Primer semestre: el 40,9% de las personas quedaron bajo la línea de pobreza

Economía 01/10/2020
Los datos del Indec dan cuenta de un 30,4% de los hogares argentinos por debajo de la línea de pobreza. Y un 8,1% de hogares están por debajo de la línea de indigencia.
Pobreza UCA
Según los datos del Indec, 11.680.575 personas eran pobres en la Argentina al término del mes de julio. - Foto: archivo.

El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 30,4%; en estos residen el 40,9% de las personas, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Dentro de este conjunto se distingue un 8,1% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 10,5% de las personas. Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la EPH, por debajo de la LP se encuentran 2.849.755 hogares que incluyen a 11.680.575 personas y, dentro de ese conjunto, 754.155 hogares se encuentran por debajo de la LI, e incluyen a 2.995.878 personas indigentes.

En cuanto al Gran Córdoba, los datos nacionales dan cuenta de un 28,2% de los hogares bajo la línea de pobreza, en los que vive el 40,7% de la población en esas condiciones. Bajo la línea de indigencia vive un 5,6% de los hogares cordobeses, un 8,1% de la población total. 

Tal como se esperaba, los niveles de pobreza e indigencia informados son alarmantes, producto de una compleja situación acarreada desde la anterior gestión de Gobierno que se profundizó con la pandemia.

Precisamente, los meses que se toman en cuenta para medir los datos que se conocieron en la tarde del miércoles, fueron lo de mayor parte de la actividad por la estrategia sanitaria para prevenir la expansión del virus. Por esa misma razón, los especialistas y funcionarios analizan que, a raíz de las paulatinas aperturas que se fueron dando con el paso de los meses, la situación actual mostraría una leve mejoría respecto al momentos en que los datos fueron recolectados. 

El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $25.759, mientras la canasta básica total promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $43.785. De esos números se desprende que, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del segundo semestre de 2019, sino que la situación de las personas bajo la línea de pobreza empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la canasta básica.

El dato más alarmante surge cuando el desglose se realiza a nivel etario, donde se destaca que el 56,3% de las personas de 0 a 14 años son pobres, aunque el mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de 15 a 29 años, un total del 49,6% con un aumento de 7,1%.; y las de 30 a 64, que alcanzó el 36,2% con una suba de 5,7%

En la población de 65 años y más prácticamente no hubo modificaciones y se mantuvo en 11,4%.

Te puede interesar