Resolución del per saltum: “La Corte está patinando sobre hielo muy finito”

Política / Economía 09/10/2020 Por Daniel Salazar
Lo aseguró a LNM el penalista José Manuel Ubeira, al referirse a la resolución sobre los magistrados que fueron trasladados por Cambiemos sin acuerdo del Senado.
José Manuel Ubeira
- “Es falso eso de que no había jueces para colocar en esa Cámara, ya había terna designada y Macri lo que tenía que elegir era uno y enviarla al Congreso”.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

La Corte Suprema de Justicia resolverá en los próximos días el per saltum de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, que buscan que el tribunal convalide las designaciones por el mecanismo de traslado que los llevó a cargos claves de la Justicia Federal Penal con asiento en Comodoro Py sin acuerdo de la Cámara alta del Congreso durante el gobierno de Mauricio Macri.

La decisión del máximo tribunal de tratar ese recurso excepcional, que podría derivar en un conflicto de poderes, se dio a pesar del rechazo en su momento por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal que preside Marín Irurzun y este año por la jueza de primera instancia del fuero Contencioso Administrativo, María Alejandra Biotti y del fiscal general del fuero Rodrigo Cuesta.  

Además las designaciones irregulares de los jueces fueron desestimadas por el Senado y por decreto  el Poder Ejecutivo.  En una entrevista sin desperdicios con La Nueva Mañana, el reconocido y referente penalista de los tribunales porteños José Manuel Ubeira fue lapidario con la Corte Suprema de Justicia, dijo que “está patinando sobre un hielo muy fino y podrían ir a juicio político”.

-¿Por qué son irregulares los traslados que dispuso el macrismo de los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli? ¿Por qué no se ajustan a las acordadas de la Corte Suprema que los avaló en 2018?

-En principio hay que remitirse a lo que en su oportunidad resolvió la jueza de primera instancia del fuero Contencioso Administrativo Alejandra Biotti, que explica con lujos de detalle por qué motivos no les hace lugar a los amparos de los jueces. El tema es que más allá de eso, las acordadas lo que dicen claramente es que los jueces pueden sufrir alguna subrogancia o mudanza en la medida en que no alteren jurisdicción, que no alteren graduación y materia, obviamente.

En este caso particular tenemos dos jueces, Castelli y Bertuzzi, que mudaron jurisdicción porque eran jueces federales en provincia (de Buenos Aires) y se vinieron a la capital, aparte de eso Bertuzzi mudó sus funciones: integraba un Tribunal Oral Federal y pasó a la Cámara Federal que en sí mismo tiene el mismo sueldo pero no cumple las mismas funciones. En una función es un juez de mérito y en otro es juez de interlocutoria, y esto último se da también en el caso de Bruglia.  Entonces para que esos traslados pudieran ser conforme a la Constitución sus pliegos tendrían que haber sido validados o revalidados por el Congreso de la Nación.

-¿Por qué motivo Macri tomó especialmente la decisión de trasladar a Bruglia y Bertuzzi a la Cámara Federal y más preocupante aún con el dudoso aval de la Corte?

- Como todos sabemos la canilla, digamos, de procesamientos, de prisiones preventivas, está en la Cámara Federal y no en los tribunales orales. Toda la cuestión política se decide en la Cámara Federal y no hay ninguna explicación, ni ninguna excusa para colocar a esos dos jueces porque la terna de jueces para cubrir esa Sala de la Cámara ya estaba hecha, la encabezaba el doctor Julio Báez y el doctor Sebastián Casanello.

O sea, es falso eso de que no había jueces para colocar en esa Cámara, ya había terna designada y Macri lo que tenía que elegir era uno y enviarla al Congreso. De esta forma quedó muy claro que hubo una intención política en el traslado de estos dos jueces. Aparte fue escandaloso cómo echaron a los tres jueces que integraban esa Sala de la Cámara.

- ¿Qué lectura tiene que hacer la sociedad respecto a la decisión de la Corte de abocarse al per saltum?    

- En el sistema republicano con división de poderes, el poder menos democrático es el judicial porque no lo elige nadie, es de elección indirecta. Pero más allá de eso acá hay una realidad, dos de los ministros de la Corte aceptaron ser elegidos por decreto del Presidente anterior, entonces ya empezamos mal y está claro que en el caso del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, es un representante de los poderes concentrados de la Argentina.

Entonces, la lectura que tiene que hacer la sociedad es que tenemos una Corte que no nos merecemos los ciudadanos, le estamos pagando a cinco personas que lo único que les interesa es una disputa con el Poder Ejecutivo y con el Poder Legislativo para marcar la cancha y mostrar claramente de que tienen la última palabra en la República, y en el caso que nos ocupa el que tiene la última palabra es el Congreso de la Nación. Más allá de lo que independientemente falle la Corte sobre el fondo de la cuestión, ya aceptar el per saltum es un desafío a la decisión del Senado.

“Está claro que el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, es un representante de los poderes concentrados de la Argentina”.

¿Qué pasa si la Corte falla en favor de los jueces trasladados?

Bueno, ahí se produciría un alzamiento de la Corte Suprema contra el Poder Legislativo y no quedaría otra salida que pedirles el juicio político a los cinco integrantes. No puede haber otra escapatoria porque lo que no le puede pasar bajo ningún punto de vista a la Corte es desafiar a otro poder del Estado, porque la Corte es un órgano que define constitucionalidades pero no se constituye en órgano revisor de los otros poderes. En este caso sería grave porque el único que tiene capacidad de nombrar jueces es el Senado de la Nación. Me parece que la Corte está patinando sobre hielo muy finito.

¿Cómo cree que va a terminar también el tema del espionaje ilegal, la mesa judicial, el armado de causas del macrismo? Porque todavía están en funciones los Irurzun, los Stornelli…

Bueno, ese es un achaque importante que yo le hago al gobierno, que tendría que ser mucho más expeditivo con respecto al tema y tendría que usar todo su poder. Yo tengo algunas quejas con el gobierno porque realmente que (Carlos) Stornelli siga firmando es insoportable, es un fiscal que está procesado, pero más allá de eso está claro cuáles fueron las acciones de Stornelli, más allá de espiarme a mí  yo era su contraparte en una causa como la de las “fotocopias” de los cuadernos, en la que cometieron todo tipo de tropelías. Entonces que esto esté funcionando  es la demostración que el Poder Judicial es una catástrofe. Dicho esto creo que las cosas se van a terminar poniendo blanco sobre negro para terminar con este tipo de barbaridades.

 

 

LNM - Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"