Calesitas en la quiebra: piden que los habiliten para volver a trabajar

Córdoba 22/10/2020
Precisaron que es una actividad al aire libre y tienen un protocolo con el visto bueno del COE pero no los autorizan. "Son siete meses sin nungún ingreso", indicaron.
Calesita de Villa El Libertdor by GENTILEZA
"Esta situación nos afecta a todo el nucleo familiar", dice Eugenia Pfluge sobre los 7 establecimientos en la ciudad. - Foto: gentileza

Ante la situación de crisis, trabajadores de las calesitas infantiles que se ubican en distintas plazas y parques de la ciudad, piden que se los habilite para volver a la actividad. Indicaron que desde junio pasado, tienen un protocolo aprobado con el respaldo de las autoridades sanitarias pero que, "pese a ser una actividad al aire libre, no pueden trabajar".

"Son siete meses ya sin ningun ingreso", dice Eugenia Pfluge, quien tras la muerte de su papá, junto a sus tres hermanos quedó al frente de la calesita ubicada en Villa El Libertador que lleva 15 años en el barrio. Ella se encarga de pintar y mantener el funcionamiento del establecimiento pero estos meses tuvo que volver a vender tortas y hacer changas de arreglos para poder sobrevivir. 

"Esta situación nos afecta a todo el nucleo familiar, no solo en nuestra calesita sino al resto porque no hemos entrado en ninguna ayuda de asistencia como el IFE y el acceso a los créditos siempre fue difícil porque al depender de un ingreso diario, no se puede pagar fácilmente", cuenta la joven. 

Las calesitas afectadas son la de plaza Jerónimo del Barco de barrio Alberdi, plaza Manuel Belgrano de barrio Yofre, plaza 12 de Octubre de barrio Villa el Libertador, plaza Rivadavia de barrio Alta Córdoba, Parque Sarmiento, plaza Mariano Moreno de barrio San Vicente y parque José María Paz de barrio General Paz.

Calesita de Villa El Libertdor by GENTILEZA
La calesita de Villa El Libertador, lleva más de 15 años en la plaza del barrio y es gestionada por la familia Pfluge. Foto: gentileza.

 "Como dependemos de la Municipalidad fuimos de los primeros que cerramos actividades. El 30 de junio presentamos el protocolo con asesoramiento de un experto en Higiene y Seguridad, el mismo fue aprobado pero nos dijeron que no nos pueden habilitar", cuenta Eugenia, y agrega que se trata de siete calesitas que están ubicadas en distintos puntos de la ciudad, donde todas son proyectos familiares y el ingreso depende de lo que puedan ganar con la actividad.

"Hay muchos chicos danto vueltas en la calle, juegan en las plazas y las calesitas siguen cerradas pese a que están al aire libre y es muy efectivo el protocolo de cuidado", dice la mujer de 29 años, que cada vez que realiza el mantenimiento de la calesita para evitar el deteriorando, "las familias se acercan a preguntar si los niños ya pueden dar una vuelta".

"Queremos que nos consideren en las habilitaciones, estamos protocolizados pero nos siguen diciendo que no. Los niños tienen muy incorporado el tema de los cuidados, cuando llegan a un lugar, levantan las manos para recibir el alcohol, han asimilado las medidas de prevención muy bien", destaca Eugenia y cuenta que el protocolo a implementar prevé un sector de ingreso y otro de egreso, estarán habilitados solo cinco plazas por vuelta, donde las mismas tienen un periodo  corto de tiempo por lo que "no significa un mayor riesgo para los niños que están en las plazas jugando".

Entre las medidas también se tomó en consideración que las y los niños pequeños son los únicos que podrán entrar con un acompañante y cada lugar estará separado por dos metros. Al  finalizar cada vuelta, se sanitizarán los espacios usados para volver a estar disponibles. 

"En algunos barrios se habilitaron las ferias francas pero nosotros quedamos afuera también. La situación es difícil para nosotros, somos familiares que necesitamos trabajar", cierra la joven. 

 

Te puede interesar