero que el triunfo que tuvo el MAS en Bolivia sea el prólogo de lo que podría llegar a ser una gran victoria de quienes aprueban la nueva Constitución en Chile en el plebiscito del próximo domingo y que pueda ser importante también para las elecciones municipales de Brasil en noviembre y, por supuesto,  para la elección presidencial  en Ecuador en febrero del próximo año. 

¿Este triunfo representa una  reivindicación a los 13 años del gobierno de Evo Morales?

- Evo fue un gobernante que durante su periodo la economía boliviana tuvo un crecimiento promedio por encima del 5 por ciento, con una inflación muy baja de un dígito que algunos años fue del 4 o 5%, con una expansión enorme del empleo y un aumento fenomenal del salario real de los trabajadores y la recuperación de las riquezas nacionales. Fue de lejos el mejor gobierno de la historia de Bolivia y Lucho Arce resultó ser el gran protagonista económico de ese proceso, de manera que sí es una reivindicación a lo que hizo Evo Morales en su gestión y además un repudio a las políticas racistas, clasistas que hizo el gobierno de Jeanine  Áñez y a la dictadura feroz que impuso en toda Bolivia.

¿Qué opinión le merecen los análisis de medios hegemónicos de la Argentina y otros países que aspiran a que Luis Arce se desvíe de los principios del partido que lo llevó al poder y se convierta en el Lenín Moreno de Bolivia?

- Son especulaciones que no tienen ningún fundamento,  hay una diferencia fundamental entre Lenín Moreno y Luis Arce. Arce fue la mano derecha de Evo Morales durante 13 años y está sostenido por los movimientos populares que tienen un altísimo grado de organización y una elevada conciencia de clase que en ningún momento existió durante la gestión de Rafael Correa,  que por otra parte fue brillante, pero que desde este punto de vista hubo un problema muy serio.  Por otra parte,  Lucho Arce fue el gran arquitecto de la economía de Evo Morales.

Por supuesto que Arce va a hacer una política que no tiene necesariamente  que ser un calco de la que hizo Evo Morales pero creo que son comparaciones malintencionadas, me parece que hablar de una traición es el deseo de quienes quieren que eso suceda. 

El próximo domingo se realizará el plebiscito por  las reformas constitucionales en una Chile que despertó el año pasado,  ¿cree que este plebiscito va camino a mejorar las condiciones de vida del pueblo chileno?

- La idea es esa, cambiar el modelo económico. El modelo económico chileno es un modelo realmente catastrófico para las grandes mayorías nacionales por eso las protestas y ha sido un gran engaño en términos económicos.  Chile ha sufrido una fenomenal concentración de la riqueza que ha quedado reducida a un puñado de gente y un gran sector social que vive sobre la base de un fetichismo consumista, pero que da lugar a que ese país sea el que tiene de lejos los hogares más endeudados de América latina y uno de los altos del mundo. 
Esto llevó a Chile a ser el octavo país más desigual del mundo, entonces es evidente que allí hay un problema gravísimo y que me parece que la sociedad va a repudiar ese estado de cosas.     

Hay quienes afirman que Michelle Bachelet siendo gobierno no cambió en nada las políticas de derechos humanos que se vivió en Chile, que aún tienen reminiscencias de la dictadura de Pinochet  y ahora como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un lapidario informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Venezuela. ¿Qué análisis hace usted del tema?

- Yo soy muy crítico de ella, es una persona que hizo mucha demagogia sobre el tema pero no cumplió. Digamos que siguió al pie de la letra los lineamientos de esa política, quizás algún matiz introdujo pero mínimo sino Chile no estaría como hasta hoy. Fue dos períodos presidenta de Chile, pero digo, no, Bachelet es una de las grandes  farsas que se ha instalado en la escena internacional, ha sido permanentemente  una burócrata que pasó del gobierno de Chile a altísimos cargos en la burocracia de Naciones Unidas y además al servicio total de los intereses de los Estados Unidos para atacar de una manera absolutamente descontrolada al gobierno de Venezuela, que podrá tener problemas como tienen todos los gobiernos del mundo.No hay gobierno en el mundo al cual no se le puede formular una crítica de fondo y de ahí a que Venezuela sea el único gobierno que tiene problemas de derechos humanos en  América latina es una canallada, porque ella sabe muy bien que hay un violador serial de los derechos humanos en América latina que es Iván Duque  en Colombia y en ningún momento se plantea la necesidad de enviar una misión para examinar el genocidio por goteo que día a día se realiza en Colombia.

¿Qué espera de las elecciones parlamentarias que se realizarán en diciembre en Venezuela?

- Creo que la muy buena noticia es que el sector más democrático de la oposición ha aceptado ir a elecciones y ese es un dato muy significativo. Va a ser una elección muy competitiva, muy dura porque la situación de Venezuela es muy difícil desde el  punto de vista económico y social, no tengo ninguna duda de eso, el bloqueo ha hecho estragos en la economía venezolana y muchos sectores políticos partidarios buscan utilizar esa situación para hacerle pagar el costo al gobierno.

El gobierno de Maduro tiene su responsabilidad por supuesto, pero digo un país donde no le dejan importar alimentos,  medicamentos, ningún tipo de repuestos y  le roban sus principales activos que tienen en el exterior,  entonces como se puede gobernar en esas condiciones.  

¿Podrá verse algún cambio en Brasil en las elecciones municipales el mes próximo?

No creo, porque todavía el proceso de reorganización es muy incipiente y Lula aún no puede ser candidato porque está inhabilitado. Pero en algunas ciudades importantes puede haber algún resultado alentador. Pero las cosas pueden cambiar en Brasil si  Trump no es reelecto porque el único apoyo internacional importante que tiene (Jair) Bolsonaro es Donald Trump y si a Trump le va mal, Bolsonaro va a tener problemas muy serios. 

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar